Arte y Cultura, Música

Llega Escalandrum con la voracidad de los tiburones

Fusión. El nombre de la banda surge de la unión de un tiburón con los trambores.
Fusión. El nombre de la banda surge de la unión de un tiburón con los trambores.

El escalandrún es una especie de tiburón argentino. El “drum” es la forma en que se le dice al tambor en inglés. Es así como el grupo Escalandrum encuentra su nombre, fusionando. Y precisamente fusionar es parte de su arte, lo que la ha instalado en la consideración internacional de las nuevas bandas. A pesar de tener ya una trayectoria de una década, su música siempre se muestra como nueva.

Pero además en la mención al escalandrún también reside parte del encanto: precisamente se hace referencia a ese pez porque el líder del grupo, Daniel “Pipi” Piazzolla lo pescaba con su familia, en una tradición que había comenzado el mítico Astor Piazzolla, abuelo de Daniel. En ese homenaje no sólo hay un cariño personal y sentimental, sino que además se puede interpretar la calidad que trasciende como herencia.

Y ya en el terreno de las analogías, podríamos ver a ese tiburón como uno que vinculado con la música, devora todo lo que se le acerca, lo apresa en su boca y lo destruya con su mandíbula, hasta rediseñar el sonido de la modernidad. Esa pasión innovadora es la que moviliza al grupo.

Escaladrum se presentará hoy a las 22 en la ciudad, en el marco del ciclo Traiga su manta y escuche que se está dando en la Villa Victoria (Matheu 1851). Referentes del nuevo jazz argentino, en la ocasión el sexteto hará un recorrido por los cinco discos que porta la banda y además se animarán a adelantar un poco del homenaje que están preparando a Astor Piazzolla, y que se conocerá íntegro en marzo.

El grupo creado por “Pipi” Piazzolla ha modificado la escena del jazz nacional al animarse a fusionarlo con la música popular argentina, como con otros ritmos. En estos 10 años de carrera han recibido el reconocimiento de la crítica y el público, traduciéndose en una intensa proyección internacional: han estado en Ecuador, Venezuela, Brasil, México, España, Portugal, Austria y Alemania, entre otros países.

Sobre el futuro homenaje a su abuelo, el músico indicó que el deseo de interpretar esas obras “estuvo presente desde el inicio de Escalandrum, pero recién ahora, después de más de diez años como ensamble, me siento realmente preparado y con la confianza necesaria para enfrentar este desafío”. Eso, tras reconocer que Astor “es una fuente de inspiración permanente para todos los músicos del mundo”.

Los comentarios están cerrados.