Zonal

Llamando a Scioli: está tomada la Escuela Provincial de Arte Orillas del Quequén

f620x0-10273_10291_58Alumnos de la Escuela Provincial de Arte Orillas del Quequén decidieron anoche tomar el edificio donde funciona la institución en protesta por el abandono en el que se encuentra el predio, situación que ha devenido en lo que pareciera un boicot sistemático contra las instalaciones: hechos de vandalismo y robos se han sucedido sin pausa a los largo de los últimos meses en el lugar.

El evidente abandono por parte de las autoridades de Educación de la Provincia de Buenos Aires, del Concejo Escolar, de Vialidad Provincial y la propia municipalidad, que es quien al fin y al cabo debe proveer a seguridad de los vecinos de la ciudad (o por lo menos eso es a lo que aspira con reiterados favores a provincia), redunda en condiciones pésimas para recibir o dar clases.

A través de Facebook, los alumnos anunciaron anoche que mantendrían el colegio tomado y llamaron a una asamblea extraordinaria para este lunes 8 (feriado) a las 17 horas en la escuela:

Con motivo de los reiterados sucesos delictivos y del constante abandono que sufre nuestra institución por parte de las autoridades, estudiantes de la escuela hemos decidido efectuar una toma del establecimiento por tiempo indefinido.

POR TAL MOTIVO Y BUSCANDO HACER ESTA MEDIDA LO MAS DEMOCRATICA POSIBLE, REALIZAMOS LA PRESENTE CONVOCATORIA A TODOS LOS ESTUDIANTES DE TODAS LAS CARRERAS A LA ASAMBLEA EXTRAORDINARIA A REALIZARSE EL DIA LUNES 8 DE DICIEMBRE, A LAS 17:00HS EN LA PUERTA DE LA ESCUELA.
Los objetivos de la asamblea son, por un lado, informar de la situación que sufre nuestra escuela, es decir, comunicar los reclamos realizados hasta ahora, nombrar los entes responsables de cada uno, y las respuestas y promesas recibidas. Por otro lado, decidir cómo seguir adelante con la medida de fuerza, y proponer estrategias que contribuyan al reclamo.
 
Lo que se decida es esta asamblea determinara el desarrollo de lo que resta del ciclo lectivo.
La convocatoria va dirigida a los casi 1000 alumnos que cursan materias en la Escuela, en las diferentes carreras que allí se brindan todos los días.

Las decenas de alumnos que tomaron el edificio se encuentran además estudiando para rendir sus finales en estos días. Son un grupo de unos 40 alumnos que se van rotando en turnos para mantener el estado de protesta.

A la vez, profesores y estudiantes organizaron esta tarde (7-12) una marcha por la Villa Balnearia apoyando la toma y visibilizando la protesta en la playa. «Organizados hacemos más!!! Los docentes en la calle, los estudiantes tomando la escuela, ambas protestas efectuadas en simultaneo. Apoyen, difundan, acompañen!!!», reza el comunicado del centro de estudiantes hablando de la marcha.

El desencadenante

Sucedió que el viernes por la noche desconocidos ingresaron nuevamente en el edificio donde funciona la escuela dentro del Complejo Jesuita Cardiel y robaron una PC de la preceptoría. Se trata de uno de los tantos robos que se han sucedido en las últimas semanas en la escuela.

La toma y la marcha no son gratuitas. La situación, lejos de ser un hecho de inseguridad que pueda repararse con más policía, revela el estado real de las cosas: la escuela provincial está abandonada por el gobernador Daniel Scioli, y poco importa si el ministro Alejandro Granados viene a la ciudad a traer patrulleros dado que hasta el momento no han conseguido mayores cosas, aún cuando una patrulla está instalada en la puerta del predio para hacer vigilancia.

La escuela está llena de goteras, con los baños destruídos y abandonados, los cerramientos y los vidrios rotos, los alrededores sin iluminar, con grandes pastizales… de no ser por el movimiento de los alumnos, el lugar parecería estar fuera de uso por las condiciones de abandono en las que se encuentra.

Hartos de la inacción de las autoridades, los estudiantes tienen reclamos puntuales para autoridades que no dudan en señalar, dado que la responsabilidad es compartida entre organismos provinciales y organismos locales.

Para los estudiantes, quienes deben dar respuestas son el profesor Luis Decastelli, responsable como Jefe Distrital de Educación, representando a la Provincia de Buenos Aires, autoridad directa sobre la escuela; y el ingeniero Daniel Arano, de Vialidad Provincial en Necochea, a cargo del mantenimiento del predio (remover pastizales, estado de las calles internas, etc). Precisamente fue Arano quien hace un año y medio atrás prometió un bacheo en el lugar que nunca se hizo.

Pero además, no dudan en señalar a Ana Gauna, presidente del Consejo Escolar y responsable por enviar los fondos de la provincia al mantenimiento del edificio; y a Antonio Vilchez, presidente de la Usina Popular Cooperativa, que debería responder por la iluminación del lugar, tarea aún pendiente.

También reclaman movimientos de la Justicia. El martes pasado elevaron una denuncia en la UFI N° 30 a cargo del Dr Roberto Mirada. El instructor judicial Diego Álvarez hace un mes que tiene una denuncia relativa a la cuestión de la inseguridad en el predio.

Mientras desagotaban el edificio, que con las lluvias de anoche se llenó de agua, los estudiantes explicaron a Cuatro Vientos que su toma es pacífica y busca visibilizar el problema y el estado de abandono en que se encuentra la escuela. El foco no es tanto la situación de inseguridad que vive la escuela con los robos y el vandalismo, sino la  desidia de las autoridades a la hora de dar una respuesta. Si bien el jueves 27 estuvieron reunidos con Decastelli y autoridades municipales, el nuevo robo puso de manifiesto que las cosas no han cambiado en nada desde ese día.

Los alumnos de la Escuela de Arte mientras tanto aseguran que su reclamo, si bien parte puntualmente del estado en el que se encuentra su escuela, se extiende para que se consigan mejoras en todo el Jesuita Cardiel, donde funcionan otras instituciones educativas. Además, están buscando la manera de conseguir el apoyo de otros centros de estudiantes de la ciudad, que hasta el momento no han reaccionado solidariamente con el reclamo.
«Estamos esperando que se acerquen los demas centros de estudiantes del predio para sumarse, que son bienvenidos», destacó a Cuatro Vientos Lené Von Tier, presidente del Centro de Estudiantes de la escuela.

La Muni y la seguridad

Aunque las autoridades municipales recibieron a los alumnos, pareciera que su única respuesta en este caso ha sido la de buscar solucionar el problema por vía de imponer mayor vigilancia policial, algo que fue impulsado en el Concejo Deliberante por el kirchnerista Luciano Lescano.

La situación puntual de los robos y el vandalismo, más allá del reclamo de alumnos y docentes sostenido en el abandono evidente de ese sector del predio (la parte del Concejo Escolar y de los institutos de formación que maneja el momismo en el Jesuita Cardiel se encuentran en mucho mejor estado), tiene un ribete que parece que cuesta encarar: uno de los edificios del predio ha sido tomado por cuatro personas ajenas a cualquier institución que funciona en el lugar.

Si bien entre los estudiantes evitan hacer señalamientos sobre los ocupantes, lo cierto es que reconocen que  hay cuatro personas viviendo en lo que era el edificio de La Chakana (casi bajo el Puente Colgante), que no tendrían que estar ahí. «Son gente ajena al predio que no debería estar ahí donde está», dicen algunos alumnos.

Según la policía, algunos de los sujetos ya han sido identificados y contarían con antecedentes penales, lo que para los alumnos no representa a priori un elemento condenatorio, aunque sí reprueban que mantengan una ocupación ilegítima del edificio cuasi periférico.

Días atrás una fuente cercana a la Municipalidad reveló a Cuatro Vientos que tres de los habitantes de La Chakana podían haber sido instalados en el lugar durante la distribución de personas buscando paliar la crisis habitacional de la ciudad luego de la ocupación de los barrios en noviembre del año pasado. Sin embargo, desde la municipalidad no se ha confirmado ni desmentido oficialmente esa versión.

Por lo pronto, la toma continúa y ninguna de todas las autoridades que deben dar respuestas por la situación parece estar reaccionando como debiera. Mientras tanto, la toma de la escuela podría representar un retraso en las mesas de exámenes de fin de año y un consecuente inconveniente que el gobernador de la provincia, lanzado en su candidatura presidencial, poco ha observado.

Cuatro Vientos

Los comentarios están cerrados.