Zonal

Llamada telefónica mediante, Kicillof y Lunghi “normalizaron” la relación tras el cortocircuito

Carlos Bianco, jefe de gabinete de la Provincia de Buenos AiresCómo sigue el proceso de cuarentena en todo el territorio provincial y en Tandil en particular. Es la pregunta de los millones de bonaerenses que transitan por éstas jornadas los más de 90 días que lleva el proceso. El Eco de Tandil dialogó en exclusivo con Carlos Bianco, jefe de gabinete de la Provincia de Buenos Aires, que analizó cómo han llevado hasta el momento la gestión de la crisis sanitaria producto del coronavirus, de qué manera desarrollan la relación con los municipios y qué se puede esperar en el corto plazo.

¿Cuál es la mirada que tienen de lo que sucede en Tandil?

Bueno, Tandil está en Fase 5 de acuerdo a nuestro criterio general. Esperamos que se mantenga así y no tenga ningún caso. Analizamos con atención a la zona porque sabemos que hay varios distritos cercanos a Tandil que han tenido casos en los últimos tiempos. Para los tandilenses es una buena noticia, tiene que ver con las políticas que se implementaron obviamente a nivel nacional, pero también a nivel provincial y local.

En su momento, varios intendentes de la zona, incluso Lunghi, plantearon que se declare la región “libre de circulación” de virus, ¿cómo tomaron ese pedido?

Nosotros en su momento dijimos que era un poco temerario lo que estaban planteando los intendentes de liberalizar. Porque se pedía que se flexibilicen todas las actividades. Si bien a nosotros nos parecía bien que se vayan habilitando algunas cuestiones, tampoco hay que pasarse de cierto límite porque puede ser muy riesgoso. Tanto lo que pasó en Necochea como lo que sucedió en Olavarría es bastante visible. Como dice el gobernador, imaginemos si en éstos distritos, más allá de los casos por contagios familiares o sociales, hubiesen estado abiertos los restaurantes, ahí el contagio se pudo haber multiplicado por cuatro o por cinco. Por eso nosotros estamos siendo muy responsables y cuidadosos, no solo con la habilitación de los distritos a Fase 5, sino también con el cumplimiento de los protocolos que nosotros mismos hemos elaborado.

¿Todas las diferencias quedaron saldadas?

El gobernador Axel Kicillof tuvo una charla con el intendente Lunghi para aclarar la situación y explicarle que nosotros no queremos perjudicar a ningún distrito, sea de nuestra fuerza política o de la fuerza política contraria, sino nosotros lo que estamos privilegiando la cuestión sanitaria pero sin dejar de lado las demandas económicas y sociales.

¿Hicieron alguna lectura política sobre lo que pasó?

Nosotros veníamos con una buena relación con todos los intendentes, obviamente puede haber matices o pedidos particulares. De repente hubo una videoconferencia con la anterior gobernadora, donde todos lo vimos, se los mandó a buscar votos a los jefes comunales. Al otro día empezaron reclamos, a mi entender, bastantes desmedidos respecto de aperturas. Incluso se dieron algunas situaciones que dejaron bastante mal parado a un intendente en particular, que ese mismo día pedía liberar y después tuvo un pico de contagio importante. También lo que puedo decir es que, muchos de esos intendentes, después hablando en privado, nos los han confirmado, que le pidieron eso y se sintieron presionados y tuvieron que salir a hacer declaraciones más fuertes, pero después nos pidieron perdón y nos dieron la razón de que había sido prematuro ese pedido acelerado. Estoy contando estrictamente lo que pasó, luego el análisis político lo hará cada uno.

Bueno, Lunghi nunca tuvo una excelente relación con Vidal…

Yo estuve con el gobernador cuando él tuvo una charla en buenos términos con el intendente donde quedó aclarada toda la situación, asique no hay ningún inconveniente.

 

El Eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*