Política

Lavagna en Mar del Plata con Bonifatti: mayor venta de pescado podrido

Es difícil para Lavagna explicar cómo y con quién arma, cuál es su construcción, se siente incómodo, molesto, cuando hay que dar explicaciones, aunque las fichas parece estar puestas en Santiago Bonifatti, expresó el ex intendente Daniel Katz en recientes declaraciones periodísticas.

Como es conocido detrás de Lavagna, están nada menos que Eduardo Duhalde y Luis Barrionuevo. Bonifati proviene de la implosión de Acción Marplatense y en la última interna alcanzó una mínima representación por la minoría. Inexistente en término electorales. “No, no y no”, dijo Lavagna sobre Arroyo y lograron el título que venían a buscar, alejar de la grilla al actual jefe comunal.

 

Fue lo único que se rescató del hombre que saltó a la primera plaza de sandalias y zoquetes en Pinamar, como el primer candidato presidencial cuando el verano alumbraba. La ancha avenida del medio, alejado de los K y Macri, le quedó grande a Lavagna quien circula sólo sin problema de tránsito. Desmanteló a Alternativa Federal, huyeron Schiaretti, Pichetto, Massa y Urtubey no sabe cómo salir del embarazo de la vice presidencia con Lavagna.

Graciela Camaño (esposa de Barrionuevo), quien entró por la ventana al Consejo de la Magistratura con votos del PJ y el kirchnerismo, no quiere ir a poner la cabeza en la provincia de Buenos Aires para enfrentar a María Eugenia y prefiere quedar en su zona de confort como legisladora nacional, aunque quede “como la mona” y resigne votos a candidatos a legisladores provinciales que podía defender desde ese espacio a futuro. No se tiene fe.

Es decir, Camaño no come vidrios, es la misma mujer que hizo llorar de alegría a Sergio Massa rescatando su valores y porque lo conocía “de chiquito”, al hombre de los Galmarini quien ya tampoco sirve para  resistir ni en Tigre.

¿Para qué sirvió la visita de Lavagna a nuestra ciudad, ataviado para la ocasión en una fábrica de conserva de pescado? Para practicar el deporte preferido de la totalidad de la corporación política local y el monopólico multimedios La Capital.  Visitar al obispo Mestre y alcanzar mayor exposición en la diatriba contra el intendente Carlos Arroyo, a quien lo sacan de la competencia con operaciones políticas y campaña sucias, cuyas usinas se complotan.

La concejal Mercedes Morro, delegada de Luis Barrionuevo activa a Bonifatti. En el espacio Consenso 2030 o Consejo Federal (como prefiere denominarlo Lavagna) impulsan a Bonifatti para que logre mayor estatura política con una candidatura testimonial.

 Morro, además es una empresaria de la gastronomía que se escuda en la UTGHRA, y atiende en los dos mostradores,  avanza con extorsiones y escraches con los punteros de su gremio, protegidos por su hija,  Nancy Todoroff, quien heredó el cargo de secretaria general,  en estas sucesiones familiares tal cual la practican en Camioneros, Hugo Moyano con Pablo que ingresará a algún cargo de legislador, Facundo renovará y Eva manejará el gremio que cobra US$ 3.000.000.- mensuales por al recolección de residuos en Mar del Plata.

Todas estas actividades proselitistas se solventan con fondos y recursos logísticos de los gremios, que se han convertido más que nunca en la pata sindical de la fórmula de los Fernández, Alberto y Cristina. Los sindicalistas no hacen declaraciones juradas de bienes y los sindicatos son exento del pago de impuestos, prebendarios en las tasas y expoliación de los afiliados en sus obras sociales. Esas son sus inversiones en campañas políticas.

 

A Lavagna lo encandilaron y luego le bajaron las luces, cuando sus dudas provocaron un vaciamiento de apoyos políticos de parte de los gobernadores y dirigentes del P.J, Schiaretti, Pichetto, Massa y otros que directamente irán con la lista corta, abriéndole el paso a Juntos por el Cambio, una misión a cargo de la reciente incorporación del ex jefe de los senadores pejotistas.

Esta es la famosa rosca política, la ampliación del espacio que le reclamaban a Mauricio Macri y está en la firme convicción de disminuir el potencial electoral y legislativo del kirchnerismo en las próximas elecciones. Aislarlo políticamente, dejándolo a la intemperie sin protección de fueros. Hoy Lavagna es funcional a CFK, mucho más después de la caída del socialismo ayer en Santa Fe.

Un comentario

  1. El chiquito no se robo nada