Ciudad

“Las víctimas de siniestros viales no tenemos justicia”

Lo aseguró Fabiana Ramírez, la joven atropellada por el conductor condenado a dos años de prisión Matías Révori, quien manejaba borracho al momento del siniestro vial que lesionó gravemente a la joven madre en 2015. A su vez, no se guardó nada para con la actuación del fiscal Pablo Cistoldi “es un garca”.

Desde la mañana del 18 de julio, Fabiana vive una pesadilla que por el momento no tiene fin “estoy esperando que me lleguen las prótesis para mi rodilla y el tobillo las cuales están pedidas hace tres meses y no llegan. Pienso que tiene que ver con la falta de celeridad que tiene la Salud”, indicó a mdphoy.com  y añadió  “una de las veces que la gobernadora Vidal visitó el hospital Interzonal yo estaba internada pero no pasó a verme, me parece que los políticos muchas veces muestran algunas cosas que no se condicen con la realidad”

Con respecto a las tan ansiadas prótesis, (vital para volver a caminar) aclaró que “la provincia se debe hacer cargo. Lo que es extraño es que cuando empiezo a salir en los medios las cosas comienzan a aparecer como por arte de magia, esperó que vuelva a suceder”.  

Acto seguido, la víctima recalcó que “mi hija y mi madre son pilares en mi vida. Yo era una persona que trabaja todo el tiempo: de limpieza, en una oficina, era camarera en un hotel. A partir del accidente estuve postrada seis meses en una cama, sin moverme, y apenas si podía comer porque tenía el brazo derecho fracturado, me aplicaban morfina y tampoco podía ver a mi hija que en Terapia Intermedia no podía ingresar. Una vez que salí del hospital me fui a vivir con mi mamá y terminé la relación con la que era mi pareja por el hecho de verme mal y sinceramente no sentir el apoyo que necesitaba”.

Dos años de prisión para conductor borracho que atropelló a una mujer

Consultada por la ayuda recibida, expresó: “nadie del municipio ni de la provincia se acercó para ver que necesitaba o como estaba. Mi madre dejó de trabajar para hacerse cargo de mí ya que necesitaba cuidado las 24 horas y eso nos afectó económicamente. No tengo ni para un remise” y añadió que  “la única ayuda que recibo hoy es del hospital, pero también todo es un tema, a veces se olvidan y mi mamá tiene que ir 200 veces a reclamar por las prótesis, es todo muy difícil, en vez de ayudarte todo es cada vez más complejo”.

En lo que concierne a la actuación del Pablo Cistoldi en el juicio oral celebrado hace días precisó: “es un garca no solo el pendejo que me atropelló” y sostuvo que “sufrí el accidente hace aproximadamente dos años y sigo postrada en una cama”.

En tal sentido agregó: “tengo  muchas sensaciones…el fiscal Cistoldi quería ir a un juicio abreviado que eran seis meses de condena para el acusado (Matías Révori), no podía creerlo. Se supone que yo soy la víctima y él es el victimario no lo puede defender a él. Yo estaba parada en la vereda , de espaldas, y un pibe que salió del cumpleaños de la hermana borracho me atropelló de la manera que lo hizo: rompió los caños del gas y arrancó un pilar de concreto del lugar donde trabajaba” y acotó “el fiscal presenció todo el proceso y pidió solo un año ¿dónde están mis derechos? y defiende al victimario, a mí me tiene que defender, está para eso”.

“Cistoldi en un momento me abordó a solas y me dijo que `no hacía falta que contara todo, si podía hacerlo algo más abreviado…más corto, no pasaba nada´ como que me convenía hablar poco para que no sea presión para mí, lo primero que hice cuando miré al juez fue desahogarme porque necesitaba eso…contar todo lo que pasé: angustia, dolores, falencias del hospital ya que recién te das cuenta cuando las cosas te pasan, cuando las vivís y las razonas desde otro punto de vista”, manifestó la joven.   

Ramírez hizo mención a que “las víctimas de los siniestros viales no tenemos justicia ya que es injusto que una persona se emborrache y salga a matar gente. Me pude haber muerto y sigo acá hay muchos otros que fallecen por accidentes y nadie hace nada para evitar esto”.

En cuanto a la condena recibida por Révori, resaltó que “no sé si es un castigo justo que la persona que me atropelló vaya a la cárcel, porque la condena no es la que padezco yo encerrada en un cuarto mirando hacia la nada para que realmente sepa lo que se siente. Mi vida era otra, andaba en bicicleta, practicaba atletismo, salía a correr… y de repente pasé a estar postrada en una cama y actualmente en una silla de ruedas lo que me produce mucho dolor”.

“Pareciera que todo lo que sucede está amparado por la ley porque si bien a mí me atropellaron, me dijeron que el seguro no va a cubrir el accidente porque tenía un máximo de alcohol en sangre, que era inimputable porque tenía mucho alcohol, la verdad no se entiende…”, continuó.

Juicio oral contra conductor que borracho y a gran velocidad hirió gravemente a una mujer

“Me gustaría que el día de mañana si continúan pasando estas cosas que exista justicia para contrarrestar los daños. La verdad que lo que me pasó no se va a remediar porque estoy muy mal y no sé si voy a volver a caminar como antes, tengo mucha diferencia de una pierna con la otra y a medida que pasa el tiempo todo se agrava. Ayer no pude levantarme de la cama en todo el día por los dolores y nadie se hace cargo de nada, si bien al pibe  le dieron dos años de condena no es justo porque yo voy a estar así para toda la vida”, concluyó.

2 Comentarios

  1. Hola me contacto por este medio desde la asociación de víctimas de accidentes de tránsito (APRAVAT) porque hemos leído la nota y nos quisieramos entrevistar con Fabiana. Si alguien la conoce o tiene manera de hacerle llegar este comentario nos gustaría que nos contacte al 2235021790 es de claro y tenemos whatsapp para hablar con ella y ver si la podemos ayudar en algo. Entendemos la situación que está atravesando porque a muchos de nosotros nos ha pasado lo mismo y por eso nos queremos poner a su disposición. Agradecemos si alguien puede hacer algo para ponernos en contacto. Ricardo Vega APRAVAT

  2. APRAVAT cuervos pretendiendo hacer un juicio al responsable.