Zonal

Las Flores, Mar Chiquita y Maipú, los objetivos de los sin tierra del peronismo en la quinta

Dos ex intendentes del Peronismo dieron sendos batacazos en distritos que Cambiemos gobierna en la quinta sección electoral. Un tercero quedó a sólo 22 votos de la hazaña.

En los cuarteles generales del Frente de Todos se sigue de cerca el desarrollo de la campaña en tres distritos de la quinta que, estiman, pueden cambiar de signo político en octubre. En Las Flores y en Mar Chiquita, dos “ex” apabullaron a los actuales. En Maipú, un candidato surgido de la unidad quedó al filo de hacer historia. Estos son los casos.

El primer caso corresponde a Jorge Paredi, de Mar Chiquita, ganó por amplio margen la interna del FDT, donde todos los candidatos, sumados, superan los 50 puntos y le sacan más de 20 a Carlos Ronda, de Juntos por el Cambio.

Paredi gobernó el distrito entre 2003 y 2015, año en el que Ronda lo derrotó de la mano de la ola amarilla.  En las PASO de este año, se impuso en una interna compleja contra dos de sus ex funcionarios. Se llevó la mitad de los votos del FDT y quedó 250 votos por debajo de Ronda. Juntos, los candidatos que se agrupan bajo el paraguas de Fernández – Fernández, llegan a 58 puntos.

En diálogo con INFOCIELO, Paredi se mostró optimista: “Los veo a los muchachos muy bien. No me gusta contar los votos antes de la elección pero vamos ganando 2 a 0 en el primer tiempo”, dijo. Hay un alineamiento del espacio después de la elección: “los otros rivales me vinieron a saludar el mismo día. Estamos todos juntos y se van a incorporar a la lista”, comentó.

 

Para Paredi, la mala gestión del oficialismo, que midió incluso por debajo de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal, es la clave para explicar el resultado. “No hay gestión, la gente no le cree y en 44 meses ha sido igual que Macri. Ha sido el discípulo perfecto”, razonó.

En Las Flores se dio un caso similar. Sólo que Alberto Gelené, que gobernó en el mismo período que Paredi, obtuvo, sólo, más del 50 por ciento de los votos, enterrando al candidato de Juntos por el Cambio, Federico Alejandro, que sacó 34, pero también a su rival interno, Federico Bugatti, que logró 5 puntos.

“Soy candidato por que el pueblo lo pidió. Hubo una expresión muy grande de sectores de la ciudad, que extrañaban la gestión. Se fue dando así, sino no pensaba presentarme”, le dijo a INFOCIELO Gelené, que se candidateó para “garantizar un triunfo que cambie la administración”.

 

Para Gelené, su gestión tuvo “el impacto positivo de las políticas” pero también hubo un “proyecto de acciones, de ciudad, que se vio muy bien desarrollado”. Ahora, en cambio, detectó una influencia negativa de la política nacional, que llevó a que se perdieran más de mil puestos de trabajo en el sector industrial de la ciudad, pero también “cuestiones específicas” de la administración local, a cargo de Ramón Canosa, que no buscó un nuevo mandato.

Otro escenario que el PJ Bonaerense sigue de cerca es el de Maipú, donde el candidato Facundo Coudannes quedó a 22 votos de la hazaña: destronar al clan Rappallini, que gobierna la ciudad desde hace 12 años y que es, a la vez, el mayor empleador del sector privado local. “Ellos tienen un poder político y económico importante, y tienen una forma muy particular de hacer política: apretando”, le dijo a INFOCIELO el candidato del FDT.

Para llegar a ese virtual “empate técnico”, fue fundamental el armado de unidad: el candidato es del Frente Renovador pero alineó a todos los sectores del PJ. “La veníamos remando, la unidad en un pueblo como este no es fácil”, consideró Coudannes, que arrancó la campaña hace cuatro meses y está convencido de que con una semana más ganaba.

 

Hay tres factores que suman al optimismo que genera el resultado: el primero es el arrastre de las fórmulas de la Provincia y de la Nación, que, se espera, tendrán mejores performances que en agosto. El segundo es la falta de autocrítica del Intendente, que hizo “la gran Macri”. El lunes siguiente a la elección se quejó de que no lo hayan votado: “No entiendo como la gente no ve la obra pública”, dijo. El segundo es el derrape del presidente del Concejo y primer candidato de la lista oficialista, Javier Santarone.

Santarone, vale recordar, declaró que “Alberto Fernández justo un hombre que está enfermo de cáncer, que le queda poco tiempo de vida y sea candidato a presidente me parece muy poco atinado”. Tras el repudio que generaron sus dichos, dio marcha atrás, pero se descuenta que pagará un costo político por el desatino.

Fuente: INFOCIELO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*