Política

La UIF eleva a juicio causa contra la viuda de Pablo Escobar, Chicho Serna y un marplatense involucrado

La viuda del narco Pablo Escobar, María Isabel Santos Caballero, su hijo Juan Sebastián Marroquín Santos y el ex futbolista de Boca Juniors Mauricio “Chicho” Serna aparecen mencionados como integrantes de “una compleja agrupación criminal conformada para la administración y circulación de activos provenientes de actividades ilícitas” según el requerimiento de elevación a juicio presentado por la Unidad de Información Financiera (UFI).

El informe, que lleva la firma de la vicepresidente de la UFI, María Eugeia Talerico, involucra a los mencionados con el narcotraficante José Piedrahita Ceballos, líder de esta “agrupación criminal” que también integrarían el empresario Mateo Corvo Dolcet, María de los Angeles Verta, María Gabriela Sánchez, Esteban Adrián DelRío y el marplatense Antonio Pedro Ruiz.

La causa se inició en 2016 a partir una nota elevada por la representante de la Oficina Argentina de la DEA, dando cuenta de una organización criminal dedicada al narcotráfico y el lavado de activos, y que vinculaba a personalidades colombianas y argentinas. Según señala el informa judicial Piedrahita Ceballos “tenía vinculaciones directas con el Cartel de Medellín y de Cali y además se encontraba prófugo desde el año 1997, atento un pedido de detención que pesaba sobre él, emitido por la corte Federal del Distrito Oeste del Estado de Virginia”.

Estaría comprobado que Piedrahita “ha conformado una asociación criminal que ha perpetrado una serie de actos tendientes a la inserción de dinero ilícito proveniente del narcotráfico en el mercado legal, a través de la utilización de emprendimientos inmobiliarios, empresas pantallas, transferencias bancarias, así como también la compra y venta de paquetes de acciones en nombre propio y a través de su consorte de causa”.

Desde la UFI se explica que el Ceballos actuaba utilizando terceras personas “con el fin de ocultar su identidad y poder inyectar en el comercio legal y en el sistema financiero formal fondos de origen espurio, provenientes de ilícitos en el que tuvo intervención junto a las restantes personas nombradas”. La inversión se hacía en emprendimientos inmobiliarios, con locales abogados a la gastronomía o al turismo. A través de ellos “ha permitido la inyección de gran cantidad de dinero ilícito que fuera administrado por los consortes de causa”.

Requerimiento de Elevación a Juicio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*