Información General

La reducción del 5% en los precios se verá en las estaciones el 2 de enero

GvBR2uIpLa baja de precios de las naftas y el gasoil llegará al público el segundo día del año, una vez realizada la adaptación de los sistemas informáticos, así como los procesos de distribución y descarga de los combustibles.

La medida rige desde mañana, según consta en el decreto 2579 publicado hoy en el Boletín Oficial, pero «debido a los alcances de los feriados de los días 31 de diciembre y 1 de enero, la plena aplicación de los nuevos valores se verá reflejada el día 2 de enero en todo el país», indicaron las fuentes.

Precisaron que la demora está relacionada con los «los procesos de distribución y descarga de los combustibles y la adaptación de los sistemas informáticos» a los nuevos valores.

La decisión de la reducción del 5% del precio final de las naftas y gasoil se resolvió por un acuerdo cuatripartito entre el Estado nacional, las 10 provincias que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), los sindicatos representativos del sector y las empresas productoras y refinadoras.

El acuerdo supone una batería de medidas que persiguen dos objetivos: por un lado, mantener el plan de actividades en la exploración y producción de petróleo, y de este modo asegurar el sostenimiento de las fuentes laborales; por otro, reflejar la caída de los precios internacionales en el abaratamiento de las naftas y el gasoil.

2 Comentarios

  1. La rebaja no se ve reflejada en los lubricantes, que a lo largo del año han subido más que los combustibles. El aceite no ha bajado un centavo, sigue caro como siempre.
    El porcentaje de rebaja de la nafta es ínfimo si lo comparamos con las rebajas que se produjeron en el mundo por la tremenda caída del precio del petróleo.
    No sólo bajaron los precios de los combustibles sino también de los demás derivados, como lubricantes, cauchos y plásticos.
    Cámaras y cubiertas en EE.UU. ahora valen un 30% menos, algo de lo que no se enteraron nuestros importadores y revendedores de tales elementos.
    Aquí están a la espera de que el barril de crudo se cotice apenas un dólar más, para renovar las excusas que permitan aplicar el tradicional y alevoso aumento de todo lo que lleva fletes en sus componentes de costos.

  2. Gracias Néstor por comentar