A Newsletter, Política

La Provincia registró en Mar del Plata 454 nuevos casos de coronavirus en 24 horas

blank

 

En consonancia con el rebrote de contagios que se vive en todo el país, la Sala de Situación del Ministerio de Salud provincial registró el ingreso de 454 nuevas infecciones de covid en el partido de General Pueyrredón entre el 4 y el 5 de enero.

Estos preocupantes números coinciden con una usina de rumores y especulaciones respecto al futuro inmediato de una temporada estival que recién está dando los primeros pasos.

La web bonaerense reportaba a las 19.00 hs. del día 4 de enero, un total acumulado de 32.331 contagios en Mar del Plata, mientras que exactamente 24 horas después, la cifra ascendió a 32.785. Es decir, 454 nuevos casos en 24 horas. Habrá que ver cuántos convalida el próximo parte municipal y el SISA, que siempre suele ser menor, no se sabe si por demora en las cargas o por algún otro motivo.

El último reporte informó 287 personas infectadas, además de totalizar 31.911 contagios, lo que representa una diferencia de 874. Un delay que aporta confusión.

blank

Los números hablan por sí solos. A fines de diciembre, se publicó una nueva proyección elaborada por la Escuela de Medicina de la ciudad que dirige el Dr. Adrián Alasino, que afirmaba que. “en base a lo observado en la situación actual y según la proyección del modelo, se esperan para el día 07/01/2021 aproximadamente entre 31.000 y 32.000 casos totales acumulados, con entre 2.900 y 3.900 casos activos, y con valores de casos diarios de entre 150 y 300”. El estudio se quedó corto: dos días antes de lo previsto, los casos reales ya orillan los 33.000. Y los casos activos ya están en los 2.909.

Así mismo, el estudio también se refería a otra de las grandes falencias en el manejo de la pandemia, tanto a nivel local como nacional: el sub-registro de casos y la falta de testeos: “En los últimos 14 días el promedio de casos diagnosticados por criterio clínico-epidemiológico (CCE) fue del 12%. Sin embargo, considerando el alto porcentaje de circulación comunitaria y bajo nivel de testeo, es probable que este porcentaje esté subregistrado, y que la mayoría de personas que cumplen con alguno de estos criterios no consulten o no se ingresen al sistema”.

Desde el 23 de diciembre hasta el 5 de enero, apenas se hicieron menos de 7.000 testeos, pasando de 53.930 a 60.685. Es decir, un promedio de 482 hisopados diarios. Muy pocos para un momento de rebrote.

Conviene repasar en detalle la evolución de los casos en la Mar del Plata: entre el 13 y el 19 del mismo mes, fueron 975, mientras que entre el 20 y el 26 del mismo mes, se registraron 1.343. Así mismo, para la semana comprendida entre el 27 de diciembre y el 2 de enero, se reportaron 1.736. Es decir, que el crecimiento de contagios entre la semana culminada el 19 de diciembre y la correspondiente al 2 de enero, fue de casi el 80%. En menos de un mes.

También habría que resaltar un dato: el 10 de diciembre, había ocupadas en la ciudad 9 camas de terapia con enfermos covid, mientras que para el 5 de enero, la ocupación ya llegó a 27. Es decir, en menos de 30 días, un incremento 3 veces superior. “Una pandemia no se combate desde los hospitales”, suele decir el dr. Adrián Alasino, titular de la Escuela de Medicina.

El rebote en el país se hace sentir muy fuerte. En la última jornada, el Ministerio de Salud de la Nación informó que, durante las últimas 24 horas, se registraron 13.790 nuevos casos positivos de COVID-19, una cifra que no se registraba desde el 20 de octubre.

Hace apenas dos días, el presidente Alberto Fernández dijo en la propia Mar del Plata que “estamos en una ciudad donde los casos crecen de modo más que preocupante». El dato relevante no fue ese, sino que lo sostuvo compartiendo escenario con la titular de ANSES, Fernanda Raverta, contrincante en las últimas elecciones en el distrito del actual intendente Montenegro y futura aspirante al cargo por el Frente de Todos.

Todo sucede en medio de fuertes rumores y declaraciones en torno a eventuales medidas restrictivas, que puede tomar el Gobierno Nacional frente al rebrote de casos, en especial en los centros turísticos de la costa, con epicentro en Mar del Plata, donde, como se sostuvo anteriormente, la provincia registró el ingreso de 454 nuevos contagios en 24 horas.

En las últimas horas, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, mantuvo una reunión con los intendentes de los municipios de la Costa en la que definieron, por el momento, no tomar decisiones debido al aumento de casos de coronavirus, y hacer cumplir en una forma más estricta los protocolos vigentes que se diseñaron en los meses previos al comienzo de la temporada. Que, por otro lado, desde este espacio se afirmó que muchos de ellos eran “incumplibles”.

“Hoy no estamos en una situación de emergencia. No queremos que se contagie todo el mundo hasta que se ocupen las camas. Hay que evitar los contagios. Hay que fortalecer los controles y pedir a la población que vuelva a cuidarse como lo hacía en los peores momentos. Estamos llegando a una situación que puede volverse crítica”, explicó Kicillof en una conferencia de prensa posterior a la reunión.

Si bien desde el gobierno provincial admitieron que aún “hay margen” para revertir la situación sanitaria y que para que eso ocurra, debe cambiar el comportamiento de la genteen paralelo, aceptan que la decisión de no tomar medidas restrictivas puede cambiar en los próximos días. La semana entrante podría haber novedades luego de la reunión que mantendrán el presidente junto a Kicillof y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, antes del fin de semana.

Mientras que en las ciudades turísticas prefieren esperan para la adopción de medidas, en provincias como Chaco, Santiago del Estero, La Pampa, e inclusive Formosa, apostaron a la restricción del horario tanto de circulación como de las actividades gastronómicas, la suspensión de los encuentros sociales y la exigencia de un PCR negativo a los que ingresan a las provincias.

La principal opción que se baraja tanto en el gobierno provincial como en el nacional es la implementación de un toque de queda nocturno, que se llamaría toque sanitarioque iría de 22 a 6 hs Es decir, cortar el movimiento durante la noche, con el fin de evitar la circulación del virus.

Pero la cuestión es quién se anima a tomar semejante decisión, que perjudicaría a varios rubros, en especial en las ciudades turísticas, pero que dio buenos resultados en algunos países de Europa.

Por el momento, en la provincia descartan la posibilidad de cerrar completamente la temporada. Pero los números preocupan, aún comparándolos con la última temporada europea, donde el viejo continente empezó el verano con una baja cifra de contagios.

Según información recogida el 14 de agosto por la Universidad Johns Hopkins, en la semana previa se habían reportado en Alemania 7.242 nuevas infecciones; 12.786 en Francia; 5.804 casos en Reino Unido; 4.941 en Países Bajos y 4.175 en Bélgica.

 Es decir, que aún Francia, el país con más casos, tuvo un promedio diario de 1.065, Argentina, con el verano ya comenzado y con temperaturas más elevadas que las europeas, tiene 13 veces más de contagios por día, de acuerdo al último parte nacional.

Pablo Portaluppi

pabloportaluppi01@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*