Política

La oposición, en alerta por el cambio en la fórmula de movilidad jubilatoria que propicia el oficialismo

Juntos por el Cambio presentaría una propuesta propia que contemple el índice de inflación como uno de los componentes de la movilidad jubilatoria.

Esa fórmula estuvo vigente entre 2008 y 2017, cuando se aprobó la reforma previsional de Cambiemos en medio de una tumultosa sesión, con incidentes en las inmediaciones del Congreso, que incluyeron lluvia de piedras contra la policía, represión a manifestantes y gas pimienta en la cara de diputados nacionales.

Apenas asumido, Alberto Fernández suspendió la fórmula de movilidad macrista y dispuso actualizaciones previsionales a discrecionalidad, beneficiando a las categorías más bajas de jubilados y perjudicando a los que perciben haberes por encima de la mínima.

La tarea de la comisión mixta presidida por el diputado peronista Marcelo Casaretto fue poner sobre la mesa las distintas alternativas, con opiniones de expertos, y finalmente preparar el terreno para la vuelta de la fórmula kirchnerista, en línea con la voluntad del Poder Ejecutivo.

En diálogo con NA, el entrerriano adelantó los próximos pasos: convocará a una próxima reunión de la comisión mixta la semana que viene para avanzar en la elaboración del proyecto, una tarea que estará coordinada por el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Trabajo, el de Economía y la ANSeS.

Según precisó a este medio, el objetivo es aprobarlo “antes de fin de año”, de modo tal que sus efectos tengan vigencia desde el 1 de enero del año que viene.

En guardia frente a lo que consideran un “retroceso”, los seis representantes de Juntos por el Cambio -tres senadores y tres diputados- se opusieron al cambio, reafirmando la voluntad de retomar la suspendida fórmula de movilidad de Cambiemos.

La fórmula que se impuso a fines de 2017 y que fue suspendida al comienzo de la gestión de Alberto Fernández contemplaba en un 70% la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y en un 30% la evolución salarial.

En cambio, la fórmula que ahora se pretende reinstaurar tenía en cuenta en un 50% la evolución de los salarios de los trabajadores activos, y en otro 50% el índice de evolución de la recaudación tributaria.

“Creemos que sería un retroceso remover la inflación de la fórmula, que es lo que garantiza mantener el poder adquisitivo de los haberes jubilatorios”, se quejó el diputado radical Alejandro Cacace, en declaraciones a NA.

El puntano además advirtió que la incorporación del componente recaudatorio convierte a la fórmula en “procíclica”.
Según explicó, esto implica en los hechos que “cuando hay recesión ajusta, en el peor momento, y perjudica a los jubilados y la economía misma”.En diálogo con NA, el diputado nacional de la UCR Luis Pastori, quien también integra la comisión especial mixta, sostuvo que a Juntos por el Cambio le “preocupa” la reforma previsional que impulsa el Gobierno a tal punto que pidieron que el tema sea tratado en una sesión mayormente presencial, al igual que sucedió con el Presupuesto.

El misionero aclaró que aún no se charló internamente con el interbloque pero adelantó que “seguramente” Juntos por el Cambio presentará “una propuesta propia” que contemple “en algún porcentaje” la inflación de los precios.”El IPC debe estar porque asegura el poder adquisitivo del haber jubilatorio. Una fórmula que incluya solamente a la recaudación y la evolución salarial sería un retroceso”, afirmó, en coincidencia con Cacace.

El radical señaló que también debería ponerse en discusión el cálculo del haber jubilatorio mínimo, que está en un piso muy bajo, y lamentó que eso no esté en los planes del oficialismo.Más allá de insinuar que Juntos por el Cambio se opondrá a la reforma previsional del oficialismo, aclaró que “de ninguna manera” se propiciará desde la oposición un conflicto en la calle como el que generaron ellos” (por el kirchnerismo) a fines de 2017.

“Los que tiraban piedras no eran jubilados”, recordó Pastori, al hacer responsables de aquellos incidentes a los dirigentes que hoy pertenecen al oficialismo.

En tanto, defendió la fórmula sancionada en aquellos días, y al respecto dijo que este año los jubilados habrían recuperado parte de lo que habían perdido previamente si el Gobierno no habría suspendido ese sistema de movilidad.

“Este año con la fórmula del kirchnerismo (los jubilados) habrían perdido de forma estrepitosa porque los salarios estuvieron casi congelados, más allá de (lo que consiguió) algún que otro gremio. La recaudación también cayó de una forma muy fuerte. con la fórmula nuestra, en cambio, hubiese mejorado mucho, por la ponderación que tiene el IPC”, argumentó.

Por Sebastián Hadida

NA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*