Información General

La ola de frío y la tarifa de gas impulsó la venta de calefactores eléctricos

578eb75c93146_760x506«En esta última temporada las estufas eléctricas representan un 85% de la venta mientras que las unidades a gas están en un 15%», graficó a Télam, un vocero de la cadena de hipermercados Carrefour.

«El volumen y el foco de la venta la encontramos en los productos más portables y de menor precio como caloventores y estufas tipo halógena», ejemplificaron coincidentemente a Télam responsables de distintas empresas especializadas en las ventas de estos aparatos y también de las cadenas supermercadistas.

En Carrefour informaron que «en los últimos años cambió el consumo de productos para la calefacción y se acentuó la tendencia del uso de los eléctricos en detrimento de los que funcionan a gas».

Dentro de la categoría de los calefactores eléctricos, en los últimos años se notó un crecimiento en los productos de diseño como los vitroconvectores simples y otros con diseños de artistas reconocidos como los que recientemente presentó una de las principales marcas.

Los precios de la calefacción eléctrica oscilan entre $400 y $2.800, mientras que las estufas a gas ronda entre los $1.600 y $8.000 de acuerdo a las prestaciones y calidades que ofrecen.

Los voceros de Carrefour indicaron que en materia de ventas, «a la fecha, notamos una leve caída en la comercialización de estas categorías. De todas formas, creemos que esta tendencia podrá ser revertida con la continuidad de las bajas temperaturas», indicaron.

Sin embargo, Walmart informó que en lo relativo a la calefacción eléctrica, «la temporada fue buena, hasta el momento», pero puntualizaron que «se está vendiendo 2% más en unidades que el año pasado».

Dijeron que el precio de venta al público promedio es de $ 700 y que los productos oscilan desde un caloventor de $300 hasta unos termoconvectores de $2500.

Los más vendidos son los caloventores, «fundamentalmente por su bajo precio», aclaran. En cuanto a los productos de calefacción a gas, la temporada «viene bien ya que se está vendiendo 18% más en unidades que el año pasado».

El precio de venta al público promedio en el caso de Walmart es de $ 2.600 mientras que el espectro de los precios en distintas gamas de productos va «desde $1.600 hasta $6.500 y los productos más vendidos son las marcas más económicas y los de menor rotación las más caras».

En materia de ofertas, la cadena Musimundo ofrece un calefactor Eskabe 200KC a $4.159 en su sitio on line, en tanto que también se puede pagar en 18 cuotas sin interés de $231. Para un calefactor de la misma marca pero de 5.000KC el precio es de $5.329 y la venta puede ser de 18 cuotas sin interés de $296,06 cada una.

La empresa Newsan aclaró que los productos más demandados por los comercios minoristas son los caloventores eléctricos.

Bajo la marca Atma, Newsan fabrica caloventores tradicionales (uno fijo y otro oscilante); dos caloventores de pared con control remoto; dos radiadores de mica y dos estufas halógenas.

La cadena Frávega por su parte ofrece calefactores a gas que ofrecen calefacción sin ventilación marca Longvie ECA3S por $1.699 en seis cuotas de $283,16.

Otra de las alternativas es la calefacción de tiro balanceado y el ejemplo es un Longvie EBA25 2000KC de $2.399, que también se ofrece en seis cuotas de $399,83.

En tanto, una pyme argentina fabrica 500 paneles calefactores radiantes por día y los vende en locales propios para evitar intermediarios, en tanto que empezó a exportar mercadería a Brasil y piensa extenderse por Perú, EEUU y Europa.

Se trata de la compañía Ecosol, fundada por Jorge Iannone, que surgió hace 15 años y fabrica los paneles en una planta ubicada en el Mercado Central, donde trabajan 70 personas.

«Son placas de 60×60 centímetros y se alimentan de electricidad. Son placas cementicias con resistencia. Irradian y brindan un ambiente sano y son ideales para aquellas personas con alergia o problemas respiratorios», expresó.

Describió que son placas atornilladas a la pared que consumen menos energía que una estufa eléctrica.

«Nuestras placas son de bajo consumo y el diseño fue inspirado de unas placas similares usadas en submarinos rusos en la década del ’30. Son placas tolerables al tacto, no queman oxígeno y al colgarlas en la pared no ocupan espacio», describió.

En tanto, se supo que en plena crisis por la suba de tarifas y con más aire de polémica por su llamado al ahorro energético, el presidente Mauricio Macri llamó a una pyme mendocina que fabrica termotanques solares y encargó una unidad para su residencia en Olivos.

Quien atendió el llamado telefónico del mandatario fue Alexis Atem, uno de los dueños de Energe, que fabricará los termotanques solares en forma exclusiva para Longvie en la fábrica que tiene en el Carril Rodríguez Peña 2115 en el departamento de Maipú, provincia de Mendoza.

Miembro de la Federación Económica de Mendoza (FEM), Atem explicó que los artefactos permiten ahorrar hasta 80% de gas.
Atem precisó también que el jefe de Estado se mostró interesado en un desarrollo masivo del termotanque y los puestos de trabajo que generará a futuro en este proceso.

Los comentarios están cerrados.