Ciudad, Información General

La Municipalidad clausuró hotel por problemas estructurales en su edificio

Además, tenía graves problemas eléctricos y en las medidas de seguridad e higiene.

Fotos_MGP_-_Control_-_Clausra_de_Hotel_-2Durante la mañana del jueves, inspectores de la Dirección de Inspección, personal de la Secretaría de Desarrollo Social junto a efectivos policiales de la División Drogas Ilícitas, se hizo presente en un hotel ubicado en Salta 1050 de donde se habían recibido denuncias de vecinos debido al molestado estructural del edificio. Ante la coincidencia de dichas denuncias con el mal estado de toda la instalación eléctrica en todo el edifico, problemas generales de mampostería de los techos y falta de higiene  -entre otras infracciones-, se procedió a la clausura inmediata de este hotel.

Asimismo, se solicitó la intervención de la empresa prestadora del servicio de gas natural para el corte del suministro y el retiro del medidor, ya que el edificio no brindaba seguridad alguna. Además, se estableció el plazo máximo de 24 horas para el desalojo total del establecimiento ya que será tapiado para evitar su uso comercial.

Al respecto, Eduardo Bruzetta, titular de la Dirección de Inspección General, informó que “se clausuró este hotel ya que puso y pone en grave estado la integridad física y seguridad de las personas que, de buena fe, usaban las habitaciones de este establecimiento. El lugar estaba habilitado como hotel pero estructuralmente no respetaba ninguna de las seguridades mínimas requeridas para este rubro.”

Clausura de comercio por venta de alcohol fuera del horario permitido

 

Por otra parte, y en el marco de los distintos controles que la Municipalidad –por medio de Inspección General- lleva adelante para el supervisión de la venta de alcohol fuera del horario permitido, durante la noche del miércoles procedió a la clausura de un comercio ubicado en Maipú y Marconi.

 

En este sentido, Bruzetta señaló que “se constató la venta de alcohol fuera del horario permitido, por lo tanto se aplicó la Ley 14.050, ya que esta despensa, a las 23.30 estaba vendiendo alcohol a ocasionales clientes. Además, el lugar presentaba graves problemas estructurales y de seguridad, por lo tanto se procedió a la clausura del mismo”.

 

“Además, este comercio ya contaba con denuncias de los vecinos sobre las continuas molestias a la noche y madrugada ya que circulaban motos y autos que llegaban al lugar para la compra de bebidas alcohólicas”, concluyó Bruzetta.

Los comentarios están cerrados.