Política

La Justicia le negó un recurso de amparo a Samid y el empresario contestó que no es suya una deuda que le reclama la AFIP

Había realizado una presentación judicial porque su frigorífico fue dado de baja del Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) del Ministerio de Agroindustria de la Nación. “El rey de la carne” dijo que se retira de la actividad. “Cumplo 70 años y me jubilo”, expresó a LA NACION

blank

 

El juez Esteban Furnari, del Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 7, le rechazó al empresario de la carne Alberto Samid un recurso de amparo que había planteado por haber sido dado de baja del Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

La Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (SUCCA) de la cartera de Agroindustria ya había cerrado tres veces el frigorífico “El Fuego y el Agua” de Samid, ubicado en la zona de Cañuelas, por diversas irregularidades y ahora lo volvió a hacer tras un informe de la AFIP. En rigor, según sostiene el fallo judicial, al que accedió LA NACION, “la accionante no habría registrado el 97% del personal destacado en su planta frigorífica, lo que además supone una deuda estimada en $ 31.990.667,85 en concepto de capital, intereses y multas”.

Según trascendió, tras el fallo judicial el frigorífico continuará cerrado. “No se lo va a reabrir”, indicó una fuente oficial al tanto de la situación del empresario de la carne.

Consultado por LA NACION, Samid indicó que sus abogados apelarán la decisión del juez. Dijo que no es responsable de esa deuda que se le atribuye y señaló que corresponde a otra empresa que funcionaba antes en ese lugar.

“Nosotros no tenemos nada que ver; es una deuda de una empresa que estaba antes”, indicó Samid, que no obstante no detalló el nombre de la firma. “Estuve un mes y medio enfermo y no llegué a contestar cuando vino la inspección (del Gobierno)”, se defendió. Según contó, asumió la presidencia del frigorífico en 2016 tras dejar su cargo de director en el Mercado Central.

“La vamos a apelar (la decisión del juez) y lo vamos a demostrar”, señaló el empresario, que precisó que hay unas 50 personas trabajando en esa planta.

Abdica “el rey de la carne”

Además de señalar que no tiene responsabilidad por esa situación, Samid, popularizado como “el rey de la carne”, le dijo a LA NACION que se retira del negocio, aunque no precisó qué pasará con las carnicerías.

“Cumplo 70 años el mes que viene y me voy a retirar de toda la actividad. Me jubilo; fueron 55 años de trabajo”, indicó. “Toda mi vida luché para que la gente tuviera precios más bajos; luché contra los supermercados, me cansé de eso, fue una etapa”, añadió.

En noviembre del año pasado, en un operativo conjunto de los Ministerios de Agroindustria de la Nación y Agroindustria bonaerense los inspectores de esas carteras encontraron en el frigorífico del empresario cuatro cámaras portátiles (contenedores) de carne sin declarar . Eran unos 10.800 kilos de carne vacuna, entre otros cortes asados y vacíos, porcina y pollo. En esa oportunidad, Samid expresó que esa carne era para comedores con los cuales colaboraba.

Diario La Nación

3 Comentarios

  1. Que pagué como todos tibia recuerdo verlo en el bailando repartiendo “lomos de primera”

  2. y gordo muchos años robando….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*