Portada

La investigación por el submarino abrió una fuerte crisis en la Armada

Cuando restan dos días para que se cumpla un mes de la desaparición del submarino ARA San Juan, la Armada entró en una crisis profunda. El jefe de la fuerza, Marcelo Srur, suspendió de sus funciones al menos a tres comandantes mientras avanza la investigación interna para intentar establecer qué sucedió con la nave, lo que provocó una airada reacción de la línea de mando.

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, confirmó a LA NACION que la decisión de correr de sus cargos al comandante de Adiestramiento y Alistamiento, contraalmirante Luis López Mazzeo, que tiene base en Puerto Belgrano, y al comandante de la Fuerza de Submarinos, capitán de Navío Claudio Villamide, se tomó desde que se instruyó el sumario administrativo que buscará establecer las razones por las que desapareció el submarino y las responsabilidades. Esto sucedió hace seis días.

“No es un pase a retiro, se los suspendió como está establecido en el código de disciplina de las Fuerzas Armadas. Siempre dijimos que las prioridades eran buscar el submarino y atender a los familiares. Ahora llegó el tiempo de explicar qué pasó”, explicó Aguad.

Por las dificultades del caso -hasta el momento no hubo confirmación sobre lo que ocurrió ni rastros del ARA San Juan-, el Gobierno resolvió formar una junta con tres almirantes retirados, todos ex submarinistas, quienes lideran la investigación.

Según adelantó Aguad, contarán con un presupuesto asignado por el Poder Ejecutivo para contratar expertos y peritos internacionales para intentar llegar a una conclusión sobre lo que ocurrió el último 15 de noviembre, día del último contacto del buque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*