Política

La gobernadora junto al terrorismo mediático

Que celebren una reunión la figura política con mayor credibilidad del país, con el empresario que desde hace años es quien ostenta la imagen más negativa y registra el grado más alto de rechazo en la opinión pública marplatense, es todo un dato.

Que la gobernadora hasta resulte reiterativa, sosteniendo que el trabajo en equipo es la base de su gestión, junto al presidente de la Nación, no debiera pasar desapercibido. Este último, es un punto que debieran explicarle con claridad al intendente Arroyo y a su gente, porque seguramente le dieron vuelta los arcos y patean para el otro lado, o a alguien le cambiaron la camiseta.

Cuál es el puesto que cumple como opositor, el empresario Florencio Aldrey Iglesias, quien articuló durante años la política de Daniel Scioli en particular en la ciudad y se benefició con excepciones y concesiones escandalosas como socio de Néstor Otero. Ambos amasaron la entrega del Hotel Provincial (en un acto sumarísimo) en La Plata, se hicieron cargo de la nueva terminal y se quedaron con el predio de la vieja terminal, también en un procedimiento que insólitamente  se definió de forma discrecional por prelación de los oferentes, convertirlo en un shopping con el nombre del empresario. Tener locaciones de organismos provinciales en los propios edificios concesionados. Entre otras prebendas recibidas del Estado.

“Recibí una provincia quebrada”, dijo María Eugenia Vidal en su acto de asunción, luego de que Scioli la recibiera con ¡¡¡¿¿¿cara de alborozo???!!! En el traspaso de mando en La Plata. María Eugenia Vidal no debería ignorar cuál ha sido el papel que cumplió y cumple el ex gobernador, en su vínculo con el titular del multimedios La Capital. Ambos no resisten una investigación, que sólo política y públicamente ha reclamado la doctora Elisa Carrió, quien ha sostenido que los negocios han trascendido a una relación personal.

Lo cual, tras el paso del kirchnerismo por el poder, no debiera extrañar, pero particularmente en los casos expresados, los bienes pertenecen al patrimonio de los bonaerenses, y como tal deben ser respetados, máxime en la condición de la autoridad conferida por el voto ciudadano, para que administre los bienes del territorio provincial. En realidad lo que está aconteciendo suena a burla.

Muchas veces los políticos, demandan no fijarse en lo que dicen sino en lo que hacen, para reflexionar sobre el rumbo de sus acciones de gobierno. En el tratamiento de estos casos, las conclusiones no resultan las más convenientes.

La ciudad de Mar del Plata sufre las consecuencias de estos vivillos y expertos del uso indebido de los bienes públicos. Llama la atención que ésta considerada, aplicada y combativa mandataria se entregue mansamente a más de lo mismo, e ignore lo que ha sucedido, dado que la ciudad también se recibió y continúa en situación de quiebra. A Scioli lo echaron con las urnas.

Vidal es componente de CAMBIEMOS, la coalición política votada ampliamente en toda la Quinta Sección Electoral, y especialmente en Mar del Plata, donde la mandataria y el presidente Macri lograron una diferencia a favor entre 15 y 20 puntos, en un enclave que por su manejo no tenía nada que envidiarle a La Matanza o Avellaneda.

A propósito entonces, la actitud pública de la gobernadora, toma enorme y peligrosa distancia con su mensaje, con su discurso. “Vinimos a terminar con las mafias”, es una de las definiciones de Vidal desde las cuales se planta para marcar la cancha, luego de la catastrófica gobernación de Daniel Scioli. Acá se “timbearon” los recursos de los bonaerenses para financiar una campaña presidencial del Frente para la Victoria, sin que nadie por lo visto esté dispuesto a investigar ni a denunciar nada.

El multimedios La Capital es la tribuna de quienes la hicieron huir a piedrazos junto al presidente de la Nación, en el barrio Belisario Roldán. Con estas señales, obviamente, no le pidan a la justicia que tome otros rumbos, que no sean los que está tomando.

Muy posiblemente, mal asesorada, la gobernadora debe temer, como lo hizo, por su gobernabilidad, que muy lejos está en manos de quien le ofreció el abrazo del oso en el Hotel Provincial, sino en las decenas de miles de votos que la acompañaron en el 2015, y que hoy han entrado por lo menos en estado deliberativo.

Es cierto que la gestión municipal ha permitido que se extravíe la bitácora política, pero la simple aplicación de una cuestión de principios, desaconseja los actos de provocación a sus propios votantes.

Una ligera revisión de títulos de tapa del diario La Capital, permite observar cómo se petardea la gestión, en una clara actitud de terrorismo mediático, que va desde la intencionalidad hasta la desestabilización, en un giro de 180 ° al existente cuando Scioli era el gobernador y candidato a presidente. Resulta hasta grosero, editorialmente hablando.

Si se redacta “La gobernadora María Eugenia Vidal mantuvo ayer, en el marco de su agenda de actividades en Mar del Plata, una reunión privada con el empresario Florencio Aldrey en dependencias del NH Gran Hotel Provincial”, acompañada de la foto (ver tapa) de ambos en el lobby del Hotel, es un virtual episodio de escrache público. Si es una reunión privada entre un concesionario y su comitente, cuál es la necesidad de publicar una foto (evidentemente robada). Existió un evidente daño a la institucionalidad.

Es un claro, sutil y delicado mensaje mafioso que tiene sus objetivos. Por ejemplo, disciplinar aún más al comisario político de la gobernación, Joaquín De la Torre, por simple extensión de la imagen que impulsa un personaje sin escrúpulos, vastamente repudiado, que con mecanismos de extorsión pública logró convertirse en un medio hegemónico.

Los marplatenses no han sabido descifrar cuál es el actual momento político, pierden autonomía e independencia, lo cual ha contribuido manifiestamente a ser huérfanos de conducción. La gobernadora transita un estrecho desfiladero, votada en porcentaje inesperado, tiene la imperiosa necesidad de retener un caudal electoral que permita sostener la ilusión y la esperanza de CAMBIEMOS en tan sólo 8 meses más.

Las formas y el fondo de la cuestión, deben tener sus límites. Existe aún una gran protección política hacia Florencio Aldrey Iglesias y a su emporio paraestatal. La gobernadora tan afecta a sus cuidados gestos y expresiones, considera al respeto una norma elemental, hasta por su formación política.

Cuando dice que gobierna para quienes la votaron y para quienes no la votaron, sabe que la decepción forma parte de las lecturas políticas. Vidal no debe comprar una pelea ajena, pues libra la propia, pero el PRO no es CAMBIEMOS, aunque la tomen por suya, y por ahora, muchos se lo permitan.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

4 Comentarios

  1. “Que celebren una reunión la figura política con mayor credibilidad del país, con el empresario que desde hace años es quien ostenta la imagen más negativa y registra el grado más alto de rechazo en la opinión pública marplatense, es todo un dato”.

    Perdón , ¿alguien se sorprende de cosas como ésta? … Por favor … Lo dicho , son TODOS lo mismo !!!

  2. La verdad muy bueno el informe. Aunque sabemos que ganó para derrocar a un partido y ese fue el objetivo pero no tienen equipo y no rumbo. Las obras que dicen que se hacen es sólo parches como tapar agujeros de la ruta 88 a pintar el regional. Acá hay algo peor nos están destruyendo como sociedad y somos más los pobres y mas que estamos en negro y nadie le importa. Sólo quieren el poder y nada más. Si sabemos que cuando te acercas a ella sale corriendo y para los arreglos aparece con cara bonita. Basta de mentir y ojala alguien se ocupe de nosotros y nos ayuden a salir adelante sin robarnos.

  3. Lo de la ruta 88 no es tapar agujeros. La recorro a diario y han hecho un trabajo excelente. Yoli había robado un metro de ancho en su pésima gestión, y eso ahora está solucionado. La ruta está impecable y resulta segura. No hablen si no saben. Dénse una vuelta y vean…

  4. Muy buen informe, repasa cada aspecto de este sujeto arrastrado por cada moneda que rueda, especialmente las NUESTRAS, de los ciudadanos. Nos sacaron la postal con el inútil de Scioli; nos robaron la ilusión -con inmueble incluido- de un excelente predio histórico donde desplegar el Arte Marplatense SOLAMENTE, también gracias al disfraz de una licitación del ladri Scioli -que debiera revisarse y MULTAR TODOS LOS DIAS POR INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL-; se cansó de MENTIR e IDIOTIZAR a través de sus MONOPÓLICOS medios (Ley de Medios Sabbatella ????? jajajaj AUMENTARON LA CONCENTRACIÓN DE LAS CORPO), más maltratar a empleados, movileros y periodistas de nuestra ciudad NEGREANDO todo lo que puede; instruye por TE a los Intendentes de turno quién y a dónde poner funcionarios para estar cubierto; le regalamos espuriamente también uno de los escenarios naturales al lado del mar más bonitos, que el servil de Scioli pintó de naranja en el verano; mas ese asqueroso hueco que le dicen Casino y TragaMonedas, a contramano de la bellisima construcción original del paseo; es socio del otro patota y ladri de Otero, o sea es él, poniendo y disponiendo en la Nueva Terminal que gracias a Scioli y cómplices locales lograron, hasta usufructuar COBRANDO en un espacio PUBLICO como el estacionamiento en vez de concederlo a una Asociación sin Fines de Lucro; durante añossss explotó el Aparth de al lado del Hermitage como TERRENO BALDÍO para pagar $2.-de Impuestos!!!! Rapiña/déspota/negrero/Multicapitalista garca es poco. Esperemos que asesoren bien a la Gobernadora, los Marplatenses nos hartamos de este fascismo monetarista y ladrón, y hoy caminó al lado, minimo que ande sin cartera. Ese Bello Hotel Sra. es NUESTRO, y si vuelve a ir con él, en vez de pedirle que deje su celular afuera, pídale que DEJE EN LA MESA TODA LA VAJILLA Y ADORNOS QUE SE AFANÓ CUANDO SCIOLI SE LO REGALÓ POR “LICITACIÓN”, porque esos Bienes son Patrimonio de la Provincia que Ud. gobierna, que los cruce desde el Hermitage y en un acto público, a la luz del día………