Destacado

La desocupación en Mar del Plata con el 9,3 % supera la media nacional

blank

Son datos del cuarto trimestre de 2017, frente a un 8,3 por ciento del tercer trimestre del mismo año, según informó hoy el Indec  Fuente: LA NACION – Crédito: María Amasanti

Las cifras de empleo en el país mostraron una recuperación en el final del año pasado, según informó hace minutos el Indec. 

Sin embargo, Mar del Plata  encabeza el ranking de aglomerados con mayor desocupación del país, con el 9,3 % mientras que la medida a nivel nacional es del 7,2%.  Alrededor de 65000 personas  padecen problemas de empleo (entre desocupados y quienes tienen empleo pero desean trabajar más).

 

Los resultados del cuarto trimestre de 2017 presentan una tasa de desocupación de 7,2%, lo que implica un descenso con relación al trimestre anterior, que fue de 8,3%, según el organismo. «La actividad, empleo y desocupación, en 20 de los 31 aglomerados, se mantienen sin cambios significativos», sostuvo el organismo.

Fuentes cercanas al Ministerio de Hacienda, que maneja Nicolás Dujovne, sostuvieron: «Esta es la tasa de desempleo más baja desde que comenzó la serie en 2003. La tasa de ocupación fue 43%, 1,1 puntos porcentuales mayor que un año atrás. Este es el mayor incremento interanual desde que comenzó la serie en 2003», insistieron.

En cuanto a que se trata de la tasa de desempleo más baja desde 2003, el propio Ministerio de Hacienda aclara que en todas las comparaciones se consideró la serie de la EPH continua que comenzó en 2003, pero no se tomó en cuenta el período entre el primer trimestre 2007 y el tercero trimestre 2015, durante el cual el Indec estuvo intervenido y en el cual las series deben ser consideradas con reservas.

Jorge Colina, economista de Idesa, opinó que lo otro que se ve positivo del dato publicado por el Indec es que la cantidad de gente que se incorpora al mercado de trabajo fue mayor al aumento de la población, que es algo que no se ve hace tiempo. «En efecto, la población urbana de los 31 aglomerados urbanos aumentó en 284.000 personas, mientras que la población económicamente activa (la que trabaja o busca trabajo) aumentó 421.000 y, por último, el empleo aumentó en 433.000 personas (cuarto trimestre de 2017 contra igual período de 2016)», precisó el analista.

Esto, según Colina, evidencia que el mercado laboral se empezó a mover positivamente. El 2018 incluso podría llegar a tener otro aumento, porque va a ser el segundo año consecutivo que la economía va a crecer desde 2011. «Dentro del aumento del empleo, lo que habría que esperar es que se incremente el empleo formal, ya que empezó a operar la reforma fiscal aprobada en diciembre del año pasado», afirmó Colina.

Juan Luis Bour, economista de FIEL, se mostró sorprendido por el número de empleo, ya que esperaba uno más bajo. Aún así, hizo una aclaración sobre la tasa de desempleo: hay que recordar que ésta cambia mucho de un trimestre a otro (ya que siempre el dato del último trimestre suele ser más bajo que el del primer trimestre). «Más allá de todo eso, se ve una interesante recuperación de la tasa de empleo. Y hay que recordar que esto se da con menos crecimiento del empleo público (a tasas de 1,5% anual). Habrá que meterse más en los microdatos que publicará el Indec dentro de unos meses, para sacar más conclusiones», señaló.

Para Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres y Asociados, lo que sí está claro es que el empleo crece en todos lados, pero es cierto que está creciendo más en independiente que en asalariados, algo que está más vinculado con el mejor momento de la construcción. «El EPH mide el empleo formal e informal, pero solamente en aglomerados urbanos, por eso en esa medición impacta más la construcción. Mientras que el SIPA es todo el empleo formal en todo el país, por eso ahí el crecimiento es menor, de solo 266.000 puestos. Lo que imagino es que debe haber mucho más incidencia de la construcción en este último dato que publica el Indec», explicó el economista.

Eduardo Donza, investigador del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, a nivel general lo que hay es un aumento de la tasa de actividad. Pero lo crucial, dijo, es la calidad del empleo, que aparentemente sigue igual, si se ve la tasa de trabajadores que están buscando trabajo (14,6% en último trimestre de 2016 y 14,7% en igual trimestre de 2017) y la subocupación (10,3% y pasó a 10,2% en iguales períodos). «El problema que hay en el mercado de trabajo desde 2009 es que tenemos un mercado de trabajo muy precarizado. Hay una conformidad, a veces, con haber generado trabajo, pero la calidad de ese trabajo sigue siendo muy mala, porque 43% de los trabajadores están en un sector informal de la economía», expresó Donza.

En efecto, según analiza Melisa Sala, economista de London Capital Group (LCG), la construcción fue la actividad más generadora de mano de obra, incorporando a 42.600 trabajadores (52% del aumento de empleo privado asalariado). «Con esto logró revertir la caída registrada en 2016. Las Actividades Empresariales y el Comercio fueron los otros dos sectores que sumaron más empleados (entre ambos explican el 25% del aumento). El empleo industrial siguió en baja con una caída de 17.600 puestos de trabajo en 2017 (-7% ia), 83.600 desde el pico de 2013», precisa la especialista.

¿Qué cabe esperar para 2018? Según María Laura Calí, directora ejecutiva de SEL Consultores, las expectativas de empleo, ponen en manifiesto una menor incidencia de recortes en las dotaciones.»La diferencia neta entre los recortes y los aumentos, da positivo, cualquiera sea el tamaño de la compañía. Sin embargo las expectativas de aumento no crecen, primando las expectativas de mantenimiento de las dotaciones. «En grandes compañías, las expectativas de un aumento sube sólo un punto, mientras que las de mantenimiento ascienden 8 puntos. Es decir, las expectativas se corren de la disminución al mantenimiento, no al aumento efectivo de las dotaciones. Con todo esto, podemos esperar un 2018 mejor que el 2017, en términos de empleo, pero con dotaciones estables, más que crecientes», advierte la especialista.

Buen antecedente

En materia de empleo, ya 2017 había cerrado con cifras esperanzadoras: según el dato de diciembre publicado por el Ministerio de Trabajo en febrero último. Según esas cifras, en términos absolutos, el año terminó con 268.000 nuevos puestos registrados, en comparación con 2016. Lo que más se movió fue el sector privado, que aportó 192.200 nuevos trabajadores (entre asalariados registrados, cuentapropistas y personal de casas particulares), seguido por el empleo público (+38.500 nuevos empleos) y por último los monotributistas sociales (+37.300).

Al bucear en la realidad sectorial, la construcción apareció (una vez más) como la gran impulsora, de la mano de una mayor inversión pública que también movilizó la privada. En efecto, del total de contrataciones, los empleos de la construcción significaron el casi el 41% de la creación de empleo. En la comparación interanual, el crecimiento fue de 10,3%, lo que significó 42.600 nuevos trabajadores registrados.

Los otros dos rubros más dinámicos en la creación de empleo fue Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, que aportó el 17% del total de nuevos trabajadores registrados y creció un 2,1% en la comparación interanual; y Comercio y reparaciones, que aportó el 12% de las nuevas contrataciones, con un aumento de 12.300 trabajadores (o un 1,1% interanual).

En el otro extremo, el de destrucción de empleo en 2017, se ubicó la industria manufacturera, que fue responsable de 82% de esa destrucción. Si se compara con diciembre de 2016, el último mes del año pasado se registraron 17.600 trabajadores menos. Y si esa comparación se hace respecto del momento que asumió la presidencia Macri, la cantidad de despidos acumulados ronda los 66.100.

Por: Carlos Manzoni

LA NACION

5 Comentarios

  1. Siempre Mar del Plata ha tenido índices de pobreza más alto que cualquier ciudad, Todavía ningún funcionario ha podido sluciones éste problema,.Una lástima.

  2. Es un cara rota segria mejor se se calle , no solo pobreza , gente en la calle mar del.plata parece que la hubieran bonbardeado todo es un dsastre , no tienen ojos para mirar como esta , es dsastroza todo

  3. No consiguieron pauta oficial porque son un medio pedorro que nadie lee. Hagan 20 informes como este si quieren ¡muertos!

  4. bajo por suerte bajo!! eso deberian destacar!!