Política

La corrupción K no es ajena al tarifazo

Cristina-Planificacion-Gabinete-Transporte-Tragedia_CLAIMA20160104_0008_28Ya hubo reuniones para cambiar la denominación del Frente para la Victoria en las representaciones legislativas, senadores, diputados y concejales. Después de 12 años quieren borrar hasta su identidad. El movimiento transversal de Néstor Kirchner quedó reducido a cenizas, desde sus entrañas tratan de evadirse de una decepción.

La corrupción era el eje del movimiento transversal de los Kirchner, de allí el proceso de sucesión presidencial, ¿pingüino o pingüina? decían para estirar su déspota objetivo final. Desde el 10 de diciembre se debió inhibir todos sus bienes y prohibirles la salida del país. Y no es extremismo, sino la realidad que nos domina. La protección política y la impunidad judicial, crearon este monstruo que va a llevar décadas desarmar. Ahora no alcanza con pedir perdón, con el 35 % de pobreza en el país. Y antes de putear a Aranguren deberían pensarlo dos veces.

La corrupción como matriz de gobierno no deja huecos sin ocupar. Que hayan terminado con el autoabastecimiento de gas, electricidad y combustibles, exterminado las economías regionales para hacer germinar el narcotráfico, disparar las estadísticas de inseguridad destruyendo familias, dejar al país sin estructura de transporte, vaciar las reservas del BCRA, la intervención del poder judicial, la escribanía del Congreso Nacional, aislarnos internacionalmente en la era de la globalización, todo es contundente. Pueden haberse equivocado en la economía, en la inseguridad, para ser benignos, pero no, se equivocaron en todo. Y no se les puede imputar desconocimiento, sino todo lo contrario, ha sido planificado e instrumentado de la manera más vil: arrojando a los argentinos al desamparo de las próximas generaciones.

Jueces y fiscales, todo el P.J. (Massa, Moyano, Bossio) actuaron funcionalmente, o de manera delicada y oportunista, según sus modales. No es lo mismo Massa y Bossio que el clan Moyano o el nepotismo de Daniel Scioli instalado institucionalmente en la Provincia de Buenos Aires. Son peronistas, son todos iguales, acá comieron todos del mismo plato, y lo que es peor pretenderán seguir haciéndolo, porque es su ADN, los que emergen son transformistas, que volverán a reinventarse. No en vano los peronistas asumen que disfrutan el poder, que son un partido del poder y que los demás sufren el poder. Es la pintura de la desestabilización.

Esta maquinaria de corrupción pública sale a la luz de manera azarosa. Todavía no hay un expediente judicial que se haya resuelto, o se volverá a aplicar el caso María Julia Alsogaray. La vía es la asociación ilícita, como se planteó en el 2008. Esto es una megacausa, ya hasta Boudou vuelve a ser ramplón en este marco de desquicio.

Cámaras filmando cómo contaban dinero y bolsos volando sobre el cerco de un convento, han disparado la conmoción social pertinente, para exigirle a la justicia que vayan presos y devuelvan lo robado, hasta quienes ponían los sellos. Este país ha sido torturado en la década ganada, no hay nada para rescatar, con cinismo e hipocresía, de manera cruel, sin reparar en las consecuencias, no tuvieron respeto ni compasión con la militancia, la usaron despiadadamente por la avaricia del dinero y de la acumulación de poder.

Es difícil concebir semejante despropósito sino aceptamos que primó el desprecio por el prójimo, la ausencia de solidaridad bien entendida, este era el modelo que épicamente fue derrotado por CAMBIEMOS en noviembre de 2015. Y no es la épica ni CAMBIEMOS un elixir que nos cubra de los políticos agitadores y facciosos, así son los camioneros, los gremios en general, los intendentes y los gobernadores del P.J. La democracia sin fraude, con armas limpias, con participación genuina, sigue siendo la salida, después de haber zafado de esta trampa que es como escapar de una dictadura militar. ¿Alguien se imagina lo que sería el país con Scioli presidente?

Tanto la corrupción como la demagogia, son populares y dan lugar a gobiernos populistas, por eso tienen cabida en la sociedad menos informada,  que no advierte el peligro y la acechanza de grupos capaces de hacerlo todo, y más aún cuando están en juego el poder y los recursos materiales.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Un comentario

  1. Kakosos Korruptos … cuanto lamento que acá nadie vaya preso …