Política

La contrapropuesta de Juntos por el Cambio: más presencia en el recinto

El interbloque presentó una contrapropuesta al oficialismo que se basa también en un “sistema mixto” entre miembros presentes y conectados por videoconferencia, pero que incluya al momento de sesionar en el recinto, además de las autoridades de la Cámara alta, “un máximo de 15 senadores y senadoras, respetando la proporcionalidad política”.

El interbloque de Juntos por el Cambio del Senado presentó una contrapropuesta al oficialismo que se basa también en un “sistema mixto” entre miembros presentes y conectados por videoconferencia, pero que incluya al momento de sesionar en el recinto, además de las autoridades de la Cámara alta, “un máximo de 15 senadores y senadoras, respetando la proporcionalidad política”.

En el comunicado difundido este miércoles, Juntos por el Cambio apoya el “sistema mixto”, pero “con la presencia en el recinto de la autoridades de Cámara y un máximo de quince senadoras y senadores, respetando la proporcionalidad política, o autoridades de Cámara y presidentes de bloque o quien ellos designen en su reemplazo”.

De ese modo, la principal alianza opositora manifestó su respuesta a la propuesta presentada el martes por la vicepresidenta de la Nación y titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, en una reunión presencial en la que participaron los jefes de las bancadas mayoritarias, el peronista José Mayans y el radical Luis Naidenoff.

La vicepresidenta presentó una propuesta para sesionar durante las próximas semanas basada en la presencia en el recinto únicamente de Fernández de Kirchner y de los responsables de la Secretaría Parlamentaria: Marcelo Fuentes (PJ) y Juan Tunessi (UCR).

En el instructivo presentado el martes se aclaraba que por cuestiones técnicas la sesión no podrá durar más de cuatro horas, que se acortan los tiempos de cada orador y que los senadores deberán participar de la sesión en lugares con una importante velocidad de banda ancha, como las legislaturas provinciales.

La intención del oficialismo es sesionar el próximo jueves 6 de mayo con los Decretos de Necesidad y Urgencia firmados por el presidente Alberto Fernández como único tema, ya que cualquier otro asunto requiere de la reunión de comisiones y la emisión de dictámenes.

Juntos por el Cambio agregó respecto a la modalidad de funcionamiento que “no pueda prolongarse más allá de sesenta días”, en el marco de la cuarentena decretada por el gobierno del presidente Alberto Fernández ante la propagación de la pandemia de coronavirus en el país.

También, dijo el texto de Cambiemos, ven “conveniente” que “los legisladores que se conecten de forma remota puedan hacerlo desde organismos oficiales en sus provincias, como por ejemplo una legislatura provincial, desde su despacho en la Cámara de Senadores o desde su domicilio particular si las condiciones de conectividad lo permiten”.

Luego de considerar que “la lista de oradores y tiempos de uso de la palabra debe ajustarse a lo establecido en el Reglamento”.

Para reafirmar su posición respecto a estas sesiones mixtas, el formoseño Naidenoff afirmó: “Si la Cámara de Diputados está avanzando en sesiones mixtas creo que en el mismo sentido deberíamos avanzar en el Senado para que los presidentes de bloque o quienes residan en lugares próximos puedan asistir de manera presencial a la sesión”.

De ese modo, la principal alianza opositora manifestó su respuesta a las condiciones que ayer dio a conocer la vicepresidenta de la Nación y titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner.

El Frente de Todos avanzó con la idea de sesionar a través de videoconferencia luego de que la Corte Suprema indicó en su fallo del viernes que el Congreso tiene la facultad de sesionar y debe articular los medios para hacerlo.

La vicepresidenta y presidenta del Senado había elevado a la Corte Suprema de Justicia de la Nación un pedido de certeza para la realización de sesiones virtuales en la Cámara alta.

En su fallo del viernes, la Corte Suprema señaló que “las emergencias, de cualquier tipo, deben ser tratadas dentro del Estado de derecho y por ello el funcionamiento del Congreso resulta absolutamente esencial para el normal desarrollo de la vida Constitucional” y que el Senado -también Diputados- tiene autonomía para “regular su propio funcionamiento y los mecanismos para lograr la deliberación en representación del pueblo”.

Sin embargo, durante el diálogo político mantenido por el oficialismo y la oposición en estos días se pasó por alto la posibilidad de modificar el Reglamento del Senado (que no tiene previstas las sesiones por videoconferencia) y deja todo su funcionamiento atado a un acuerdo político.

TELAM

Un comentario

  1. poro,los saca cagan…o
    olvidate,se hace como quiere si o si…
    final.stop…como le gusta a la tia…