Carta de Lectores

La carrera policial: principal factor para hablar de seguridad

0010144630El detalle que señala el título de la presente nota que parecería de orden menor ante la inacabable catarata de opiniones de las más variadas procedencias que al momento de hablar de la seguridad pública nos bombardean. Es sin duda para quienes conocen profundamente del tema de principalísimo interés para asentar sobre el mismo la estructura necesaria a un sistema de seguridad que pueda llegar a aliviar con el tiempo la crisis que en este aspecto viene sufriendo desde hace años la sociedad argentina.

A nadie escapa que el territorio bonaerense ha sido propicio para el avance de la delincuencia en los últimos años debido precisamente a que los distintos gobiernos han equivocado el camino en lo que hace a la formación, contralor y respaldo legal en la actuación de la fuerza policial del distrito. Agravando con medidas que contribuyeron directamente a la degradación de la carrera policial o lisa y llanamente su destrucción,  con las lógicas consecuencias de desprofesionalización de sus cuadros, y el avance de la corrupción alentada por supuesto desde los estamentos políticos.

Hoy nuevamente el tema se encuentra sobre el tapete y parecería que no se han estudiado por parte de las actuales autoridades los repetidos yerros anteriores insistiéndose en lo que ya ha fracasado y que por supuesto fracasará de no corregirse a tiempo el rumbo.

Escuchar al ministro de Gobierno de nuestra provincia decir que deben “profundizarse las purgas” en la fuerza policial nos hace dudar sobre la verdadera formación democrática de este alto funcionario, que debería saber que este término esta asimilado a gobiernos tiránicos y que por lo tanto debería excluirse del vocabulario de los funcionarios de gobierno pese al gusto que por el mismo sienten determinados periodistas. La corrupción debe combatirse con las leyes existentes o a dictarse en el futuro, con investigaciones legales y derecho a la defensa como lo marca la Constitución Nacional y no arbitrariamente como parecería gustarle a este funcionario.

Jugar con los ascensos y promociones tampoco beneficia a la carrera policial ni en definitiva a la seguridad pública por el desánimo que causa entre los trabajadores ver que por ejemplo se siguen repitiendo ascensos fuera del diagrama establecido por la ley, mezclados con reescalafonamientos por haber incursionado los ahora beneficiados en numerosos exámenes que reprobaron, pero que ahora por milagro los lleva a superar en jerarquía a quienes en su momento los aprobaron con usura, ascender a personal condenado judicialmente o demorar a quienes carecen de padrinos que los amparen y cosas por el estilo son solo algunos de los ejemplos de lo que hablamos.

Retiros anticipados y contra lo dispuesto por la Ley, no hacen otra cosa que tratar de ordenar saliéndose de lo legal y repitiendo métodos de la dictadura militar y del Gobernador Duhalde, aunque este al menos, se cuidó de hacer aprobar por la legislatura una ley de respaldo, aunque manchó para siempre la honorabilidad de los cuerpos que la componen por vulnerar derechos consagrados constitucionalmente.

Tales retiros SON ILEGALES, ya que vulneran derechos elementales de nuestra ley institucional que señala precisamente que tal situación se da únicamente en las opciones del pedido voluntario o con el cumplimiento de los años de servicio necesarios, por lo que también de esta forma se vulneran nuestros derechos previsionales.

No estamos en contra de la necesaria depuración de nuestra fuerza ni del combate a la corrupción existente dentro de la misma, aunque reconocemos su origen en la conducción política, pero combatirla fuera del marco de la Ley no significa otra cosa que pretender acabar con el caníbal comiéndoselo.

Seguramente vendrán juicios al respecto que no hubieran resultado necesarios, y que a la postre deberemos pagar todos los ciudadanos bonaerenses. Se puede investigar todo lo que es necesario investigar, castigar todo lo que es necesario castigar, pero dentro del marco de la Ley. Las herramientas existen, solo resulta necesario saber utilizarlas y estar dispuestos a hacerlo.

Miguel Ángel Reynoso

Secretario General, APROPOBA

 

Un comentario

  1. FELICITACIONES!!!!