Política

Kicillof aceptó modificar la escala del impuesto inmobiliario y la oposición votaría el paquete fiscal

blank
El Gobernador cedió a la mayoría de los cambios que pidió la oposición. Siguen las dudas por la suba del 75%.

El gobierno de Axel Kicillof propuso modificar la escala del Impuesto Inmobiliario como parte de la negociación con la oposición para destrabar el paquete impositivo. Ahora, el 75% de aumento afectará a 1 millón de partidas en lugar de 2.600.000 como pautaba originalmente el texto.

«Recibimos bien las modificaciones, pero seguimos teniendo diferencias», dijeron a LPO legisladores de la oposición. Según explican, el conflictivo aumento del 75% en el inmobiliario sigue sin resolverse, toda vez que desde Juntos por el Cambio exigían que se baje a 55%.

Sin embargo, la presión sobre la oposición es muy fuerte y los gestos de apertura que llegaron desde el peronismo parecen cercar una nueva negativa al paquete impositivo. «Salvamos a 1.6 millones de personas del impuesto», aseguraba este lunes un legislador de la oposición.

En términos formales, la negociación seguirá este martes. Es que la oposición tomó los cambios y pidió tiempo para analizarlo. Sobre el mediodía los legisladores de Juntos por el Cambio tendrán una reunión de bloque donde comenzarán a definir una posición respecto de los cambios.

Los negociadores de Kicillof aceptaron ocho de los nueve cambios que había exigido la oposición e hicieron cambios parciales en el punto más controversial: el 75% en el Inmobiliario Urbano.

En diálogo con periodistas, la vicegobernadora Verónica Magario explicó que «ese famoso 75 por ciento lleva muchísimas menos partidas. (Con el cambio en la escala) estamos hablando del doble del valor fiscal que se venía planteando en la impositiva anterior. Esto significa que podríamos estar hablando de propiedades que están por arriba de los 300 mil dólares en su valor real».

Desde el gobierno sostienen que no se moverán del 75% toda vez que eso atentaría con el corazón propuesta. la progresividad.

La oposición había acercado al gobierno un listado con nueve modificaciones puntuales. Respecto del Inmobiliario Urbano, planteaban una escala de 10% al 55% según los tramos. Mientras que el texto de Kicillof planteaba un esquema que iba del 15% hasta el 75%.

La estrategia del gobierno de Kicillof es ingresar este mismo martes el nuevo texto con el objetivo de máxima de lograr un trámite rápido el miércoles en ambas cámaras de la Legislatura.

Durante todo el día existieron distintas reuniones en el despacho de Magario. Allí estuvieron Carlos Bianco (Jefe de Gabinete); Teresa García (ministra de Gobierno); la diputada nacional Cecilia Moreau; Carlos ‘Cuto’ Moreno y el presidente de Diputados, Federico Otermin.

Por la oposición estuvieron los legisladores Maximiliano Abad, Juan Pablo Allan, Andrés De Leo y Emiliano Reparaz. También participó el intendente Néstor Grindetti quien por la mañana había mantenido una reunión con el presidente Alberto Fernández.

En el listado de nueve puntos de la oposición, además bajar al 55% el aumento del Impuesto Inmobiliario, se pidieron exenciones en el Inmobiliario para todos los campos de hasta 100 hectáreas destinados a la explotación tambera.

Otro de los puntos que había generado tensión con los intendentes -incluso con los del peronismo- tenía que ver con quitarle a los municpios el 20% de la recaudación del cobro de patentes para autos modelos 2009. Ese fue otro de los puntos que Kicillof cedió.

En tanto, también se retrotrajo a 2019 las alícuotas del Impuesto a los Ingresos Brutos de la fabricación de medicamentos de uso humano y productos farmacéuticos. El Gobernador había subido la alícuota a 3,5% y se mantendrá en 1,5%. Lo mismo ocurrió con la venta al por mayor de cereales, oleaginosas y forrajeras excepto semillas.

Otro de los puntos importantes exigidos por la oposición tiene que ver con la alícuota de Ingresos Brutos de los servicios profesionales. Juntos por el Cambio planteó que no suba del 3,5% a 4,5%, como plantea la iniciativa original.

También pidieron eliminar los impuestos extraordinarios a las actividades portuarias. Un pedido que fue fundamentado en la libre competencia y las dificultades que traería a las comunas por las cercanías de otros puertos en provincias vecinas. Por último, sobre la exención del Impuesto a los Automotores para los transportes públicos de pasajeros, apuntan a agregar a las sociedades con participación estatal mayoritaria.

El proyecto original había sido ingresado al Senado el 24 de diciembre y Kicillof exigía que se trate el 26. La oposición pidió tiempo para negociar cambios y adelantó su rechazo a algunos puntos. El más importante era el que definía subas de hasta un 75% en algunas categorías del Impuesto Inmobiliario.

Sin mayoría en el Senado, el oficialismo no pudo tratar el paquete impositivo, algo que generó la furia de Kicillof. En una conferencia de prensa, acusó a la oposición de «irresponsable» y de buscar «extorsionarlo».

Por Cristian Lora – La Política Online

Los comentarios están cerrados.