Ciudad, Información General

Jubilados descartables: su endeudamiento y el Banco Supervielle

 

Conocida la extrema fragilidad de quienes acceden al “beneficio” de la jubilación, comienzan en realidad una etapa de padecimientos extras, que se profundizará en el futuro con el nuevo método de movilidad que se aprobará a la brevedad.

Las penurias se inician con la entidad asignada, donde comenzarán a recibir sus magros haberes con cualquier fórmula, porque siempre pierden contra la inflación.

Es el caso de caer en manos del Banco Supervielle, que pagaba plazos fijos al 33 % y prestaba con tasas del 70 % en el mismo mostrador, rozando un tipo de usura con cobertura legal, pero con profundo cuestionamiento ético, ya que los nuevos jubilados eran derivados a su primer cobro a distintas sucursales de Mar del Plata y otros puntos del país. El Banco Supervielle no es una entidad elegida por el beneficiario, sino impuesta.

La habilitación del Banco Supervielle para captar una masa interesante de eventuales clientes, representa un capital de extraordinario rendimiento, ya que los nuevos “afortunados” llegan al primer cobro, muy probablemente, con algunos meses de retroactividad.

 

Allí está tendido el primer tramo de la trampa.

Los ofrecimientos de colocaciones a plazo fijo, a tasas mínimas generan una masa excepcional de recursos con beneficios como el pan y la leche, turismo, remedios, tarjetas de crédito y otros servicios, que inducen luego al pago mínimo generando monstruosas sumas, en relación al haber mensual del flamante jubilado, que caerá en las redes por desconocimiento, necesidad o falta de precaución.

No es demasiado distinto a las cuevas financieras y redes de pago del micro centro, que tienen algún arreglo para descontar por recibo préstamos a trabajadores municipales, lo cual asegura una tasa de cobrabilidad del 100 %, de acuerdo al cupo que permita el acuerdo.

Se comete una exacción que, no casualmente goza de protección política, sin excepciones, hay un tejido de acuerdos que lo permite.

Otro gran tema que con el correr de los días, develará cómo quedarán expuestos los jubilados que han contraído créditos con la ANSES, que en razón de la pandemia COVID 19, dispuso el diferimiento de los pagos de cuotas. Y es presumible, que la actualización no acompañe el monto de las mismas y tendrán un mayor impacto en el monto líquido, que mermará aún más el poder adquisitivo de los queridos jubilados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*