Zonal

Histórica Marcha del Orgullo en la ciudad de Azul

blankCentenares de personas participaron el último fin de semana de la primera “Marcha del Orgullo” en la historia de Azul. El evento tuvo lugar de la localidad bonaerense y contó con la participación de Estanislao Fernández, más conocido como Dyhzy.

“Fue indispensable que pase acá. Nunca se había hecho nada”, destacó una de las integrantes de la Comisión Organizadora de la marcha, en comunicación con Infocielo.

“La Negra” como es conocida en Azul, contó que “un montón de personas de la diversidad estábamos boyando de ciudad en ciudad como Tandil, Olavarría o Tres Arroyos donde ha habido marchas y había una deuda pendiente. Un par de personas que ya estábamos viviendo en Azul y muchas que viven afuera pero vinieron por vacaciones o la pandemia nos fuimos rejuntando y se organizó”, expresó.

Respecto a las resistencias de algunos sectores de la comunidad local, indicó: “Azul es súper conservadora pero en realidad todos los pueblos y ciudades tienen ese conservadurismo. Acá por ahí es más elevado por tener la sede regional de la Iglesia, los tribunales, las sedes de las policías pero en otras ciudades también las tienen”, describió.

“Estuvo impresionante. No hubo ningún sobresalto de nada. Teníamos algún que otro miedo pero esta marcha fue feliz, de brillo. No hubo un momento malo. Hubo distanciamiento social, cumplimos los protocolos por todos lados. Se veían algunas caritas que se ponían a mirar con cara de sospecha pero más que eso no pasaba. Toda la gente muy feliz, agradeciéndonos. Fue hermoso”, valoró.

El evento incluyó una feria de productores regionales y espectáculos artísticos y musicales como “Santa baby”, “Fifi tango”, “Putite de mamá”, “Son pololos” y “Chocolate remix”.

Por otra parte, hubo cuestionamientos al gobierno Municipal de Hernán Bertellys por la falta de acompañamiento a la actividad: “Todo fue en el medio de la plaza y sin tener un enchufe de la Municipalidad. Habíamos ido a preguntar si nos daban la bajada de luz y dijeron que sí, que iban a dar un escenario y globos. Pasó una semana sin nada y volvimos a ir y dos días antes no nos dieron el enchufe y tuvimos que salir rajando para conseguir un grupo electrógeno. Cometimos el error de esperar algo del municipio”.

“La marcha tenía un contenido político inmenso, no fue una fiesta. Pero sí tratamos de reivindicar nuestras identidades en un contexto festivo, sin caer en la tristeza”, agregó.

Entre algunas de las reivindicaciones pidieron “el cumplimiento del cupo laboral trans, que hay una ordenanza para aplicarse pero no se cumple. Después el reconocimiento de nuestras experiencias de vida y de nuestras identidades y basta de odio al LGTTTBIQNBP+”.

Sobre la polémica por una intervención en el monumento a San Martín (a la figura del prócer le colocaron la bandera del orgullo) “La Negra” comentó: “De repente hubo un montón de gente sanmartiniana defendiendo una estatua. Pasó que una compa se subió y fue una manera simbólica de amigarnos con ese prócer. Se rajan las vestiduras con una situación de estas pero después cuando gana boquita van a la plaza, se suben encima y nadie dice nada”, ironizó.

Finalmente se refirió a los próximos desafíos de la comunidad LGTTTBIQNBP azuleña: “Queremos mantener algún tipo de frente porque no hay una organización estable en Azul respecto a la diversidad para ver qué podemos hacer durante el año. Estamos bastante extasiadas. No tenemos un centro cultural o un boliche donde podamos manejarnos libremente. Todo lo que hay es heterosexual y no es que no podemos estar allí pero quienes pertenecemos a la comunidad sabemos que no es lo mismo”, concluyó.

Fuente: Infocielo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*