Arte y Cultura, Música

Herencia pesada

Sólo rock and roll. El hijo de Pappo es un continuador de la obra del mítico “carpo”.
Sólo rock and roll. El hijo de Pappo es un continuador de la obra del mítico “carpo”.

El nombre de la banda dice todo: relacionado con el mundo de los fierros y a la vez con ese poeta disimulado que era Pappo Napolitano, es lógico que Luciano Napolitano haya jugado con las palabras y jugado con la picardía. Es así como “los bornes”, esos artilugios que van en los autos, se transformaron en “lovorne”. Y así llega Lovorne, heredera de ese rock directo propio del “carpo”.

El grupo, liderado por Luciano Napolitano en voz y guitarra, más Guillermo Rouco en bajo y Matías Arman en batería se estará presentando este sábado a las 22 en Abbey road (Juan B. Justo 620). Para redondear una noche del más puro rock and roll acompañarán las bandas invitadas Lohengrin y La puntera.

Hijo de Pappo y continuador de un estilo musical, Luciano tiene en Lovorne a una de esas bandas de rock puro y duro, con poesía urbana y un sonido cuadrado, dicho esto con cariño -aunque si prefiere los eufemismos, llamémoslo clásico-. Actualmente se encuentran en etapa de grabación de su cuarto disco.

Al respecto, prometen temas nuevos como lo están haciendo en la gira que realizan a nivel nacional. Este cd es la continuación de Rock pesado (2002); Más rock and roll (2004); y Sexo, fierros y rock and roll (2007), sus tres discos anteriores y explícitas confesiones sobre de qué la van.

Según ha dicho el propio Luciano Napolitano, el proceso de grabación de este cuarto material ha sido el más profesional de todos, a pesar de no contar con una gran producción y autogestionarse. Sin embargo, el músico ha estado más atento a la postproducción y mantuvo un estado de calma, contra la excitación habitual, para trabajar los sonidos de manera más artera.

Los comentarios están cerrados.