Ciudad

“Haga Patria, venga a Mar del Plata”

Así lo remarca la diva Mirtha Legrand, en cada una de sus apariciones televisivas. Pero una imagen vale más que mil palabras que intentan describir otra temporada para el olvido, y mal que le pese a quienes se niegan a ver cómo se vive realmente el verano en “La Feliz”, la foto de tapa muestra descarnadamente la contracara de una ciudad turística que alguna vez fue comparada con Biarritz, un elegante pueblo playero en la costa suroeste de Francia.

Más allá de los informes de un canal de cable ultrakirchnerista como C5N, y de los agoreros parafraseando al General Perón “la única verdad es la realidad”, en este caso nos refleja una ciudad sumida en el descuido y abandono, que recibió un aluvión…pero no precisamente de turistas sino de trapitos, manteros y dealers, que de hacerse efectivo el decreto del intendente Carlos Arroyo, deberán emigrar a otras localidades en busca de potenciales víctimas.

La Fuente de Punta Iglesia, convertida en el natatorio donde los buscavidas emigraron para medrar con la pálida temporada estival y con chapuzones mitigar el calor, es la alegoría de una ciudad que perdió atracción turística por falta de innovación, imaginación y creatividad.

Ese lugar cargado de simbolismo conurbanizado, fue justamente el escogido por el gobierno municipal para instalar un árbol de Navidad reñido con el sentido estético, que recibió una lluvia de críticas y por ende fue retirado en menos de 48 horas, con mucha pena y sin gloria…

Foto: Tu Bache Mdq

2 Comentarios

  1. Sugiero electrificar el agua . Estos no son laburantes .

  2. Aparte, tendrían que meterlos presos realmente eso es un asco!!