Deportes

Gracias Passarella, por «el equipo corto»

seawzddxfcbhnjEn este país donde se discute a Lionel Messi y se cuestiona al Papa Francisco, se vive en las antípodas de la razonabilidad. ¿Qué diferencia hay entre la foto de Dante Gullo, con Hugo Moyano y Ritondo, y la de D´onofrio, Brito y Santilli? Sólo matices los diferencian, pero son más de lo mismo.

La inseguridad, la desocupación y la inflación, desplazan a otro plano más postergado a la corrupción. Es la década ganada donde se apila a los pobres. La violencia de los barras en los clubes, es el denominador común de la decadencia de las escuadras de fútbol, a los que llegan políticos disfrazados de dirigentes y apoyados por organizaciones partidarias, dispuestos a saquear las instituciones. Ya hay complicidad entre unos y otros.

No tan misteriosamente, Independiente dejó de tener problemas, cuando Canteros se rindió en su vano esfuerzo de desplazar a los violentos, como Bebote Álvarez, hoy simpatizante fetiche asimilado a la conducción de Moyano. El caudillo camionero y líder de la CGT opositora,  llegó merced a la necesidad económica del club de Avellaneda, compró la presidencia, maquillada con una elección que tenía como reaseguro un aporte de U$S 10.000.000, es innecesario avanzar en conclusiones obvias, pero no por ello igualmente repudiables.

El presidente D´onofrio, es un personaje de luces bajas, un Perogrullo del fútbol, testaferro del grupo que maneja más dinero líquido en el país. Hoy se ha convertido en el nº 2 de la AFA, desplazando a Angelici. D´onofrio, a pocos días de asumir, había manifestado su simpatía con la organización montonera de los ´70, muchos de ellos integrantes del actual gobierno.

Estos dirigentes son especialistas en operaciones políticas, capaces de vaciar un club deteriorarlo, crear un clima de descontento e ir generando una atmósfera irrespirable. Para ello se valen de los aparatos de organizaciones criminales como los barras bravas, que se alquilan al mejor postor político en la campaña para las elecciones, tal cual puede ser en un sindicato y en las internas peronistas, generalmente.

D´onofrio es el producto de esta putrefacción que ya alejó a la familia de las canchas, a los hinchas visitantes y ahora desaloja a los disidentes de los oficialistas. ¿Qué expliquen qué pasó en el Monumental el martes anterior? ¿Dónde están las promesas de D´onofrio en cuanto a las sanciones de los responsables?

Es muy importante, fundamental el siguiente punto: River puede ser querellante o particular damnificado, pero la justicia lo tiene que aceptar en ese carácter, lo que no ha ocurrido en este caso, por lo menos hasta ahora. Esa figura judicial (querellante o particular damnificado) es un viejo ardid y/o estratagema tribunalicia para formar una cortina de humo, que incautos y desinformados terminan comprando.

¿Cuál es la realidad? Que las propias autoridades de River tienen enorme responsabilidad en todo lo ocurrido. A esta altura ya queda claro que D´onofrio es un hombre de la Casa Rosada y ese será el rumbo de River, porque tiene protección política, pero la pérdida de autonomía e independencia serán irreversibles.

Nada de todo esto es esporádico. Responde a planes estratégicamente diseñados, que tienen  que ver con la política partidaria, por eso los Moyano, los Gullo, los Santilli, los Ritondo etc. etc. En River existió un plan sistemático para desplazar a la conducción anterior, que incluyó la pérdida de categoría. El Fútbol para Todos, introdujo la corrupción del Estado en la pasión de los argentinos, que inadvertidamente demuestran la pasión por sus colores. River era fundamental en el “Vamos por Todo” y desde el 2009 se planificó para recuperarlo para la política, un desvelo del oficialismo.

Hay acabadas evidencias y pruebas de campañas de desprestigio, como las ocurridas en River desde el 2009 al 2013, que fueron manejadas por expertos titiriteros con un  fuerte apoyo económico, destinado a ocupar la mano de obra de los violentos integrantes de las barras. D´onofrio ahora pide custodia de jefe de Estado, pero su entorno negoció siempre con lo peor de Los Borrachos del Tablón y la Barra del Oeste.

Son profesionales en el tema y su crecimiento sólo ha sido posible porque responden a punteros políticos, han creado a Frankenstein y ahora no pueden desactivarlo y se los tienen  que fumar los hinchas que desprevenidos, siguen con sus bolsillos flacos sosteniendo un sistema corrupto por donde se lo mire. Basta con el tema de los árbitros que además de tener un reglamento gozan de discrecionalidad, para juzgar intenciones, con lo cual o dirigen bien, se perfeccionan o se excluyen. Es difícil creer en ellos, cuando hay un gigantesco espejo en el país en el cual nos estamos mirando todos.

Es necesario explicar todo esto, aunque ya el daño está hecho, es necesaria la difusión para comprender cuál es el problema, y no caer en injusticias irreparables.  En el caso de River, el cual me preocupa inmensamente, porque es el club de mis amores, ha tenido características dantescas. Han sucedido episodios muy extraños, algunos merecen otra reflexión, es muy duro pelear en soledad contra la incomprensión, cuando la pasión y los sentimientos desplazan la racionalidad.

En River se ha vivido una campaña artera, donde han predominado los aspectos económicos. Hay periodistas, que han ocupado su rol mediático para convertirse en difamadores con micrófono, como Hernán Castillo de TN, un chico que no sabe ni cuando acaba, siempre dispuesto a injuriar y calumniar, los concheros diarios como Rial, Monti, Medina, hubo muchos que fueron usados, y tal vez involuntariamente se prestaron a este juego orquestado.

Hay un coro de periodistas, que siempre está dispuesto a propalar la cadena oficial, que sale de los despachos de la dirigencia del club y lo dan como si fuera la verdad revelada. Llama la atención semejante dependencia y si tienen relación con la pauta de publicidad. La bandera a Distasio, fue módica, en un programa televisivo en el que participa no lo llaman por su nombre, sino que le dicen directamente D´onofrio, es indignante, como profesional y como persona.

Esta historia continuará, gracias a Dios existen los archivos en mi diario digital, en el cual adelanté todos estos capítulos. Mientras tanto disfruto del equipo que supo formar Daniel Passarella y todo lo que sale de las divisiones inferiores. No en vano no se compró ningún jugador desde hace un año, porque Passarella dejó a River en el mejor momento de su historia, capitalizado en jugadores, con excelente valor de transferencia, con regalías  de ventas efectuadas, con seis jugadores de selecciones nacionales (lo que no ocurría desde hace décadas).

Esto es muy simple, hay que comparar entre la última foto del equipo que dejó José María Aguilar y el primer equipo que está jugando ahora, y las diferencias son abismales, con uno te ibas al descenso irremediablemente  y con el otro se pelea en todos los frentes, además de haber sido campeón, a pesar de Ramón Díaz, quien no tuvo reparos como demagogo que es,  para presionar hasta lograr la salida de una persona cabal como Matías Almeyda, de enorme futuro como entrenador, que los hinchas de River deberíamos estar disfrutando todavía.

De lo único que hay que zafar ahora es del “Cavegol”, un jugador que no sólo está excedido de peso, sino que ya nada puede aportar a un equipo, especialmente a un grupo. Hoy los 10 goles de Teófilo Gutiérrez, son el producto de la ausencia de Cavenaghi durante varios meses. Para el colombiano, Cavenaghi es un estorbo adentro de la cancha, pero hay que saber de fútbol y sino que lo expliquen.  Cuando no existió la obligación de ponerlo porque se operó, explotó la capacidad goleadora de Teo, no es una coincidencia, sino una consecuencia.

Cavenaghi fue un destituyente confeso, que cobró con su pase el regreso a River, tras haber sido un militante de D´onofrio, Brito y Santilli, o sea lo mismo que Dante Gullo, Hugo Moyano y Ritondo, entre otros. A futuro, Cavenaghi en River, es la versión de Riquelme en Boca, ambos insoportables, porque en ningún lado podrán cobrar lo mismo. Cuál es su prestación, la sienten en sus cuentas bancarias, por eso el retiro es muy difícil. El daño que le hacen los hinchas ultras a los clubes es difícil de mensurar.

Gracias a Passarella, por la herencia que dejó, hoy todos gastan a cuenta, pero se olvidan de cómo se gestó. Hay que decir la verdad, son necesarios los gestos de grandeza, hay que abrir las puertas de la unidad en River y terminar con las maniobras calumniosas pagadas con el dinero del club.

Si River es un equipo corto, es porque no lo han reforzado ahora, (Pisculichi por Lanzini, fue un trueque, que además le dejó dinero a River), todo ha sido formado entre 2009 y 2013, con la escuela y el estilo de juego recuperado en las divisiones inferiores, también en el mismo período.

Hoy River se ha capitalizado en euros y en dólares, ha recobrado su entidad de millonario en esas divisas, no en pesos, lo que no ocurría desde hace décadas. Deportivamente ha quedado demostrado que el camino de Passarella fue el acertado, pero es un proceso, etapas de maduración, que echaron sus bases sólidas, para que luego no pase lo de Bou, Lamela, Ocampos e Higuaín, por ejemplo.

Entiendo que todo está tan claro, que es imposible que no se comprenda. Pero hay voceros oficiales de River que hacen de periodistas, que se han encargado de la distorsión. Son como los barras, pero éstos explotan los estacionamientos, la venta ambulante y otros menesteres del negocio del fútbol. Nuevamente gracias Passarella, aunque hoy Banfield o en unos días los colombianos nos dejen sin nada en las manos.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

2 Comentarios

  1. Era obvio que esta semana para usted fue muy tragica.
    Por dos cuestiones: el equipo que usted ama desde la cuna, es decir Boca Juniors, perdio a manos de RIVER PLATE y quedo eliminado de la copa sadamericana; y encima, el jugador que usted dice que juega para la tribuna y que es una molestia para RIVER, aporta dos goles claves para poder pelear el campeonato hasta la ultima fecha, claro que estoy hablando del señor Fernando Cavenaghi, el cual llego a los 101 goles en 179 partidos jugados con la camiseta del mas grande.
    Es obvio que usted esta muy deprimido, desmoronado, porq es indudable que esta dirigencia teniendo solo un año de gestion, y no habiendo gastado ni un solo peso en jugadores, ya tiene un campeonato local obtenido, esta peleando el actual. con el mismo plantel corto que usted dice, y como si fuera poco, esta en la final de la copa.
    Su amado Passarella, no pudo ganar nada, gasto lo que no habia y encima, nos mando al nacional!!!!!!!!!
    En serio le parece a usted eso una buena gestion?????
    Indudablemente usted es un total y tipico BOSTERO PELOTUDO!!!!!!
    Sabe que GOMEZ? dediquese a otra cosa, no escriba nada mas, o mejor si, escriba solo la cartita para Papa NOel, asi le trae un titulo para Boca, su equipo, y ademas, le trae una vida.
    Sabe que GOMEZ??? usted la tiene adentro
    LTA LTA LTA LTA LTA LTA

  2. Gracias Luciano por comentar.