Ciudad

Fundación trucha también engrupió al EMDER

1465604597056El aval del Concejo Deliberante que declaró de interés mediante Resolución R-3917, el “III Congreso de Educación-II Internacional: + Conocimiento + Derecho + Equidad para América Latina”, indujo al EMDeR a rubricar un convenio para llevar adelante el programa #Mar del Plata 2.0/Deporte con la inexistente Fundación Universitaria para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Cuyo director es Marcos Santillán Ferreris, quien según reveló una  investigación llevada a cabo por un asesor de Cambiemos, preside entidades educativas que no existen como tales y vende títulos truchos.

Por lo cual, como una pieza de dominó, cuya caída precipita a la otra, el origen de la entidad sobre la que se para Santillán, es decir el autodenominado Grupo Congreso, que al igual que  dicha Fundación no están inscriptos como entidades educativas en la C.A.B.A (donde tiene domicilio legal) haría caer el convenio con el EMDER.

Por su parte, el asesor Cristian Cativiela, explicó a los miembros de la comisión de Educación que “el Grupo Congreso dicta diplomaturas o carreras pero para ello debe estar inscripto como entidad educativa en donde tenga sede, en este caso en Ciudad Autónoma de Buenos Aires o en San Juan. A su vez, los respectivos Ministerios de Educación tienen que girarlo al Consejo Federal de Educación, quienes dan el aval para que esa diplomatura tenga validez en todo el país”.

Leer: El HCD habría avalado un Congreso de Educación trucho

Aseguró además que “este grupo no está inscripto en la CABA, ni en Provincia, tampoco en San Juan y por supuesto menos aun en el Consejo Federal de Educación. Por lo tanto, las diplomaturas o carreras y títulos que otorga no tienen validez e incluso son ilegales ya que no tiene autorización para el dictado de los mismo. Asimismo, las instituciones con las cuales trabaja (la Facultad Latinoamericana de Educación como la Iberoamericana de Educación y la Agencia Española de Evaluación en Calidad Educativa (AEECE)  no existen o dicho en otras palabras son sellos truchos”. Agregando que “Santillán creó un par de sellos de instituciones educativas inexistentes. La Agencia Española de la Calidad de la Educación y la Facultad Iberoamericana que aparecen entre los avales no existen.  Y ahí es donde se le desmorona el castillo construido sobre  los cimientos de sellos truchos. Porque sí dicta cursos en la Argentina para qué busca el aval de una agencia española cuando quienes avalan  las carreras a distancia en nuestro país  son el Consejo Federal de Educación y la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria».

A renglón seguido, señaló que “la lic. Analía Sorín, coordinadora del equipo federal de Educación, en lo que respecta a la educación a distancia confirmó que dicho grupo no existe y que la diplomatura no tiene validez nacional alguna. De modo que aconsejó realizar una denuncia por publicidad engañosa. También el Ministerio de Educación de San Juan como en el de la CABA aconsejaron realizar denuncias penales contra  Santillán Ferraris y advertir sobre estas carreras fraudulentas”.

Denunció también que “en la oficina que el EMDER le dio en la pista de Atletismo, lo que funciona  teóricamente es el programa Mar del Plata 2.0, pero en realidad las chicas que están ahí trabajan para el Congreso de Educación. O sea están utilizando esa oficina para este congreso trucho”.

Cataviela  comentó que “el Lic. Antonio Molina Peña, Secretario de Extensión de la Facultad de Ciencias Sociales  de la  Universidad Nacional de San Juan, le había manifestado que “avalamos un congreso que parecía muy piola pero en los hechos termino siendo un dolor de cabeza”. Y Viviana Pantano, Supervisora General de Gestión Privada, que fue una de las exponentes del Congreso Educativo de San Juan, confirmó que “no le habían entregado ni siquiera el certificado como tal”.

Roberto Latino Rodríguez

Un comentario

  1. Tan acostumbrados a lo trucho están, que defienden lo indefendible?.
    Pedís papeles, presentas papeles y listo..
    Obvio que un concejal esta para esto. Es nuestro dinero.
    Si es verdad debería iniciar una causa penal.