Ciudad

Fuerte rechazo del Colegio de Arquitectos ante la demolición del chalet Grattarola

rararDesde el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito IX, ponemos de manifiesto la preocupación y rechazo ante la reciente demolición del inmueble Chalet Grattarola, comprendido dentro del Código de Preservación Patrimonial del Partido de General Pueyrredon, en el cual la intervención municipal no logró detener un proceso clandestino de destrucción del patrimonio, que además implica el incumplimiento de todas las normas establecidas para la realización de obras en nuestra ciudad.

Además, adherimos a la decisión de las autoridades municipales de recurrir a la justicia denunciando el hecho y la aplicación de las más severas multas a los responsables del inmueble y ejecutores de la demolición del Chalet Grattarola.

El Partido de General Pueyrredon ha sido pionero en la creación de un Código de Preservación Patrimonial, allá por mediados de la década del ’90, acción que luego ha sido replicada en muchos otros municipios de la Provincia de Buenos Aires y recientemente en el de General Madariaga. Sin embargo, desde la sanción de la Ordenanza nº 10075 y su modificatoria la nº 19960, poco se ha avanzado en delinearpolíticas públicas que genuinamente logren la preservación de valores identitarios que caractericen a nuestra ciudad.  A partir de ello, la creación de otros instrumentos de gestión que permitan concretar la  preservación de la arquitectura, los espacios públicos, su forestación y por supuesto la dimensión cultural de nuestra sociedad, entre otros aspectos.

En el mismo sentido, y en particular sobre la protección y preservación patrimonial en el Partido de General Pueyrredon reiteramos la necesidad de:

  • Determinar, en vistas del inicio de las gestiones para la reformulación del Código de Ordenamiento Territorial, áreas de protección patrimonial en la búsqueda de establecer normas que regulen al conjunto y no solamente a la parcela donde pudiera existir un bien valorado como patrimonio arquitectónico;
  • Elaborar la instrumentación de herramientas de gestión urbana tendientes a la preservación dotando de recursos concretos que hagan efectiva la protección del patrimonio urbano- arquitectónico, tanto para la restricción del uso al titular del dominio como la compensación por dicha restricción;
  • Jerarquizar el Área de Preservación Patrimonial en el organigrama municipal, otorgándole el rango jerárquico y atribuciones de Dirección, a la vez de requerir una intervención de mayor relevancia en la emisión de dictámenes y el trabajo articulado con la Comisión Honoraria del Patrimonio;
  • Realizar una revisión y actualización de la Ordenanza Nº 10075 y el listado de bienes alcanzados por el régimen que ésta establece;
  • Considerar y promover propuestas que efectivamente incluyan la preservación de bienes patrimoniales propiciando la protección de nuestro patrimonio desde la gestión privada, además de las iniciativas públicas en la materia.

Vale destacar la labor que muchas instituciones de la ciudad, del Estado y no Gubernamentales, entre ellas los Colegios Profesionales, realizan permanentemente en la difusión de los valores patrimoniales de las ciudades de la región. La educación y la comunicación siguen siendo los principales pilares de una política de preservación patrimonial y, en ese sentido, el Estado en todos sus niveles debe gestionar conjuntamente con asociaciones, colegiaciones, instituciones del ámbito académico y medios de comunicación para fortalecer las acciones que desde ese ámbito se impulsan.

El caso particular del Chalet ubicado en la Av. Libertad 3459, residencia de Delfina B. de Grattarola, construida en 1932, merece además de las acciones ya iniciadas por la Municipalidad el análisis de medidas que, además de penalizar el accionar, permitan restituirle a la comunidad el daño ocasionado.

Finalmente, queremos destacar la importancia de la presentación que la Municipalidad de General Pueyrredon ha realizado ante la Justicia, a los efectos de penalizar el accionar clandestino y antirreglamentario que en este caso particular afecta a un bien patrimonial,  y el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon a dicha presentación. Reiteramos nuestro compromiso Institucional para continuar participando de los ámbitos formales donde se debatan temas que son sensibles a la comunidad en general y, por supuesto, a los profesionales de la arquitectura que nuestro Colegio agremia.

Colegio de Arquitectos

Provincia de Buenos Aires

Distrito IX

 

 

 

Los comentarios están cerrados.