Policiales

Fueron capturados vivos los hermanos Lanatta y Schillaci en Santa Fe

0014066692El rostro desfigurado de Martín Lanata, luego de volcar la camioneta robada en la que huían los tres prófugos.

El primero en ser capturado fue Martín Lanatta (42) alrededor de las 10.30 en la zona de Cayastá, a unos 80 kilómetros al norte de la capital provincial, luego de que volcara la camioneta en la que escapaba junto con su hermano Christian (44) y Víctor Schillaci (35).

Los efectivos trasladaron al detenido a la comisaría 5ta. de Cayastá, mientras que otras autoridades continuaron con los intensos operativos de búsqueda de los otros prófugos.

Posteriormente, fueron apresados los otros dos, el mayor de los Lanatta y Schillaci, y trasladados a una seccional de la zona, desde donde se los llevará a una cárcel de mayor seguridad.

Según informaron fuentes policiales a Télam, los delincuentes mantuvieron cautivo por dos días a un ingeniero agrónomo al que secuestraron el jueves en la localidad de San Carlos, donde mantuvieron dos tiroteos e hirieron a balazos a dos efectivos de Gendarmería.

En ese lapso, los Lanatta y Schillaci consiguieron plotear con inscripciones de “Gendarmería” la camioneta Volkswagen Amarok del ingeniero, y finalmente esta madrugada lo dejaron maniatado y continuaron su escape por caminos secundarios hacia el norte de la provincia.

Los voceros consultados dijeron que en la zona sur de Cayastá efectuaron una mala maniobra, volcaron la camioneta y continuaron la fuga a pie a través de los campos.

Al respecto, la secretaria comunal de Cayastá, Viviana Agusti, relató en radio Mitre que “se metieron por un camino transversal y volcaron con la camioneta” porque “se quedaron empantanados”.

“Tuvieron que caminar, llegaron a una casa en un campo, secuestraron otra camioneta y se volvieron a quedar empantanados. La ruta 1 va paralela al río Paraná, y tiene muy pocos caminos transversales, ahora hay plena creciente o inundación y los campos se han inundado”, explicó la funcionaria.

El menor de los hermanos sufrió lesiones tras el vuelco, y aproximadamente a las 10.30 se acercó hacia una propiedad para pedir agua, y allí fue apresado por personal de la Policía de Santa Fe.

Uno de los evadidos fue mordido por un perro, según describió el puestero que les dio agua y cuando se fueron aprovechó para llamar a la Policía.

Los comentarios están cerrados.