Básquet, Deportes

Franco Pennacchiotti: “Peñarol muestra mucha inteligencia por momentos y eso es clave”

blankPeñarol es uno de los equipos que ha sabido tener un auspicioso inicio de temporada dentro de la Liga Nacional. El equipo dirigido por Carlos Romano se ha mostrado en buena forma, consiguiendo un registro de tres victorias en cinco presentaciones para posicionarse dentro de los puestos de vanguardia de la Conferencia Sur. Y mientras se aguarda por la reanudación, el “Milrayitas” busca mantenerse en evolución y crecimiento.

El club marplatense presenta un plantel renovado para esta 2020/21, con varias caras nuevas, entre algunos experimentados y un mix de jóvenes que intentarán seguir explotando. Dentro del primer grupo de jugadores, uno de los nombres importantes que aparece en el horizonte es el de Franco Pennacchiotti, el pivote bahiense que llegó a Peñarol impulsado por un ascendente momento dentro de su carrera que quiere mantener su rendidor nivel ahora en la máxima categoría.

Pennacchiotti ya había jugado en la elite para la temporada 2010/11 para Weber Bahía Estudiantes. No ingresó mucho, apenas cuatro partidos y 1,5 minutos de promedio. Tenía 20 años en ese entonces, había mucho por recorrer, y tras esa experiencia arrancó de nuevo desde otras categorías para reafirmar las condiciones que evidenciaba.

Producto del esfuerzo, del trabajo y ese sacrificio constante, terminó consiguiendo una explosión brillante. Jugó en el Torneo Federal tanto con Bahiense del Norte, como así también en El Chorrillero de San Luis, Santa Rita de Corrientes y Estudiantes de Olavarría. También tuvo un paso por el TNA en la 2016/17, en aquel momento con Olimpo de Bahía Blanca.

Poco a poco, experiencia tras experiencia, año tras año, fue construyendo lo que vemos hoy, en ese auspicioso y muy alentador nivel que demuestra toda esa jerarquía, esa torre de 2,05 metros que supo ser tendencia en estas últimas temporadas.

Radicado de regreso en tierras bahienses, su casa, la llegada a Villa Mitre fue la última vuelta de tuerca que necesitaba, dominando la pintura con 18,4 puntos y 13,5 rebotes en la 18/19 para ser uno de los pilares del ascenso del “Tricolor” del Federal a la Liga Argentina; para luego, en la pasada 19/20 en la segunda división nacional, volver a ser determinante con números de 21.3 puntos y 13.0 rebotes, también jugando para los “Guerreros” y siendo uno de los mejores jugadores del certamen. Los números de estos últimos años le abrieron las puertas de un regreso a la Liga Nacional, ya mucho más maduro, con 30 años y la ilusión de sostener su fantástico nivel.

Este arranque de la 20/21 se presentó como un desafío para Pennacchiotti. Más allá de probar sus grandes condiciones y de demostrar que tiene el suficiente nivel para ser importante en La Liga, la premisa también pasa por ayudar a esta nueva versión de Peñarol a conseguir resultados, a que el “Milrayitas” refleje toda esa historia tan rica que lleva encima y aspirar a lo más alto. En este sentido, los primeros juegos del equipo del “Negro” Romano fueron una muestra de que el equipo tiene condiciones, y esto viene consigo del rendimiento del pivote bahiense, rendidor y con muy buenos números de 14,6 puntos, 9,6 rebotes y 2,2 asistencias en 27,7 minutos.

Y así, con el entusiasmo de mantenerse en ese nivel para poder seguir colaborando con su equipo y la premisa de que los resultados sigan catapultando al equipo, Pennacchiotti habló con el departamento de prensa de la Asociación de Clubes para explicar estas sensaciones en el arranque de temporada.

¿Cómo se están moviendo en estos días a la espera de la reanudación?
Hoy por hoy no nos estamos entrenando, por protocolo. Estamos cuidándonos todos, tratando de hacer lo que se puede desde el departamento, y sabiendo que es una situación atípica a la cual a esta altura nos tenemos que ir mentalizándonos de que pueden suceder. Esperando que se resuelva todo y con ganas de volver a trabajar.

Dentro de este primer pantallazo que pudimos ver se pudo ver un Peñarol muy ordenado y rindiendo en buen nivel, no solo por momentos o situaciones sino algo mucho más regular. ¿Qué te dejaron estos primeros partidos?
Fueron cinco partidos donde los primeros cuatro fueron dentro de la normalidad y el último fue sin Diego (Gerbaudo) ni Vali (Joaquín Valinotti). Ese último partido un tanto raro, porque nos agarró sin estar 100% concentrados y de hecho lo perdemos por desconcentraciones. Pero en líneas generales creo que fue un muy buen arranque, con algunos momentos de muy buen juego, con ciertas individualidades donde hasta ahora hemos respondido y en distintos puestos algo que es muy importante. Claramente creo que Mona (Tomás Monacchi) y Gerbaudo se destacaron más que el resto porque tienen el talento para hacerlo, los demás estamos tratando de ir acompañándolos y la dinámica del equipo y el transcurso de la temporada nos va a ir acomodando en el rol que cada uno va a cumplir. Creo que por ahora estamos muy bien, y siempre es importante ir destacando que el equipo muestra mucha inteligencia por momentos y eso es clave. Por ahí la desconcentración que se notó por ejemplo contra Bahía Basket fue algo que no se notó en el resto, pero son cosas que hay que ir corrigiendo.

En lo personal, el rendimiento que venías teniendo en las últimas temporadas sea en el Federal o en Liga Argentina, pudiste también volcarlo a estos primeros juegos donde se sintió mucho tu aporte. También es la responsabilidad que te delegó el Negro Romano, donde rendiste y cumpliste. ¿Cómo fuiste llevando estas semanas iniciales de trabajo y partidos?
Estoy más que agradecido con el “Negro” por la confianza que puso y pone en mí. A todos los entrenadores que han confiado en mí la única forma que hay de responderles es dentro de la cancha, no hay otra. Laburando en principio y estar preparado tanto en los planes de juego como así también físicamente, con la confianza necesaria para responder cuando se necesita. Tengo un buen y lindo desafío que acaba de comenzar, que arrancó bien pero que recién empieza y la temporada es larga. El desafío no solo es jugar bien sino también ayudar al equipo a estar lo más alto posible. En principio está demostrado que tenemos material para poder hacerlo. Cuando se confirme el extranjero sabemos que eso también nos va a ayudar dentro de una liga donde hoy no hay muchos extranjeros.

A priori se pararon muy bien en estos primeros cinco partidos.
Esto recién empieza y la temporada es larga. Es un muy buen comienzo, muy auspicioso, y si seguimos por la línea que empezamos nos va a dar muchas satisfacciones. En este momento lo único que nos queda es concentrarse, tranquilizarse y pensar en lo que queremos lograr más adelante. Sobre esa línea tenemos que seguir trabajando.

Fuente: Liga Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*