Política

Fiorini consolida influencia y aportaría otra dosis de nepotismo al gobierno de Montenegro

blank

El senador provincial Lucas Fiorini junto a su esposa, Stella Maris Leguizamon, posible delegada  municipal en Concejo de Administración de Punta Mogotes
 

Tras el reclamo público del ex ministro de gobierno bonaerense Joaquín De La Torre, amagando con la ruptura ante el incumplimiento de la promesa preelectoral de aupar a Alejandro Carrancio al estrado presidencial del Cuerpo Deliberativo, el senador provincial Lucas Fiorini no ha dejado de cosechar  designaciones para sus soldados en el gobierno del intendente Guillermo Montenegro.

En el marco de “diálogo y consenso” propuesto por Montenegro ya desembarcaron Federico Scremin en el comando del EMTUR, a quien se sumaría joven el abogado Emiliano Recalt para hacerse cargo del contralor de las Unidades Turísticas Fiscales; otro letrado Fernando Navarra obtuvo el aval también crítico de la oposición para sentarse en un sillón del Directorio de OSSE al igual que su conmilitón Cristián Alejandro Beneito que fue confirmado como subsecretario de Asuntos de la Comunidad.

Además acomodar a sus muchachos de CREAR en puestos claves de la esfera gubernamental, Fiorini estaría a punto de aportar otra dosis de nepotismo a la nueva administración municipal, que ya cuenta con la designación de Lucia Bonifatti, hermana del secretario de gobierno, como subsecretaria de Modernización, sí se confirma el nombramiento de Stella Maris Leguizamón, cónyuge del legislador provincial, como delegada municipal en Concejo de Administración de Punta Mogotes que administra esa zona balnearia.

Fiorini podría  pregonar a los cuatro vientos que no hay mal que por bien no venga, pues si bien el radical Ariel Martinez Boradisco, quien responde al diputado provincial Maximiliano Abad se alzó con la presidencia del Cuerpo Deliberativo, el grito de De La torre se escuchó hasta  en las alturas evangélicas,  y Montenegro – desdiciéndose de la confirmación de Jorge Zanier hasta finalizar la temporada en ciernes – se mostró más que dadivoso para recomponer la relación, encuadrada en la ley no escrita de las compensaciones y la rosca política.

La posible designación de Recalt como la llegada de Scremin a la conducción del Ente Municipal de Turismo, además de consolidar la influencia del Alma mater de la Agrupación CREAR en el gobierno de Montenegro, para el paladar de Don Florencio Aldrey Iglesias es néctar y ambrosía.

En tal sentido, además de recuperar recientemente arena destinada a la playa publica, para usufructo propio y tangencialmente de su subarrendatario en la Playa Las Toscas, Don Aldrey es reputado por Fiorni como “alguien a quien respeto como a muchos hacedores de la ciudad”.

Cabe traer a colación que el senador provincial en una entrevista, sin tapujos con mdphoy.com, cuando todavía no había desertado de las filas del massismo que lo llevó a ocupar una banca en el Concejo Deliberante, confesaba que:

“No hay que sobreactuar las cosas porque los que sobreactúan muchas veces tienen menos convencimiento. Y yo soy un tipo que no escondo nada como hacen otros. Respeto a un hacedor como Aldrey y como a tantos otros marplatenses porque creo que Mar del Plata está necesitando inversiones y crecimiento. Y tampoco sobreactuó. Venimos a darle una lógica distinta a la política marplatense que consiste en honrar la palabra, cumplir y no comprometerse con lo que no se puede después hacer. Eso te da mucha credibilidad y es el estilo que nosotros queremos marcar”.

En la misma entrevista, Fiorini también, en tono confesional, deslizó: “Dios me ha dado fe y me aferro mucho a él porque uno es débil y quizás porque sea más pecador que otros que no tienen tanta vinculación religiosa”. A confesión de parte relevo de pruebas….

Informe: Roberto Latino Rodríguez

Link de nota relacionada:

https://www.mdphoy.com/fiorini-aldrey-iglesias-es-un-haced…/

Los comentarios están cerrados.