Zonal

Fin de la temporada en Villa Gesell: invasión de motos, accidentes y robos

Berni reforzó el operativo de seguridad en la zona de médanos donde se realizará el multitudinario Enduro del Verano, pero en la semana hubo hurtos a competidores, choques y hasta un muerto.

Este fin de semana se correrá en Villa Gesell la edición 27 del Enduro del Verano. Se trata la competencia de motos más importante de Sudamérica y para la cual se anotaron 1.300 competidores de todo el mundo, además de decenas de miles de turistas que se alojarán en la ciudad únicamente para ver la carrera.

En otra época este evento marcaba un orgullo en el calendario turístico geselino que cerraba la temporada alta con atractivo de magnitud. Sin embargo, en los últimos años la competición comenzó a abandonar las páginas deportivas para entrar en el terreno de las policiales debido al descontrol generado por el crecimiento de participantes y -sobre todo- de turistas que llenan la Villa de motos acelerando a toda velocidad.

Encima el asesinato del joven Fernando Báez Sosa frente al boliche Le Brique aumentó el nivel de tensión sobre la inseguridad de la ciudad, por lo que el intendente local Gustavo Barrera decidió a último momento postergar la competencia una semana, evitando que la misma coincidiera con el último fin de semana largo de carnavales.

La intempestiva decisión generó un fuerte malestar en los organizadores del Enduro del Verano y también en sus participantes, dado que todos se habían organizado con antelación para la fecha. Para otros, en cambio, la postergación fue tomada un gesto de recaudo: era a las claras un peligro tener una ciudad llena de motos al mismo tiempo que también había comparsas desfilando por las calles.

Sin embargo, esto último se dio de bruces cuando trascendió que un joven de 21 años murió ese fin de semana cerca del predio de motos al cabo de una de las tantas picadas ilegales que varias personas venían denunciando en redes sociales. A eso se le sumaron heridos y hasta hospitalizados, entre los cuales insólitamente se incluyen dos agentes de tránsito golpeados por vehículos que intentaban detener para controlar.

Atento a todo esto, y sin ganas de seguir sumando dolores de cabeza en la temporada por los numerosos problemas que le reporta Villa Gesell, el ministerio de Seguridad Sergio Berni volvió a viajar en persona a la ciudad (tal como hizo tras el crimen de Fernando Báez Sosa) y ordenó un especial refuerzo al operativo de seguridad. Según los datos que trascendieron, el aporte de Berni incluye 23 camionetas, 20 motos y 130 efectivos del grupo Fuerzas Operativas Especiales. Muchos toman este gesto como una nueva intervención en una tarea que debiera corresponderle a la gestión Barrera, y que marca la poca confianza que el ministro bonaerense le tiene al intendente geselino luego de los numerosos problemas sucedidos en esa localidad durante el verano.

Afecto a las presentaciones ostentosas, Sergio Berni hizo formar a todos los refuerzos en la zona cercana al circuito donde se correrá la carrera, un kilométrico tramo de médanos extendidos al costado del mar en el extremo norte del partido de Villa Gesell, cerca del límite con Pinamar. En simultáneo se viralizó por redes y grupos de WhatsApp un irónico video en el que se mezclan los refuerzos en ciernes con la tristemente célebre frase que el genocida Leopoldo Galtieri espetó en plaza de Mayo previo a la Guerra de Malvinas: “¡Si quieren venir, que vengan; les presentaremos batalla!”.

Lo curioso de todo esto es que mientras se anunciaba la numerosa guarnición que procuraría evitar desmanes en la zona de la carrera de motos, un motociclista publicaba en su Instagram el robo que acababa de padecer en el departamento de Gesell donde se había alojado a la espera de la competencia. Se trata de Juan Pablo Luzzardi, quien ni siquiera es el primero que padece un hurto en la semana: ya el martes Franco Caimi había padecido algo similar justamente en el estacionamiento sobre la ruta 11 que tiene el circuito.

Con las alarmas encendidas por los numerosos conflictos y el nulo margen que la gestión municipal sabe que tiene respecto a nuevas malas noticias, este viernes encima se tomó una decisión a último momento: reforzar el operativo de seguridad contratando a pocas horas del comienzo de la carrera a guardavidas adicionales para la kilométrica lonja de playas que bordean a la zona en la que se realizará el Enduro del Verano.

La convocatoria exprés consistió en llamar a los postulantes a presentarse durante la tarde en un balneario del sur (es decir, en el otro extremo donde se ubica el circuito de motos) con la libreta de guardavidas y un DNI. Un detalle que no pocos olvidan es que la municipalidad había comenzado el verano pulseando con los sindicatos de guardavidas por los salarios, recortándoles incluso horas extras y trabajos en días de franco, pelea que ahora la gestión de Gustavo Barrera les ruega olvidar.

Fuente: (www.REALPOLITIK.com.ar)

Los comentarios están cerrados.