Ciudad, Cultura

Este jueves comienza la XXVIII Fiesta Nacional de los Pescadores

Con la tradicional colada de fideos, comenzará este jueves a las 20 la XXVIII edición de la Fiesta Nacional de los Pescadores, tradicional encuentro que sirve para que turistas y marplatenses disfruten de las bondades de uno de los sectores productivos más importantes de la ciudad: el Puerto.

La apertura se realizará a las 22 y, según se confirmó, estará presente el gobernador Daniel Scioli. Además, serán de la partida autoridades nacionales, provinciales y municipales, como el intendente Gustavo Pulti. El acontecimiento servirá para poner en funciones la conocida Cantina Típica.

Este lanzamiento estará a cargo del flamante presidente de la Sociedad de Patrones Pescadores, Luis Mario Ignoto, y la Reina, María Betania Soarez, junto a su corte integrada por María Pía Blanco y Jacqueline Jorgensen. Las llevarán a cabo el corte de cinta y realizar la colada de los fideos. Luego, se podrá disfrutar de la cena con exquisiteces marineras.

La Fiesta Nacional de los Pescadores se realizará entre el 14 y el 31 de enero. La cantina funcionará, de 11 a 01, en una carpa que estará ubicada en la plazoleta, frente al mercado de remate de pescado. Allí se podrá saborear platos tradicionales, elaborados por auténticos pescadores, además de la gastronomía convencional. También habrá espectáculos, shows musicales y una exposición con productos varios.

No obstante, la celebración central será el 30 de enero cuando se realice la elección de la Reina Nacional de los Pescadores. Allí, la soberana saliente entregará el cetro a su sucesora, y a la vez se elegirá a las nuevas princesas. La Fiesta será transmitida en directo, en el marco de un show artístico.

Entre las actividades programadas, el 31 la nueva Reina y su corte participarán de la misa que se dará en el templo de la Sagrada Familia, donde se recordará a los pescadores desaparecidos físicamente, y para rogar por su eterno descanso. A las 15:30 será la procesión hasta la banquina, encabezada por el obispo Juan Alberto Puíggari.

Los comentarios están cerrados.