Política

Escuela nº2: Estado ausente padres presentes

escuela-techo2-600x334La ciudad pintada de naranja es el fiel reflejo de la desidia por parte de la provincia y sobre todo del gobernador bonaerense, que continua sin hacerse cargo de los incontables problemas edilicios con los que cuentan las escuelas de la ciudad. ¿De qué sirve arreglar paritarias si la mayoría de los colegios presentan un estado calamitoso?

Uno de los casos emblemáticos explotó en octubre de 2014, cuando directivos de la Escuela Nº2, denunciaron durante siete años de manera consecutiva, el desmejoramiento en el lugar ante las autoridades del Consejo Escolar, que una y otra vez, manifestaron que “no hay partidas presupuestarias”.

Cansados de no ser escuchados personal de la escuela decidió presentar un amparo colectivo ya que la situación no daba para más, debido al desastroso estado del edificio ubicado en Dorrego 633.

En un hecho casi sin precedentes, el juez Néstor Salas, tomó cartas en el asunto y luego de recorrer las instalaciones dispuso la clausura del establecimiento y acordó que los alumnos sean trasladados a otros colegios.

El ciclo lectivo terminó y la provincia decidió eludir el problema como los amagues de los integrantes de La Ñata en cada una de sus presentaciones en la costa. Por este motivo empresas marplatenses donaron materiales para que algunos padres de los alumnos trabajen varias horas en el lugar y de esta manera poder dejar en condiciones el colegio.

Por el momento solo tres padres colaboran con los arreglos de la escuela y esperan por más ayuda, y sobre todo la del gobernador Daniel Scioli, que visita a diario la ciudad para engalanarnos a cuenta gotas con sus dotes futbolísticos, sus logros para la gilada: DiverMar y recitales al aire libre, pero está claro que se olvidó por completo de la educación y de los más de 500 pequeños que a mediados de enero, aún no saben dónde comenzarán el ciclo lectivo.

Los comentarios están cerrados.