Ciudad

Encuentro multisectorial para analizar la situación de las harineras

Revista-Puerto-Harineras-01Funcionarios provinciales, judiciales, dirigentes gremiales y directivos de empresas del rubro participaron este martes en la sede del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata de una reunión para analizar la situación de las plantas harineras que funcionan en la jurisdicción y el plan de mejoras previsto con el objetivo de reducir el impacto ambiental de los efluentes líquidos y gaseosos que genera esta industria.

La convocatoria surgió del reclamo de vecinos de la zona Sur de la ciudad molestos por los malos olores que genera la producción de harina de pescado, situación que se analizó en este encuentro al que asistieron los defensores del Pueblo de General Pueyrredon, Fernando Rizzi y Fernando Cuesta; Federico Álvarez Larrondo en representación de la Fiscalía General Federal; Agustín Galli y Rubén Burkhard, directivos de la harineras Agustiner y Coomarpes.

También participaron Jorge Roellig  por la Autoridad del Agua bonaerense; Mario Dell’ Olio, presidente de Obras Sanitarias Sociedad de Estado; Cristina Ledesma, secretaria general del SOIP; y Eva Moyano, del Sindicato de Choferes de Camiones local. Ambos gremios cuentan con afiliados en las dos harineras.

“Cada una de las partes expuso sobre la situación, acercó planteos y, en el caso del sector empresario, describió parte de las obras que prevén y/o ya ejecutan en sus plantas como parte del programa integral de control de sus residuos”, informaron desde el Consorcio Portuario al término del encuentro.

Jorge Hidalgo, presidente del Consorcio Portuario, destacó que en esta cuestión el ente solo oficia como titular de tierras que concesiona a las empresas que desempeñan esta y otras actividades en su jurisdicción, pero mantiene gestos de acercamiento y colaboración entre la industria y organismos de contralor competentes a efectos de alcanzar las mejores condiciones de desempeño.

“Desde nuestro lugar aspiramos a proteger y fomentar la mano de obra con el correspondiente cumplimiento de todas las normas y cuidados ambientales requeridas para el sector”, resaltó Hidalgo.

A principios de mes Coomarpes fue clausurada por el mal funcionamiento de su proceso de cocción y luego reabierta pero funcionando a la mitad de su capacidad de producción.

Rizzi recordó que ya en 2006 la Defensoría del Pueblo había recibido el reclamo de vecinos por olores emanados de las harineras. Durante la reunión reconoció que se está trabajando en el tema, las empresas tienen un plan de obras e inversiones y desde entonces se perciben avances.

En tal sentido Hidalgo recordó la reunión que encabezó en esta misma sede con participación de las máximas autoridades de Obras Sanitarias Sociedad de Estado (OSSE), subsecretaría de Pesca de la Nación, dirección de Pesca bonaerense y Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS), oportunidad en que las empresas presentaron un plan de inversión para un mejor tratamiento de los desechos que generan en el proceso de producción de harina de pescado.

Las firmas Coomarpes y Agustiner anticiparon entonces una millonaria inversión en plantas de biodigestión anaeróbica que con tecnología de última generación, prometía una eliminación casi total de los desechos. Todavía no se han producido mayores avances que las buenas intenciones.

La reunión concluyó con la realización de un acta en la que se dejó plasmada la intención por parte de las empresas de dar inicio a las obras antedichas para lo cual gestionarán ante la autoridad ambiental las licencias técnicas correspondientes, obteniendo de parte del CPRMDP los espacios que fuesen menester para que las mismas puedan ser concretadas.

Roberto Garrone

Revista Puerto

Los comentarios están cerrados.