Política

En Rosario 82 días sin colectivos

Los choferes apenas cobraron el 20% del sueldo de octubre y siguen de paro. Es el quinto plan de lucha que encaran en el año

La semana comienza hoy con un número preocupante: 82 días a lo largo del año en los que no hubo colectivos en Rosario. En esta última oportunidad, el paro lleva 6 días ininterrumpidos en un contexto en el que el intendente pondrá en marcha la emergencia en el transporte aprobada por el Concejo Municipal. Es factible que también comiencen las rondas de consultas con las dos concesionarias privadas de cara a un rediseño de las líneas de colectivos. Mientras tanto, el presupuesto nacional 2021 en subsidios para el sector sostiene una inequidad histórica: 80 por ciento para el Area Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y 20 por ciento al interior del país.

El miércoles de la semana pasada comenzó la medida de fuerza impulsada por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Rosario por la cual se exige percibir el 80 por ciento del salario correspondiente al mes de octubre, además de las dos cuotas del decreto 1420 del gobierno nacional, que son de 4.000 pesos cada una y que siguen pendientes de cobro.

“Son 82 días donde los primeros tiempos más ásperos de la pandemia hicieron la plancha viendo qué otra solución podían obtener que no sea poner la plata. Ahora tiene la posibilidad el intendente Javkin, a través de la emergencia, de ver cómo puede destrabar esto. No digo hacerse cargo, pero al menos que adelante los fondos de la Nación, ya que los va a recuperar apenas lleguen, probablemente en el transcurso de la semana. Una cosa es volver al servicio el sábado y otra regresar el martes”, dijo este domingo a La?Capital el titular del gremio de los choferes, Sergio Copello.

Las dificultades en el cobro de los subsidios nacionales han sido moneda corriente a lo largo de toda la pandemia y antes fueron motivo de fuertes polémicas por la escasez de partidas que llegaban desde el nivel central.

Lo cierto es que se pusieron en marcha 5 planes de lucha de UTA totalizando 82 días con el corte del servicio. En el mediano plazo la problemática parece no tener cambios. El presupuesto 2021 establece la misma proporción que históricamente relegó al interior del país. Un 20 por ciento. Decisión que contó con los votos en Diputados de los representantes provinciales del Frente de Todos y la negativa del socialismo y Juntos por el Cambio.

Igualmente la escalada nominal de aumentos en subsidios para Santa Fe indica que en 2019 fueron sólo 750 millones, la presidencia de Alberto Fernández lo elevó a 2.200 millones y para 2021 se fijó en 2.849 millones. Sumas a las cuales es necesario restarles la inflación y los aumentos en paritarias de los choferes.

A nivel provincial, el Fondo Compensador llevará de 1.300 millones de este 2020 a 1.820 millones para 2021, más otros 503 millones de la ley Rubeo totalizarán 2.323 millones de pesos. De este total, un 43 por ciento será destinado a Rosario (unos 1.000 millones de pesos), a lo que hay que agregarle el Boleto Educativo Gratuito de 4.579 millones de los cuales 2 mil millones están previstos para Rosario.

Sin embargo, el conflicto hoy está por ver cómo desactivarse. La Intendencia deberá trabajar en un doble frente: por un lado analizar si puede adelantar partidas del Fondo Compensador Municipal y así levantar una vez más el paro, y en otro aspecto comenzará a poner en marcha la emergencia en el transporte.

Este domingo por la noche sonaba como dato la ronda de reuniones tanto con Rosario Bus como con El Cacique. La firma mendocina ya había notificado varias veces su voluntad de interrumpir el contrato de concesión que la une a la ciudad, en un contexto de crisis. De modo que las facultades otorgadas a Javkin estarán orientadas en rediseñar el servicio y descomprimir estas tensiones.

En cuanto a la promulgación de la ordenanza aprobada el jueves pasado por el Concejo Municipal y que otorga un plazo de dos años de emergencia para adaptar el transporte a la pandemia y sus consecuencias lleva consigo la conformación de una comisión de seguimiento integrada por el propio parlamento local, las empresas, el gremio y el Ejecutivo. Aún varias de las partes no fueron notificadas, pero se aguarda lo hagan en las próximas horas.

Sondeo

En tanto, en un nuevo relevamiento hecho por el Observatorio Social del Transporte sobre casi 400 casos consultados, el 25 por ciento usó el servicio y el 70 por ciento se mostró poco satisfecho por el tiempo de espera en las paradas. Un 26 por ciento se mostró en desacuerdo con la renegociación que deberá encarar la Intendencia en el marco de la emergencia.

La emergencia seguirá por el plazo de 24 meses si los pasajeros totales mensuales del sistema llegan al 90 por ciento de los trasladados a octubre 2019.

Como ya se informó durante este lapso, se podrán redefinir líneas, frecuencias, recorridos, ramales, paradas; y a su vez renegociar los contratos de transporte con las dos privadas que explotan el servicio.

Podrán acordarse conciliaciones, transacciones, compensaciones, reconocimientos, remisiones y toda otra operación que tienda a la determinación y cancelación de tanto deudas como créditos entre las partes.

Entre otras cuestiones, la Secretaría de Movilidad elevará cada 90 días al Concejo un informe de las medidas implementadas.

“El resultado va a ser un sistema con unidades más viejas, peores frecuencias, y eliminación de líneas barriales”, indicó ayer el concejal peronista Eduardo Toniolli para agregar: “Algo de eso ya estamos viendo en la calle con un esquema reducido de servicios, situación comprensible durante la pandemia, pero no para la postpandemia.

“Con esta ordenanza el Ejecutivo puede renegociar los contratos con los privados por lo que reste de la concesión, cambiando los estándares del pliego sin que esto vuelva a discutirse en el cuerpo legislativo local”, criticó el edil del justicialismo.

Fuente: lacapital.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*