Jorge Elias Gomez, Opinión

En Punta del Este festejan lo que se vota en Mar del Plata

Cuando se habla de la Mar del Plata boba, no es tal. Hay vivos (vivillos) que han domesticado la estructural  decadencia de la ciudad amada por todos los argentinos, y también la más importante del interior del país.

Residen en ella, un cúmulo de ediles que desde 2013,2015, 2017, y aspirantes que accedan en el 2019, que han votado extravagancias, como ocurrió recientemente en la apertura al servicio de recolección de residuos voluminosos, que abarca a hoteles restaurantes y balnearios, fundamentalmente.

Se trata de un engaño bajo el cual procuran esconder la verdadera cuestión de fondo: la cartelización del monopólico servicio de recolección de residuos a cargo de la empresa 9 de Julio y la empresa  CIAGESER que es su subsidiaria. Funciona bajo la misma órbita y a través de la captación que provoca la mayor contratista pública de la ciudad.

Se trata sin dudas de un adicional encubierto de la certificación que pasó de U$S 1.000.000.- a U$S 4.000.000.- mensuales, desde el período 1990/2000 hasta el 2015, lo cual ya es todo un dato del poder económico, político, mediático y judicial que protege los negocios de Hugo Moyano y su familia.

Cuando se abre un comercio gastronómico, o afín al rubro, hay que arrancar con lo que ya se consideró oficialmente como un costo abusivo, en la contratación de contenedores, un servicio absolutamente cautivo, ya que las demás empresas son subcontratistas de CIAGESER, que maneja la crema del negocio.

Esta es otra parte de la farsa que la corporación legislativa votó como una salida, a dos meses de finalizar una gestión de gobierno. Absolutamente descabellado y mendaz ya que no habrá efectos prácticos ni modificará la actual situación dominante de la empresa de Hugo Moyano, como lo admitió él mismo públicamente en un almuerzo de Mirtha Legrand, emitido desde el Hotel Costa Galana.

Contenedores a precios abusivos, servicio de vigilancia, los trapitos, la UTGHRA que tiene montado en sus oficinas, un servicio de asesores financieros que aplican intereses punitorios a los empleadores que se atrasan en los depósitos de la cuota sindical y obra social, guardavidas, Ingresos Brutos, Tasa de Seguridad e Higienes e impuestos nacionales, derechos de mesa y ocupación en la vía pública. Todo lo paga la gente y en algunos casos existe hasta doble imposición. Eso está cargado tanto en un café, como en una pizza, una tira de asado y un plato de langostinos.

Quién puede invertir con esta carga de gastos, que no incluye la rentabilidad ni la materia prima ni otros gastos directos y servicios como luz, gas y agua. Es inviable. No son ajenos a este contexto ni Hugo Moyano ni Luis Barrionuevo, como tampoco parte de la troupe política, que mantiene esta situación de gremios y sindicalistas, enriquecidos a costa de los trabajadores y el desempleo que generan con estas reglas de juego.

Simultáneamente, Punta del Este lanzó una campaña destinada a captar turistas argentinas. En la misma existen condiciones y beneficios que abarcan desde carga de combustibles, alojamientos, compras en supermercados, transportes, financiación y otras facilidades para atraer a los turistas argentinos, es decir una competencia directa con Mar del Plata. Esta es la complicación real. Hay todo un sistema que funciona en esta dirección.

De allí que aplauden en Punta del Este, lo que los propios argentinos expulsan y alejan desde el consumo interno, precisamente lo que viene alentando el kirchnerismo. Mar del Plata lleva la bandera, después lloran cuando fracasan las temporadas, duran poco, la gente camina y no consume y todo el libro de quejas que acumulan desde el control del. Estado. Quién va a venir a un país que no tiene competitividad y a una ciudad que saca ordenanzas que son parte del problema.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Un comentario

  1. Fue toda la vida igual lo de Msrdel! La hacen bolsa los poderosos! Quieren en 3o 4 meses temporada ganar pata vivir el resto del año! Ya no va mas esto! Pobre bellisima ciudad destruida pir muchos ! Ojo a tener memoria! Dejaron hacer cualquier cosa !