Ciudad

En Mar del Plata celebraron la quita de retenciones pero advirtieron que no es suficiente

Revista-Puerto-CAIPA-Fernando-RiveraFernando Rivera, presidente de CaIPA

Una de las medidas más esperadas por la industria pesquera en los últimos años no terminó de colmar todas las expectativas que tiene el sector para recuperar el nivel de operatividad de otros tiempos en este epílogo de temporada con recambio de autoridades.

El anuncio de Ricardo Buryalde no terminó de mover el amperímetro entre las calles y muelles del puerto. El Ministro de Agroindustria había adelantado por la mañana de ayer que se eliminarán las retenciones para los productos regionales, incluida la pesca.

“Es una decisión que esperábamos, que es correcta, pero no soluciona la pérdida de competitividad que tenemos”, resumió el pensamiento de las grandes empresas integradas de la ciudad, Fernando Rivera, presidente de CaIPA.

“Las retenciones en la Argentina van a quedar del 30 por ciento para soja, el resto de las producciones regionales: trigo, maíz, sorgo, girasol, todo va a cero. Todas las producciones, incluida la carne y la pesca, todo a cero”, había dicho el flamante Ministro cumpliendo una promesa de campaña.

“Las retenciones eran un impuesto según el fallo de la Corte Suprema. Era una aberración que le cobren un impuesto a los únicos sectores que ingresan divisas a un país donde no abundan”, aseguró el dirigente, al tiempo que confesó no tener un número concreto del impacto que tendría la medida en la industria local.

Los derechos de exportación en el sector oscilaban del 10% para la exportación de pescado entero y del 5% para los productos con valor agregado. “Es una buena noticia pero no alcanza”, remarcó Rivera, quien pidió una modificación en el tipo de cambio. “Ahora vendemos a $9,70 pero nuestros insumos y costos están relacionados al de $15”, ejemplificó.

En tanto la Cámara Marplatense de Comercio (CAMECO) expresó su satisfacción con el anuncio oficial de eliminar las retenciones a la pesca.  Su presidente, Juan Antonio Gutiérrez, expresó la satisfacción por la medida, a la que calificó de “importante para la economía local”.

En ese sentido consideró que la pesca local produce el 70% de la generación de recursos económicos en materia de actividades extractivas. La cifra es real en volumen pero no en divisas, ya que el año pasado la mitad de los ingresos provinieron del langostino, del que la flota local apenas participó en un 16%.

“Es un impuesto que la pesca deja de pagar”, resumió Emilio Bustamante, de la Terminal de Contenedores, que opera con las navieras MSC y Maersk. “El sábado se fue el Tabago Bay con 50 contenedores y dejó 100 vacíos. No es mala carga para esta época del año”, consideró el operador.

Bustamante también pidió por los reembolsos para retener a los barcos poteros que este año participaron de una excelente zafra. “Es un volumen importante el que le aportan al movimiento de contenedores y generaría un impacto altísimo en Mar del Plata si esa operatoria se corre hacia el sur”, aseguró.

“Acá tenemos que seguir luchando para que Mar del Plata sea incluida en el beneficio de los reembolsos patagónicos”, pidió Rivera, quien confesó no pretender que se los quiten a los sureños.

“Vamos a pescar cada vez más lejos y eso tiene un costo de combustible altísimo. Hay que ir y volver hasta la altura de Chubut. Ahí hay una diferencia importantísima con la flota que opera desde el sur”, dijo Rivera.

Más allá del pedido de atención que reclamaron las cámaras empresarias días atrás, lo cierto es que todavía desde la Subsecretaría de Pesca no han tomado contacto con el sector marplatense.

“Queremos charlar con las nuevas autoridades para saber qué piensan hacer. Sin rentabilidad no hay industria posible. No solo de los reembolsos sino también de la tasa del gasoil. Las empresas pagan algo que después se devuelve a los seis meses. Una verdadera locura. Lo mismo el IVA, si vamos a cobrar rápido los reintegros o deberemos presentar recursos de amparo”.

Sobre las futuras autoridades en la Dirección de Pesca de la Provincia –suena con insistencia el armador costero Franco Boccanfuso- y en el Consorcio Portuario –sigue siendo Omar Alonso el candidato más firme-, Rivera pidió celeridad para ocupar los cargos y convocatoria a todos los sectores para trabajar con una agenda común. “No deberíamos cometer los errores de siempre”, acotó.

Roberto Garrone

Revista Puerto

Los comentarios están cerrados.