Zonal

En la plaza central de Tandil habrá mesas de gastronomía

Con 16 mesas ya pueden rodear la Glorieta y tener como escenografía también a la fuente de agua de la plaza, Así el público puede optar por una propuesta totalmente novedosa. De lunes a lunes, de día, tarde y noche. La modalidad será “para llevar” y el pedido se podrá hacer por el celular. Los referentes aseguraron que sin la pandemia de por medio, esto no hubiera sido posible.

blank

Desde este lunes, los frentistas gastronómicos que rodean la Plaza Independencia pudieron extenderse hacia dicho espacio público con mesas y sillas para recibir a sus clientes y ofrecer el servicio mediante una modalidad “Take Away” o “para llevar”.

El proyecto fue presentado al Municipio en junio del año pasado, cuando avizoraban que la forma más segura de trabajar sería al aire libre, pero para eso debían ampliar su capacidad, y en algunos casos poder contar con un lugar al exterior.

Para esto, con mucha previsión, se sumaron los responsables de bares, café y restaurantes de alrededor de la plaza y entregaron una propuesta concreta con protocolos incluidos al Ejecutivo, quien terminó dando vía libre a la iniciativa. Si bien la autorización se libró hace alrededor de un mes, recién el lunes por la tarde pudieron llevar a cabo el despliegue.

Según contó Beltrán Cesio, referente de Macanudo, que junto a Lucas y Enzo Rabe de Ladran Sancho finalmente serán los únicos en participar de la propuesta porque el resto decidió bajarse, constarán de 16 mesas con tres sillas por cada una, con sombrillas y un tacho de reciclado para cuidar la limpieza y la estética de la plaza.

El patio en la plaza

Los alrededores de la Glorieta de la Plaza Independencia se cubrieron de mesas, sillas y sombrillas, una postal soñada por muchos desde hace tiempo que recién pudo hacerse realidad gracias a la pandemia. “Queríamos darle vida a la plaza, a su casco histórico”, señaló y describió con entusiasmo cómo luce poder degustar un café, comer algo o una cerveza con la glorieta de un lado y la fuente del otro.

A pesar de estar emergiendo febrero, el día no acompañó demasiado y resultó demasiado fresco para que el público estrene masivamente el espacio, sin embargo, Cesio consideró que eso estuvo bueno porque les permite ir adaptándose de a poco a la nueva modalidad.

Cada comensal podrá elegir el menú a través de su celular entre las cartas que ofrezca cada uno de los lugares, realizar el pedido de forma digital y luego acercarse a buscarlo para disfrutar al aire libre. Este sistema resultó el mejor, considerando las implicancias de responsabilidad legal evitando exponer al personal de cada local.

La disponibilidad será de lunes a lunes pero con un horario diferido al permitido para el resto de los restaurantes, ya que a la media noche el servicio en la plaza se cortará. “De día con el sol y de noche con las luces de la plaza iluminada, que es tan bonita”, incentivó Enzo Rabe, de Ladran Sancho.

 

Un escenario sin  igual

De acuerdo a la reflexión que compartió el referente gastronómico, esto nunca hubiera sido posible sin la pandemia de por medio. De hecho, recordó que el exconcejal Carlos Mansilla había presentado una propuesta similar hace unos cinco años que fue denegada por el Intendente Miguel Ángel Lunghi.

En buena hora que lo lograron, ya que esta dinámica resultará muy atractiva tanto para los tandilenses como para los turistas, y a la vez significará relevante para este sector que también sufrió los achaques de la cuarentena. “Se pueden sentar a disfrutar de una rica comida, diferente a la de todos los días, en un lugar hermoso”, destacó Enzo Rabe.

Cabe recordar que recién el 18 de junio las cafeterías, bares y restaurantes pudieron  empezar a abrir nuevamente sus puertas al público a modo de prueba piloto, con un estricto protocolo de medidas preventivas, capacidad limitada y un sistema de planillas para registrar a las personas. Luego, con el rebrote de octubre sus horarios se volvieron a restringir y así también la capacidad, lo que generó incertidumbre y desazón en los empresarios.

Con la temporada estival se encuentran funcionando de manera más estable y ahora con la posibilidad de extenderse y acaparar más público.

“El Gobierno local ayudó mucho a que esto sea posible, así también la cervecería que puso el mobiliario a disposición”, señaló Cesio, destacando principalmente el apoyo del Director de Turismo rodrigo González Inza, y aclarando que el espacio fue elegido por los mismos gastronómicos.

“Estamos muy contentos con el apoyo de esta iniciativa porque creemos que es algo muy interesante para todos. Brinda una oportunidad para quienes estuvimos en crisis durante toda la cuarentena y que la pasamos bastante mal”, destacó Rabe, que además anticipó que es un proyecto muy interesante para el mediano plazo, que seguirán mejorando con el correr de los días.

El Eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*