Ciudad

En $1 rondará la actualización del boleto urbano

Foto MGP - nuevos colores micros_grandeEn las próximas horas será ingresado al Concejo Deliberante, la actualización del valor del transporte urbano de pasajeros que estará en la franja de $ 5,36 y $ 5,57, y la metodología traslada los aumentos de salarios, insumos, lubricantes y combustible que se han sucedido en los últimos meses y acompañan un índice inflacionario cercano al 40 % anual.

Es un servicio que tarifariamente  viene atrasado por decisión política y el último reajuste aplicado a fin de 2014, fue de sólo   8 %, continuando con este ritmo que no acompaña ni refleja  los aumentos salariales de la UTA (piden 50 %) los costos y gastos de la explotación del servicio, lo cual repercute en la calidad del servicio, modernización de unidades etc, que ya se siente en algunos casos, como ocurre con la carga de la tarjeta y el padecimiento de los usuarios, que obedece a que se mantiene pisado el valor de la explotación.

El (SUBE) Sistema Único de Boleto Electrónico, al cual se ha apareado el transporte local, ha tenido mínima incidencia y el impacto sólo fue político a la hora de los anuncios, pero es notable que en la ciudad el propio prestador haya asumido la erogación de una muy costosa implementación, que no fue subsidiada por el Ministerio de Transporte de la Nación, que deriva los subsidios a la masa crítica del consumo del servicio, es decir la Capital Federal y el (AMBA)  Área Metropolitana del Gran Buenos Aires. Hoy el SUBE y los anuncios forman parte de la campaña política, y apunta a la confusión de los usuarios dado que se ofrece un servicio que prácticamente no se presta (2 sobre 12 líneas).

La alta gratuidad en el transporte urbano de pasajeros local, también impacta en el valor, ya que el boleto plano y los usuarios que lo sostienen, están subsidiando los pases que graciosamente se otorgan desde el Concejo Deliberante. Los empresarios han sostenido, que ese factor es determinante, para que el valor deba aumentarse. En la actualidad, ya se ha llegado al quiebre de la variable costo – beneficio, ante los sucesivos atrasos impulsados desde el Departamento Ejecutivo.

Hoy la fórmula de ajuste se encuentra con un atraso de 25 % / 30 %, con lo cual el valor estaría entre $ 5,36 y $ 5,57, y se recuerda que el intendente Gustavo Pulti, se encuentra especialmente habilitado para otorgar un aumento por decreto, es decir sin la intervención del Concejo Deliberante. Cabe recordar que el último aumento fue de $ 3,97 a $ 4,29, un 8 %, muy lejos de los rangos se han aplicado para este tipo de prestaciones.

Es llamativo que con los mismos componentes de costos, taxis, remises y recolección de residuos, se continúan otorgando aumentos, dejando en evidencia que no existe el mismo tratamiento ni la misma empatía, en relación a una política definida de los valores que se autorizan para la prestación de los servicios públicos en la ciudad.

 

2 Comentarios

  1. si pero estos aumentos no acompañan a el estancamiento de los salarios de los trabajadores asi que son unos chorros de cuarta todos entonces alos jubilados deberian darles un descuento ene l boleto porque ganan 3200 pesos nada mas

  2. Gracias Pablo por comentar