Ciudad, Información General

El triunfo de las obreras de Textiliana: la patronal tuvo que ceder y responder a sus reclamos

blank

Recibirán dos bonos mensuales de 2500 pesos sujetos a actualizaciones paritarias y la modificación del sistema de producción precarizado con ritmos extenuantes, además de garantizar el pago de los días de asamblea permanente. Es la empresa de Sergio Todisco, heredero de Mauro Sergio.

Las mujeres trabajadoras de la empresa Textiliana de Mar del Plata triunfaron en su lucha y la patronal tuvo que responder a sus reclamos. Llevaban una semana de paralización de la producción para exigir mejoras en sus condiciones laborales, pero hace casi un año que ponen el grito en el cielo por los ritmos infernales de trabajo.

Este martes recibieron la documentación que estaban esperando: la respuesta oficial de la empresa que tuvo que acceder. El escrito determina el pago de un adicional de 2500 pesos remunerativo por quincena, sujeto a actualizaciones paritarias y “que figure en un ítem aparte como salario garantizado, ajeno a todo premio recibido”.

Además, las autoridades se comprometieron a iniciar en 90 días los mecanismos internos para auditar, definir y valorizar la nueva medición de producción que permitirán comprender las pautas a todo trabajador, y de esa manera conocer cómo se liquidará su salario. También, se unificará, conforme lo solicitado, el horario de depósito limpieza en 9 horas diarias de lunes a viernes.

Una verdadera victoria para las trabajadoras marplatenses que llevaban varios meses reclamando por la implementación de un nuevo sistema de producción con el cual se confeccionan las prendas. Es que, el sistema requería de un mínimo de trabajadoras, en celdas de tareas y polifuncionalidad de cada empleada. En el último tiempo, más de 80 personas fueron despedidas.

Tal situación se fue intensificando en pos de mantener el nivel de producción con menos mano de obra, con lo cual, lógicamente, termina por afectar la salud de las operarias y por eso resolvieron, en asamblea general, retener tareas hasta tener alguna respuesta.

María es una de las empleadas de la fábrica y le contó a INFOCIELO: “Estamos con retención de tareas desde las ocho de la mañana por las condiciones de trabajo, pero además por un reclamo salarial”. Pedían un bono de cuatro mil pesos por quincena para todos los trabajadores y revisar el sistema de producción.

Asimismo, denunciaron el cierre de un turno y despidos realizados durante el año pasado. Es que, de 525 trabajadores que había a principio de año no quedan más de 430 personas. La mayoría de las despedidas son mujeres a cargo de familias y chicas jóvenes.

La delegada dijo: “Es una situación de irregularidad que lleva la empresa adelante para intensificar el ritmo de trabajo con menos personal”.

Hoy festejan porque se hicieron oír y retoman inmediatamente las tareas laborales.

Fuente: INFOCIELO