Básquet, Deportes

El sueño se desvanece: Quilmes volvió a caer con Gimnasia de visitante

como6_2rCon otra gran actuación de Federico Aguerre 18 puntos y 15 rebotes, los de Comodoro hicieron un gran trabajo defensivo y volvieron a superar a los marplatenses, esta vez por 67 a 60. De esta manera los sureños lideran la serie 2 a 0 y de ganar en nuestra ciudad la próxima semana serán finalistas de la liga nacional.

El arranque del juego mostró a ambos equipos imprecisos, en lo que sería un aviso de un primer tiempo muy errático de parte de ambos. Luego de que ambos anotaran apenas dos puntos en los primeros tres minutos, Gimnasia sacó la primera pequeña diferencia en base a su gran defensa, aunque Gallizi tuvo un par de apariciones en la visita e igualó el marcador.

Un par de triples de Leonel Schattmann y Maximiliano Maciel ilusionaron con un partido más abierto, pero la historia quedó ahí. Los locales, con un gran dominio de los tableros de parte de Sam Clancy (7 rebotes) se quedaron con el primer cuarto por 12-9, ante un rival que anotó apenas 3 de 21 de cancha. ¿Por qué los de García no pudieron sacar una mayor diferencia? Las pérdidas le costaron mucho, cometiendo 6 de ellas durante ese primer período.

Al primero que se le abrió el aro fue a Gimnasia, en el arranque del segundo parcial. Federico Aguerre, de enorme trabajo defensivo, anotó un triple desde la esquina derecha, seguido por un doble de Clancy que puso a los dueños de casa 19-11 arriba, forzando a Leandro Ramella a quemar un tiempo muerto.

A la vuelta del mismo, poco cambió. Los patagónicos siguieron haciendo los deberes en la marca, ayudados también por una pasaje para el olvido de Quilmes, que no encontraba ninguna vía de gol confiable. Encima, Nicolás De Los Santos, que venía siendo importante para frenar a Walter Baxley, encontró espacios en un par de penetraciones y ayudado por dos libres de Aguerre, el Verde se fue arriba por una máxima de 14 (27-13).

La sensación al terminar el segundo cuarto, sin embargo, es que Gimnasia no terminó de plasmar en el marcador su superioridad en el juego. En el cierre, bajaron su eficacia anotadora y Quilmes encontró por fin cierta cuota de goleo de la mano de Luca Vildoza, autor de 7 puntos casi consecutivos. Así, el base ayudó a reducir la diferencia que quedó en 9 (31-22) al llegar al medio tiempo.

El tercer período arrancó con Gimnasia siendo ahora el que estaba seco en ataque, tardando más de tres minutos en mover su resultado. Quilmes siguió recortando la diferencia hasta llegar a ponerse a 6, aunque rápidamente el local respondió, primero con un alley-oop definido por Aguerre y luego con una volcada de Clancy (36-25).

Quilmes extrañaba la conducción de Cequeira, quien tuvo que salir temprano en el juego por un golpe sufrido en la primera jugada del encuentro (volvió pero tuvo que salir al poco tiempo) y Gimnasia sumaba de la mano de Schattmann, muy preciso a la salida de los rulos.

Igualmente, los de Comodoro volvieron a sufrir el mismo tema del primer tiempo, esta vez más marcado: dominio en la cancha, pero no marcado en el resultado. Gimnasia cerró el tercero sin puntos y con una conversión de Clark, activo en el tablero ofensivo y un triple de Lucas Ortiz, los marplatenses se acercaron a 4 (44-40), dejando todo abierto para los últimos 10 minutos.

Lo que la visita venía insinuando hace rato, se confirmó en los primeros momentos del cuarto parcial. Una racha de Vildoza, con doble y triple incluído, acabó de consolidar la remontada, poniendo a los de Ramella en paridad con su rival en 47.

Cuando por primera vez en la noche Gimnasia se vio realmente contra la pared, su reacción fue importante. Schattmann anotó de tres puntos y De Los Santos sumó un par de nuevas penetraciones, para dejar a los suyos 56 a 51 adelante, y sobre todo, ponerle un freno al ímpetu que venían ganando los de Mar del Plata.

El golpe definitivo para que la victoria se quede en el Sur de nuestro país fue otro gran aporte de Aguerre, esta vez anotando un triple y una volcada en transición, para llevar la distancia al doble dígito (63-53) y dejar de lado la posibilidad de un final cerrado. Quilmes ya no tuvo aire para una respuesta y el local se quedó con el segundo punto por 67 a 60.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*