Ciudad

El Sindicato de Trabajadores Municipales acusó a Mourelle de fascismo

blank

A pesar de que el Concejo Deliberante restauró los Códigos de Descuento a los empleados municipales, denuncian que el secretario de Hacienda Hernán Mourelle todavía se niega a darlos.

Ante esto, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) acusó a Mourelle de actitudes “fascistas” y de no respetar sus derechos. Si la situación no se resuelve, adelantaron que podría haber “serios conflictos”.

El Código de Descuentos estipula que los empleados puedan a créditos y compras en proveeduría, que luego les son descontadas de su sueldo. Su objetivo principal es permitirles obtener bienes y servicios en momentos en los que no poseen el dinero.

Este beneficio lleva más de 50 años en vigencia, pero el intendente Carlos Fernando Arroyo intentó vetarlo. Finalmente, los concejales votaron restituirlo y por eso el Ejecutivo debería otorgar los descuentos. La denuncia del gremio indica que esto no se cumple.

Por medio de un comunicado de prensa, los representantes acusaron al departamento ejecutivo municipal de ignorar y desvirtuar la Ordenanza aprobada por mayoría del Concejo Deliberante. Ante esto, afirmaron que no acatar lo resuelto por el organismo es “netamente anti sindical y anti democrático”, lo que podría causar “serios conflictos”.

“Los trabajadores municipales ven cercenados, una vez más, sus derechos”, comunicaron.

Desde el gremio calificaron la intencionalidad de las autoridades como un “mero capricho” sin justificativo y resaltaron que los códigos no producen ningún costo a la Municipalidad ni rédito monetario al STM.

Acerca del rol de Hernán Mourelle, los sindicalistas sentenciaron que hace uso “del fascismo que le es propio” y que “pretende vulnerar los derechos de los trabajadores”. Además, desmintieron que fueran 90 los beneficiarios de los códigos, como lo había afirmado el secretario de Hacienda, sino que afirmaron que son más de 2000.

 

2 Comentarios

  1. Esos simios ignorantes no saben qué es el fascismo. Lean un poco de historia, que los libros (o internet) no muerden. Nada que ver con el punto de vista de la administración municipal. Nada que ver.

  2. Una Ordenanza puede ser vetada por el Ejecutivo. Lo q no se puede creer es q se tenga 0 cintura política, como para provocar un conflicto con los Trabajadores por semejante estupidez. No existe una mesa chica política donde analizar la trascendencia de las decisiones? O existe el otrora autismo q tanto daño causó…..?