Política

El relato K ahora es mano a mano con el pueblo

2007625w948(Exclusivo desde Capital Federal) Ya el Patio de las Palmeras será un ridículo, cuando militantes rentados canten para los mohines de CFK. Hoy  hubo una demostración contundente del pueblo argentino, que le ha dicho basta a un estilo de gobierno, asfixiante hasta el hartazgo. A esta altura, cuando el acto apenas ha concluido, es imposible arriesgar el número de asistentes, pero sin dudas ha sido el acto más conmovedor desde 1983 a la fecha.

Todo se desarrolló  bajo una lluvia torrencial, que se descolgó (como estaba pronosticado) poco después de las 17. Pero nadie abandonó su lugar y un techo de paraguas, separó a los manifestantes de un cielo plomizo cargado de agua. Eran verdaderas mareas humanas, las que convergían sobre la Plaza Lorea. Provenían desde los cuatro puntos cardinales. El desfavorable factor del clima, potenció aún más la importancia de la demostración, cuando desde los despachos oficiales esperaban que la lluvia hiciera fracasar el acto.

2007619w948Para tener una idea, la Avenida de Mayo desde calle Sáenz Peña hasta Plaza de Mayo (16 cuadras)  fueron  insuficientes  para contener a la gente, hubo que utilizar las calles  paralelas adyacentes, como Rivadavia e Hipólito Yrigoyen, para poder llegar a las 20, al punto final de la concentración, el lugar del despacho desde el cual Nisman produjo la acusación  de encubrimiento contra CFK y otros funcionarios.

Por sui parte el agua, los paraguas y la multitud practicamente no permitieron divisar a la madre, a las hijas, y a la ex esposa de Nisman que con enormes dificultades debieron cubrir el recorrido.

La pérdida de la vida del fiscal Alberto Nisman fue el detonante. El disparador de tanta indignación colectiva, que encontró en la marcha del silencio, cómo canalizar su descontento de manera fulminante. Fue una manifestación en homenaje al fiscal, quien hace un mes exactamente fue hallado muerto en su residencia de Puerto Madero. No hubo ni un minuto de silencio, ni una bandera a media asta ni duelo oficial por decreto, como hubiera correspondido, este desfalco institucional, explotó hoy en todo el país.

0008170881Cómo quién ha perdido la brújula y también el Norte, se minimizó desde el P.E.N. la tragedia que vivió Nisman, por investigar al poder. Lo trataron de ensuciar y pasaron desde el suicidio consumado, al suicidio inducido hasta no descartar un asesinato. Se expuso hasta su vida privada y hasta se posó el foco en la vida familiar, aludiendo a sus hijas.

Hasta se relativizó con el inconcebible argumento, de que la denuncia tenía como objetivo, lograr opacar el exitoso momento turístico. La suerte corrida por Nisman, impactó decididamente en la población, pero que de ninguna manera se infunda algún atisbo de objetivo destituyente, como erróneamente se trató de adjudicar desde el gobierno.

En este especial y actual contexto, la mochila viene cargada, muy pesada, encima los niveles de credibilidad han descendido como nunca desde 2003. Hallar un motivo positivo desde el oficialismo, se ha convertido en misión imposible.

02-2Ya nadie duda de la inflación que destruye el poder de compra, la inseguridad ha quedado instalada para quedarse, los cortes de luz se sufren como todos los veranos, los jubilados empujados a la indigencia,  la recesión que golpea a los trabajadores, el aumento de la pobreza que aumenta con cada punto de inflación que oculta el INDEC y la corrupción demostrada y sospechada que adquiere ribetes escandalosos. En este panorama, el kirchnerismo libra una feroz interna para elegir sucesor, abandonando la gestión y a 40.000.000 de argentinos, que día a día con mayor desazón, observan una transición traumática, con varios turnos de elecciones de aquí al 10 de diciembre, cuando alumbre un nuevo gobierno.

Ya nadie muerde el anzuelo. La lucha no es contra el campo, tampoco contra Clarín, ni Moyano ni Barrionuevo son los estertores de los saqueos desestabilizadores, ni las corporaciones, ni los fondos buitres, ni los organismos de créditos internacionales, ni los que inducen las corridas cambiarias con el dólar paralelo. Hace sólo unas horas en esta Capital Federal del país, cientos de miles de personas expresaron con su fastidio, cuál es el límite de la tolerancia, aunque sólo hayan utilizado para eso batir las palmas, cantar el himno y gritar ¡¡¡Argentina,  Argentina!!! El más ingenuo de los políticos sabe cuál es el mensaje.

Definitivamente el kirchnerismo ha perdido la calle y para siempre. Si la manifestación de los fiscales, para hacer su homenaje a Alberto Nisman, se convirtió en un acto político, éste se produjo porque la gente decidió ir por todo, por todo lo que molesta y aborrece de este gobierno, por la corrupción y por sistemáticos empleos del engaño, disfrazados de actos de gobierno.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

 

Los comentarios están cerrados.