Ciudad, Información General

El precio de los alimentos cada vez más caro: “la gente empieza a endeudarse para comer”

Productos que se venden al costo para poder rotar la mercadería, listado de precios que se actualizan “constantemente” y el consumo que se reduce a lo indispensable. “El sueldo no alcanza y eso se nota. Vemos gente que viene, hace una compra mínima y paga con tarjeta”, dijo el dueño de un autoservicio local.

Pasaron pocos días desde que se dieron a conocer los últimos datos oficiales de pobreza, que exponen que el 42% de la población argentina no tiene los ingresos necesarios para absorber la canasta básica, una situación que no solo se da en un contexto de pandemia con pérdida del poder adquisitivo y retracción de la economía, sino donde también la inflación juega un rol preponderante.

Las últimas estadísticas difundidas por el Indec hablan de un aumento de precios de alimentos y bebidas que se ubican por encima de la inflación. Esto, sumado a una retracción en el consumo integra un combo que impacta sobre todo en los comercios minoristas del rubro.

La gente empieza a endeudarse para comer

“La gente compra lo mínimo e indispensable”, coincidieron desde almacenes y autoservicios de nuestra ciudad, quienes además notan que “la gente empieza a endeudarse para comer. Nosotros vemos que hacen una compra mínima de 400 o 500 pesos y pagan con tarjeta de crédito porque no tienen efectivo“, apuntó uno de los comerciantes del rubro consultados por EL POPULAR.

La tendencia no es nueva, pero se profundizó en el marco de la pandemia que lleva poco más de un año en nuestro país.

Hay productos que aumentan cada 15 o 20 días. Todos los días nos llegan listados de precios nuevos por whatsapp”, aseguró el dueño de un autoservicio que funciona hace once años en Giovanelli y Vicente López.

  • Los alimentos volvieron a ser uno de los rubros con subas pronunciadas entre los considerados por el Indec, presentando una inflación mensual cercana al 3,7% en marzo. “Cada vez todo cuesta más”, sostuvieron desde una despensa de barrio.

Hay productos de primera necesidad y otros que no lo son tanto y que es lo que primero deja de comprar la gente. “Si antes se daban un gusto con una gaseosa o una cerveza, ahora no”, expusieron los comerciantes consultados.

“Si antes se daban un gusto con una gaseosa o una cerveza, ahora no”

A esto se suma otro problema, “las distribuidoras no quieren vender, están vendiendo menos y las fechas de vencimiento de los productos son más cortas. Al no haber rotación, las cosas terminan teniendo un vencimiento cercano”, agregó Luis Sosa, quien preside el Centro de Almaceneros de nuestra ciudad.

Este problema, según su análisis, tiene una estrecha vinculación con la pandemia. “Se produce menos porque las fábricas están complicadas, con poco personal. Volvemos a estar como el año pasado”.

Desde un autoservicio olavarriense contaron que “todo cuesta más, pero lo que llama la atención es que están saliendo productos de calidad. Se cayeron las marcas intermedias o las líneas bajas“.

En cuanto a los precios, apuntaron que “hay cosas que remarcamos en un 10%, pero que deberían aumentar más. La gente viene, lo paga con tarjeta de débito que nos cobra a nosotros un 12% más. O sea, terminamos perdiendo, pero a veces es la única manera de vender determinados productos”.

elpopular.com.ar

Un comentario

  1. It is not my first time to pay a visit this site, i am browsing this web site dailly and take
    nice facts from here every day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*