Deportes

El piloto marplatense Marcos Siebert se consagró campeón del mundo en Fórmula 4

Marcos Siebert (Jenzer Motorsport,Tatuus F.4 T014 Abarth #18) La temporada del piloto oriundo de La Feliz fue espectacular no solo por el resultado final sino por la calidad de competidores a los cuales enfrentó.

Con los puntos del campeonato a su favor pero largando desde el undécimo lugar, la primera carrera fue clave para fortalecerse. Siebert se mantuvo fuera de los incidentes normales de las primeras vueltas y con la garra que lo caracteriza, rápidamente alcanzó un tranquilizador segundo puesto, que tras la victoria del alemán Mick Schumacher (hijo del múltiple campeón de F1), la diferencia en el torneo se redujo.

En lo que respecta a la segunda competencia, la largada volvió a ser emocionante y más aún en los primeros giros, donde el piloto argentino perteneciente al equipo Jenzer Motorsport, rodó por las variantes más difíciles del circuito de Monza rodeado de rivales.

Pasando el torbellino con frialdad, él marplatense se estabilizó en el quinto puesto y gracias a la lucha por la punta se fue encima de los punteros, llegando a la cola de su máximo rival Mick Schumacher, para protagonizar el duelo más intenso del año en el cual no se jugaba la punta de la carrera, sino el campeonato.

Se emparejaron en un par de oportunidades y el marplatense debió cortar la chicana y hasta poner dos ruedas en el pasto, ocasionando una leve rotura en el alerón delantero. Siebert se repuso y en un nuevo y fulminante ataque, superó a Schumacher y se dirigió hacia el título.

El auto del Prema ingresó a boxes también por la rotura del alerón delantero y al quedar fuera de los puntos, Marcos Siebert, se consagró campeón en Monza para alegría de sus seguidores y de un país.

Los comentarios están cerrados.