Política

El papa Francisco puso obispos vinculados e identificados con el peronismo

blank
El obispo Gabriel Mestre, luego de la celebración de Pascuas, marchó a reunirse con el papa Francisco en el Vaticano. En agosto se cumplirán 2 años de su asunción y se ubicó en el foco de un llamativo editorial de la prestigiosa periodista Laura Di Marco. Todo en el marco de una trascendente previa política que nos conduce a las elecciones generales durante los próximos meses.

­

La llegada de monseñor Gabriel Mestre al obispado de Mar del Plata, tiene llamativas coincidencias con el editorial de Laura Di Marco, en su columna editorial del programa La Trama del Poder que se emite por el canal La Nación+.

De las actitudes y mensajes del obispo, también se desprenden las mismas conclusiones, una misión pastoral que encubre con una indirecta y elíptica mención a una procedencia política, que estimula con sus vínculos.

Dice Di Marco:

Nos vamos a meter en un terreno sinuoso relación  entre movimientos sociales, Iglesia y poder

La relación con movimientos sociales y piqueteros y Cambiemos fue tensa desde el minuto cero desde que Macri asumió, y también con la Iglesia.

Se tensa por las malas novedades económicas, que venimos teniendo en los últimos meses, esta semana particularmente oscura, la inflación de marzo fue del 4,7 %, fue mucho más de la esperada y la medición interanual da 54 % de inflación acumulada

 El papa Francisco desde que Macri asumió, puso obispos críticos del gobierno, en las primeras líneas de la Iglesia, vinculados e identificados con el peronismo y muy críticos de la política oficial.

De la mala relación que tiene la iglesia con el gobierno de Cambiemos se salvan dos mujeres, la ministra  de Desarrollo,  Carolina Stanley y la gobernadora María Eugenia Vidal, de militancia católica, mujer vinculada a los pañuelos celestes y que  sintoniza con algunos obispos de la Iglesia.

Sin embargo, pese a ser una niña mimada, recibió recriminaciones en reunión en Chapadamalal, algunos obispos la acusaron de insensibilidad, pero desde otra parte de la Iglesia, advirtieron en privado, que no todos los obispos pensaban  igual. Maria Eugenia Vidal,  un poco se salva de esta relación oscura y tensa.

Los movimientos sociales se “kirchnerizaron” durante la era Macri. Aún quienes no estaban con Cristina Kirchner, como es el caso de Juan Grabois, quien era crítico del gobierno de CFK cuando estaba en el poder, pero se “kirchnerizó” con Macri en el poder

La ministra Stanley tenía un vínculo muy cercano con los piqueteros, a tal punto que acordó con ellos un desembolso de $ 30.000.000.000.- en diciembre de 2016 y después Juan Grabois terminó trabajando políticamente con Cristina Kirchner

Es decir, si alguna vez la relación fue buena entre piqueteros y Stanley, en este año electoral se quebró casi definitivamente Si hay charlas, serán de las segundas líneas con la ministra Stanley, no van ser directas como en otros años

La ministra admitió esta semana, lo que todo el mundo sabe, que muchas familias no pueden llegar a fin de mes; la pobreza está politizada en la Argentina, es parte de la grieta.

Macri prometió pobreza cero y pidió que se lo evalúe en función de la reducción de la misma, la realidad es que se  ensanchó, fruto de la crisis que vivimos el año pasado y está en niveles muy similares a los que había cuando Macri asumió.

Qué dice el gobierno frente a esto: nosotros decimos la verdad, las verdaderas cifras de la Argentina, las dolorosas cifras del país, 32 % de pobres, 12.000.000 de personas viviendo en la pobreza y  3.000.000 de personas viviendo en la indigencia.

El problema es que esa verdad le puede hacer perder las elecciones. Hace un año la pobreza era del 25 %. El salto y el deterioro fueron grandes y están vinculados directamente con la crisis fortísima que vivimos el año pasado.

El historiador Loris Zanatta, un estudioso de los populismos y la Iglesia Católica, desarrolla la siguiente teoría: La relación de tensión y conflicto entre Cambiemos y la Iglesia Católica,  tiene que ver con dos proyectos de país. El catolicismo y el papa Francisco, que tienen mucha influencia en la sociedad argentina,  están promoviendo una nación católica y vincula a la misma con el populismo.

Cambiemos está proponiendo una democracia liberal, algo parecido a lo que protagonizaba el alfonsinismo, una democracia liberal versus un populismo conectado con el catolicismo.

Fuente: La Nación+

Autor: Laura Di Marco

Un comentario

  1. Esta gente dice representar una institucion como la iglesia? en que manos hemos caido quienes dicen que no hacen politica la estan haciendo y de un modo en que han dividido un pais y no conformes el mundo.
    Total falta de valores y etica a lo que dicen representar.Derian empesar por hacerse cargo de tantos casos de pedofilia en su institucion y de desigualdad quienes hacen apologia de la caridad no propician lo mas digno el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*