Ciudad, Información General

El obispo honró a Santa Cecilia, patrona de la ciudad y de la diócesis

blank
Ayer por la tarde, monseñor Gabriel Mestre, obispo diocesano, presidió la eucaristía en honor a Santa Cecilia, patrona de Mar del Plata, de la diócesis, de la música y co-patrona de la Catedral. Concelebraron el vicario general, presbítero Luis Albóniga, el párroco del templo mayor de la ciudad, presbítero Ariel Sueiro y varios sacerdotes que se acercaron a celebrar a la Santa. Durante la eucaristía, anunciaron que el próximo año cuatro jóvenes ingresarán al seminario para comenzar su formación para ser sacerdotes.
 
Durante la homilía, el obispo remarcó «celebramos a Santa Cecilia: patrona de nuestra ciudad, de la parroquia de la Catedral y de nuestra Diócesis. Además la santa intercede y acompaña de manera particular la tarea y el servicio de los músicos y de los que se dedican de una u otra forma a este arte y también servicio comunitario, sobre todo en la animación festiva de la liturgia».
 
Haciendo referencia al evangelio, y a la vida de Santa Cecilia, propuso «mantener encendida la lámpara de la espiritualidad, la del camino sinodal y la del martirio». Y sostuvo la importancia de la espiritualidad «potenciar y re-direccionar lo que fuera necesario para que Dios sea el centro de nuestra existencia. Nuestro mundo y nuestra historia reclaman hombres y mujeres de fe en camino de santidad que tengan al Santo de los Santos como eje y sentido pleno de sus vidas».
 
«Cecilia fue parte de esa primera comunidad de mártires de Roma donde cada uno como parte de un todo eclesial dieron fiel testimonio de Cristo. Hoy, ante estos testigos, queremos renovar nuestro caminar juntos, nuestra experiencia comunitaria, nuestro sentido eclesial sinodal. Somos la Iglesia, somos el Cuerpo de Cristo que asume el desafío de caminar juntos en la audacia del Espíritu».
 
Finalmente, haciendo alusión al martirio de Santa Cecilia, habló sobre la proximidad de la beatificación de monseñor Angelelli, Fray Carlos, el padre Gabriel y Wenseslao Pedernera: los mártires riojanos. Un obispo, un fraile, un presbítero y un laico que gastaron su vida en entrega generosa por Cristo y por su pueblo. El martirio de Cecilia se hermana hoy para nosotros con el martirio de estos cuatro testigos de nuestro tiempo. Que nosotros también hoy podamos dar testimonio incluso martirial de entrega generosa por Cristo a nuestro pueblo. Testimonio de verdad y justica; de compromiso y misericordia. Que con Cecilia y los mártires riojanos podamos dar testimonio de nunca guardar odio propiciando siempre y en todas las instancias el diálogo, la cultura del encuentro y la amistad social».

Los comentarios están cerrados.