Ciudad, Información General

El Obispo celebró a Santa Rosa de Lima

El Monseñor haciendo uso de la palabra.

“Santa Rosa de Lima es la primera santa canonizada en nuestro continente. Poco tiempo después del encuentro de dos mundos, del descubrimiento de América, Santa Rosa surge en ese campo árido que era América Latina” comenzó diciendo el Obispo, Monseñor Juan Albeto Puigari en la celebración de Santa Rosa de Lima.

Luego habló de la virtud de la penitencia y la belleza que caracterizaba a la santa, “la primera gran lección de Santa Rosa es que hay que cultivar el alma, esa es la belleza verdadera, la que perdura hasta el cielo. Hoy nos importa mucho la belleza física, cuánto tiempo y dinero le dedicamos a la estética y qué poco le dedicamos a la belleza interior que es la más linda la que perdura, la que los años no marchita. Hoy la gente del mundo moderno se desespera si le sale una arruga en la cara y hace cosas que no haría para otras cosas. Yo siempre digo que conocí una persona que era maravillosa y estaba llena de arrugas, la Madre Teresa de Calcuta. Si ven las fotos la aprecian totalmente arrugada, consumida, pero es ese mismo signo lo que le daba una belleza maravillosa”.

Posteriormente Monseñor Puiggari, destacó otra de las virtudes de Santa Rosa, la humildad. “Ella siempre se sintió muy pequeña, y quiso desaparecer ante los ojos de los hombres, su fama corría en Lima pero ella se escondía. Hoy el hombre tiene  una enorme tentación de soberbia, de buscar sobresalir, por eso le da tanta importancia a la fama, buscamos tanto el aparentar; pero Jesús nos enseña lo contrario, hacer las cosas para desaparecer, hacerlas para los ojos de Dios. El Señor nos ha regalado los talentos,  pero no son nuestros, son de Él. Cuando nosotros hablamos, es mi vida hago lo que quiero, es mi tiempo, mi salud y yo hago lo que quiero; estás equivocado, son los de Dios, que te lo dio a ti, para que los pongas al servicio de los demás”.

Finalmente, el Obispo haciendo referencia al Año de la Familia que se celebra en nuestra diócesis, pidió a Santa Rosa, “que nos ayude a valorar nuestras familias y a hacer el bien en la nuestra, pero también en la Iglesia y la Patria, nuestras familias más grandes”. “Tenemos que hacer el bien, ingéniensela, sean creativos, el mal tiene que ser vencido. Salgamos de la actitud pasiva, nos pasamos protestando de que el país está mal pero nosotros tenemos que hacer el bien, en el trabajo, en el barrio, en tu parroquia, qué lindo es hacer el bien, y qué lindo es saber que Dios nos lo va a recompensar” insistió el pastor de la Iglesia Católica. “Los que hacen el bien marcan la historia, como Santa Rosa que fue conocida por Dios y por los hombres, pero también hay muchos santos en el mundo y en nuestra querida Mar del Plata que no son conocidos por los hombres pero sí por Dios” culminó Monseñor Puiggari.

Los comentarios están cerrados.