Ciudad, Información General

El nuevo plan para buscar el submarino ARA San Juan siguiendo la ruta hacia Mar del Plata

Ocean Infinity proyecta rastrillar el derrotero que debía seguir la nave, en un trayecto de 25 kilómetros de ancho.

A medida que va descartando las áreas sobre las que estuvo rastrillando sin éxito en las primeras tres semanas, Ocean Infinity prepara su nueva apuesta para dar con el ARA San Juan.

En cuanto finalice con la revisión de datos pendientes y el barrido de la zona 5, la última incorporada al operativo, comenzará a seguir el AVISS, el derrotero que debía llevar el submarino rumbo a Mar del Plata, una vez que dio parte de los inconvenientes que había sufrido en su sección de baterías.

El punto de partida será el sitio estimado desde donde se contactó por última vez con la base naval, la mañana del 15 de noviembre.

Según el sistema de comunicación satelital Iridium, ese contacto final sucedió a las 8.36 de aquel día.

“Desde allí y en dirección Noreste, se trazará un cajón, de unos 25 kilómetros de ancho, por donde se desplazarán los cinco vehículos autónomos submarinos (AUV) con que cuenta el buque”, explicó una fuente que viaja a bordo del Seabed Constructor.

blank
Las zonas de búsqueda y el derrotero que debía seguir el ARA San Juan hacia Mar del Plata (marcado en azul, como AVISS), en un plano del Ministerio de Defensa.

En Puerto Belgrano, donde tiene asiento el Comando de Operaciones de Adiestramiento y Alistamiento (COAA) de la Armada, sin embargo, aún no tenían precisión sobre el área 6 que incorporará Ocean Infinityal operativo en las próximas horas.

Hasta el momento, la empresa dio con 14 indicios, pero la mayoría resultaron ser formaciones del relieve submarino.

“Contendría parte de las áreas 1, 2, 5 y nuevas superficies al Norte sobre la derrota (ruta) del submarino“, explicaron desde la base naval sobre el nuevo sector.

Cómo es el operativo

blank
Clarín

Por contrato, la firma tiene libertad para diseñar su campo de acción. Al partir, el 7 de septiembre, contaba con cinco áreas iniciales (1, 2, 3A, 3B y 4), que coincidían con sectores ya relevados durante la primera fase del operativo de búsqueda, coordinado por el COAA y en el que se desecharon unos 80 contactos.

El 21 de setiembre se agregó el área 5, que aún no fue barrida en su totalidad, ya que está pendiente de revisión su zona Oeste.

Esa tarea estaba demorada por condiciones meteorológicas adversas, con olas de hasta 6,5 metros, con que se encontró el buque al regresar de madrugada a altamar, tras su parada técnica del martes en Comodoro Rivadavia.

Además de esa tarea pendiente sobre el lecho marino, el Seabed Constructor debe aún rastrillar los cañadones, una suerte de ríos submarinos, de las áreas 4 y 5.

Esos “sectores de sombra”, como se los denomina, de las zonas 1, 2 y 3 ya fueron barridos y sus datos revisados, pero no arrojaron resultados coincidentes con la presencia del submarino.

Una vez que se culmine con esas actividades, el buque noruego desplegará los AUV para remontar la ruta que debió llevar de vuelta al ARA San Juan a su apostadero natural.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*