Ciudad

El juez Hooft no se presentó ante el juzgado y fue declarado rebelde

s_100065_10096_HOOFT1RREl juez provincial Pedro Hooft fue declarado en “rebeldía” por el juez federal Martín Bava, quien lo citó a declaración indagatoria por sexta vez desde 2006, cuando se inició la causa por los secuestros de la “Noche de las corbatas”, perpetrados en 1977. Hooft se anticipó a la decisión de su par federal y presentó un hábeas corpus preventivo, con el patrocinio del abogado Alejandro Fargosi.

Según la denuncia penal que investiga Bava y que se inició con una presentación de la Secretaría de Derechos Huanos, Hooft no tramitó los habeas corpus ni las causas judiciales de los abogados secuestrados “a sabiendas de que” se encontraban en poder de las Fuerzas Armadas. Los secuestros y desapariciones fueron realizados entre junio y julio de 1977, en Mar del Plata. En la denominada “Noche de las corbatas” -que siguió a los secuestros de Jorge Candeloro y Marta García- detuvieron a once personas. Los primeros secuestros fueron en 48 horas: los abogados Norberto Centeno, Salvador Arestín, Hugo Alaiz, Camilo Ricci, Carlos Bozzi y Tomás Fresneda y Mercedes Argañaraz de Fresneda, embarazada de 4 meses. A ellos les siguieron otras detenciones en la siguiente semana: José Verde y su esposa, y María Esther Vázquez de García y su esposo Néstor Enrique García Mantica. De todos ellos, solo sobrevivieron José Verde y su esposa, Ricci y Bozzi.

“Póngase en conocimiento que en caso de incomparecencia injustificada (adviértase que éste sería el sexto llamado que se efectúa respecto del nombrado) será declarado rebelde”, señaló el juez Bava en la notificación enviada hace poco más de quince días. Allí precisó que si Hooft no se presentaba no podría llevarlo por la fuerza ante el tribunal porque se encuentra amparado por la Ley 25.320, que le concede la posibilidad de no presentarse a declarar.

Además, el juez Bava fijó audiencia para los funcionarios judiciales Federico L. Homme y Ricardo Monterisi para el 10 de noviembre por la mañana. A Monterisi lo investigan por “su actuación irregular” como titular de la Secretaría 6 del Juzgado Penal 3 de Mar del Plata en los procesos judiciales que se llevaron adelante por los secuestros del abogado Candeloro y su esposa, la psicóloga Marta García. Ambos fueron detenidos en Neuquén, por pedido del Ejército, y llevados a la Base Aérea de Mar del Plata, donde funcionó un centro clandestino de detención. Si bien Monterisi habría presentado su renuncia a la judicatura al mismo tiempo que se desarrollaron los secuestros, “habría tenido conocimiento” de los mismos por parte de las Fuerzas Armadas y “pese a ello, nada habría hecho, por la obligación que le imponía el cargo”, según indicó el juez Bava en la citación.

En su resolución de agosto de 2014,  el magistrado señaló que pese al fallo del jury –que resolvió no quitarle los fueros Hooft- el juez provincial continuaba bajo la lupa de la justicia federal por su actuación durante la “Noche de las corbatas”. Bava subrayó que la decisión del juzgado de enjuiciamiento no afectaba el proceso del juicio que él lleva adelante. Pero aclaró que, al no quitarle los fueros, los integrantes del jury –que encabezó el ministro de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Juan Carlos Hitters- permitieron sostener la “estrategia” del acusado “de evitar que se efectivice la audiencia” amparado en su condición de juez.

Infojus

5 Comentarios

  1. Mientras tengamos el gobierno que tenemos, Hooft no tiene, en el ámbito federal, ninguna garantía de imparcialidad judicial. Hay una mafia federal que le tiene “hambre” y Hooft bien lo sabe. Por eso su resistencia a prestarse a la farsa tan habitual en nuestros tribunales federales: pruebas falsas, pruebas verdaderas desestimadas (ejemplo, la grabación hecha al japonés), testigos truchos, etc.

  2. Ni hooft ni nadie va a poner la mano en la boca de un perro rabioso como el delincuente de Bava. Es logico que no se presente ante semejantes corruptos

  3. Néstor. Te aclaro que estoy con Hooft, pero no remitas a leer una nota del Jacobo, por favor !

  4. Mónica: la nota es de Alejandro Fargossi, no de Jacobo. No importa quién es el cartero, sino el contenido del mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*